-
No te lo pierdas

No te lo pierdas (283)

Científicos confían hallar vida en exoplanetas de TRAPPIST-1

El sistema planetario TRAPPIST-1 es, según los expertos, el mejor candidato para hallar evidencias de vida fuera del Sistema Solar, de cuyos siete planetas ahora se sabe que son rocosos, que es posible que algunos tengan agua en abundancia y que el más parecido a la Tierra es el cuarto, denominado 1e.

La revista Nature publicó varios estudios sobre lo último que se sabe de TRAPPIST-1, situado a 40 años luz de la Tierra, en la constelación de Acuario y formado por siete planetas, tres de ellos ubicados en zona habitable de su estrella, una enana ultrafría.

 

De los siete planetas, TRAPPIST-1e, el cuarto desde la estrella, es, por lo que se conoce hasta ahora, "el más parecido a la Tierra, aunque aún queda mucho por saber de él, en especial las condiciones de su superficie y si tiene atmósfera", según un comunicado de la Universidad británica de Birmingham.

Este es el único planeta con una densidad similar a la Tierra, lo que sugiere que puede tener un denso núcleo de hierro y no necesariamente tiene que tener una atmósfera espesa, un océano o una capa de hielo. Además, en términos de tamaño, densidad y de la cantidad de radiación que recibe de su estrella es el más cercano al nuestro.

1e, uno de los tres situados en la zona de habitabilidad de su estrella, "tiene posibilidades de albergar agua líquida" y su composición es "mucho más rocosa" que la del resto, lo que para los científicos es un "misterio".

 

Los nuevos estudios indican que, "potencialmente", algunos de los planetas "podrían albergar más agua que la Tierra, indicó en una nota el Observatorio Europeo Austral (ESO).

La densidad de los planetas, que ahora se conoce con mucha más precisión, sugiere que algunos podrían tener hasta un cinco por ciento de su masa en forma de agua, aproximadamente 250 veces más que los océanos de la Tierra, que supone solo el 0.02 por ciento de la masa de nuestro planeta.

Los planetas más calientes son propensos a tener densas atmósferas de vapor, y los más distantes probablemente tengan sus superficies heladas.

 

Eric Agol, uno de los científicos implicado en el estudio y citado por ESO en su comunicado, indicó: "¡Por primera vez tenemos una pista que nos dice de qué están hechos los exoplanetas del tamaño de la Tierra!".

TRAPPIST-1b y c, los planetas más interiores, parece tener núcleos rocosos y estar rodeados de atmósferas mucho más gruesas que la de la Tierra, mientras que 1d es el más ligero y los científicos no están seguros de si tiene una gran atmósfera, un océano o una capa de hielo", explica el ESO.

TRAPPIST-1f, g y h están lo suficientemente lejos de la estrella anfitriona como para que el agua pueda congelarse y formar hielos sobre sus superficies. Si tienen atmósferas delgadas, sería improbable que contuvieran las moléculas pesadas que encontramos en la Tierra, como el dióxido de carbono.

Los planetas que hay alrededor de TRAPPIST-1 fueron detectados por primera vez en 2016 con el Telescopio TRAPPIST-sur, instalado en el Observatorio La Silla de ESO.

Estas nuevas observaciones se han realizado tanto con telescopios basados en Tierra, como el Observatorio Paranal de ESO; como desde el Telescopio Espacial Spitzer y el Telescopio Espacial Kepler de la NASA.

En el futuro, el sistema TRAPPIST-1 "seguirá siendo un foco de intenso escrutinio por parte de numerosas instalaciones terrestres y espaciales", pues las medidas de densidad, combinadas con los modelos de las composiciones de los planetas, "sugieren firmemente" que sus siete planetas "no son mundos rocosos estériles".

Científico español anuncia que descubrió los primeros planetas fuera de nuestra galaxia

El astrofísico español Eduardo Guerras Valera y su colega Xinyu Dai, ambos investigadores de la Universidad de Oklahoma, en Estados Unidos, anunciaron el descubrimiento de los primeros planetas fuera de nuestra galaxia. El hallazgo se describió en un artículo conjunto publicado el pasado viernes en la revista científica Astrophysical Journal Letters.

Los científicos Guerras y Dai han fijado su atención en el cuásar RXJ 1131-1231, un agujero negro supermasivo y brillante. Entre el cuásar y la Tierra se encuentra una galaxia, a aproximadamente 3.800 millones de años luz de nuestro planeta, que curva la luz emitida por el cuásar. Los astrofísicos creen que el efecto observado se debe a la existencia de "una población de planetas huérfanos interestelares, con masas que van desde la de la Luna a la de Júpiter". Calculan que existen 2.000 planetas por cada estrella de dicha galaxia.

"Parece que la presencia de planetas pequeños flotando sin estrella, puede explicar la variabilidad que se observa en el cuásar lejano, cuya luz es magnificada por una galaxia que está en medio. Que explique la variabilidad no significa que sea el modelo correcto, pero sí parece plausible", afirma el astrónomo Guillem Anglada, profesor de la Universidad Queen Mary de Londres. Según Anglada, es diferente asumir "una distribución de pequeños cuerpos en la visual" y "concluir que hay 2.000 planetas produciendo ese efecto". Por lo tanto, cree que es un tema hipotético que necesita ser confirmado por otros grupos de investigación. Por su parte, el astrofísico Ignasi Ribas, director del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC), considera que no son planetas, sino "objetos de masa planetaria".

Ante las críticas de la comunidad científica, Guerras defiende sus resultados: "Los otros candidatos de masa planetaria tendrían que ser cúmulos de materia oscura muy pequeños, pero esto es solo una especulación que requiere mecanismos de formación 'ad hoc' y es muy forzado. La explicación más plausibles es la de planetas interestelares".

Hasta el momento, la comunidad científica conoce los 8 planetas que hay en nuestro Sistema Solar y ha verificado la existencia de otros 3.588 planetas, pero todos ellos dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Se calcula que nuestro universo observable alberga al menos 2 billones de galaxias como la Vía Láctea.

Microplásticos, grave amenaza para los gigantes marinos, revela estudio

Sydney.- Los gigantes marinos, como las ballenas, los tiburones y las mantarrayas, están gravemente amenazados por los microplásticos y los productos químicos en el océano, según un análisis científico publicado este lunes en la revista Trends in Ecology & Evolution.

Estos animales tragan y filtran miles de metros cúbicos de agua al día para captar plancton, pero a su vez pueden ingerir microplásticos directamente del agua o mediante presas contaminadas, indicaron los científicos.

Los productos químicos y los contaminantes relacionados con el plástico se pueden acumular durante décadas y alterar los procesos biológicos de los animales, lo que conduce a trastornos del crecimiento, del desarrollo y la reproducción, incluida la reducción de la fertilidad.

Mientras que aún se debe confirmar que existe una conexión entre la ingestión de microplásticos y la exposición a toxinas en animales que se alimentan por filtración, los estudios de aves marinas y pequeños peces han encontrado una relación, explicó Elitza Germanov, principal autora del estudio.

Las especies marinas están también en peligro porque sus hábitats se han convertido en núcleos de contaminación por microplásticos, como el Golfo de México, el mar Mediterráneo, la bahía de Bengala y el Triángulo de Coral, una zona desde Malasia hasta las islas Salomón, en el Pacífico.

Difícil, estimar concentraciones

Los microplásticos son pequeñas partículas de plástico de menos de cinco milímetros que son dañinas para la vida marina. Muchos de los animales, como las matarrayas, son especies amenazadas, por lo que es difícil estimar las concentraciones de plástico con métodos convencionales, como los análisis de estómago, explicó Germanov.

Así que estamos usando métodos no letales de recogida de muestras de pequeñas cantidades de tejido, que son analizadas en busca de marcadores químicos usando herramientas analíticas avanzadas y sensibles, añadió.

Muchos de los animales que se alimentan por filtración tienen una vida larga, pero pocas crías.

Maria Cristina Fossi, coautora del estudio, señaló que en otro que ella lideró sobre los tiburones ballena en el golfo de California y los rorcuales comunes en el Mediterráneo confirmó la exposición a químicos tóxicos.

Puesto que estas zonas son núcleos de microplásticos, nuestros resultados podrían indicar que los animales que se alimentan por filtración están ingiriendo microplásticos en sus zonas de alimentación, afirmó.

Su estudio detectó que los tiburones ballena podrían estar ingiriendo 171 pedazos de plástico, después de encontrar una media de 0.7 por metro cúbico de agua en Baja California, una importante zona de alimentación para estos animales.

Germanov, estudiante de doctorado de la Universidad de Mudoch, en Australia, aseguró que la contaminación de microplásticos podría reducir la población de especies ya de por sí vulnerables.

Dado que se prevé que la producción de plástico aumente globalmente, la investigación futura debería centrarse en las regiones costeras, donde la contaminación de microplásticos coincide con zonas vitales de alimentación y apareamiento de estos animales amenazados, concluyó.

Recientemente se han publicado numerosos informes y estudios sobre la amenaza que suponen para la vida marina los millones de toneladas de plástico que acaban en el mar cada año.

En 2017 apareció una ballena muerta con más de 30 bolsas de plástico en el estómago en Noruega y en Francia se encontró otra con 800 kilos. La agencia de Naciones Unidas para los océanos se refirió al problema como una crisis planetaria.

Desde 2015, se han generado más de 6 mil 300 millones de desechos plásticos. Sólo 20 por ciento es reciclado o incinerado; el resto acaba en la naturaleza o en vertederos.

Egipto desvela tumba de sacerdotisa de la era de faraones

El Cairo. Arqueólogos egipcios descubrieron en el sur del Cairo la tumba de una sacerdotisa del Antiguo Imperio adornada con pinturas murales bien conservadas, anunció el sábado el ministro de Antigüedades.

La tumba fue construida para Hetpet, sacerdotisa de la diosa de la fertilidad, Hathor, precisó el ministro Jaled al Anani en conferencia de prensa.

Fue descubierta en un cementerio cercano a las pirámides de Guiza por un equipo de arqueólogos egipcios dirigido por Mostafa Waziri, secretario general del consejo supremo de Antigüedades.

El cementerio alberga las tumbas de altos responsables de la V dinastía de los faraones (2494-2345 antes de Cristo), algunas de las cuales ya fueron excavadas en precedentes misiones arqueológicas, dijo el ministro.

El estilo arquitectural de las tumbas, sus decoraciones, sus coloreadas pinturas murales y su entrada, que conduce a una pieza en forma de L, son todos propios de esta época, según el ministro.

"Hetpet está representada en pinturas murales muy bien conservadas, mientras pesca y caza", según el ministerio.

El ministro indicó que las excavaciones iban a proseguir en esta zona, con la esperanza de hallar nuevos descubrimientos.

En los últimos dos años, Egipto dio luz verde a varios proyectos arqueológicos con la esperanza de hallar nuevos tesoros, en momentos en que el sector turístico ─uno de los pilares de la economía─ apenas logra despegar debido a la inestabilidad política y la falta de seguridad en el país.

Cerebro de monos clonados dará luz sobre el Alzheimer y el Parkinson

A Sun Qiang le gusta la historia del Rey Mono desde que era niño. Envidiaba la magia de duplicación del mono que le permitía crear una copia a partir de unos mechones de cabello.

Ahora, Sun, de 45 años de edad y director del centro de investigación de primates no humanos de la Academia de Ciencias de China, se ha vuelto mago al clonar los primeros macacos idénticos con el mismo método de la oveja Dolly.

No puedo creer que lo lográramos, dadas las dificultades que tuvimos, señaló Sun cinco días después de que su investigación fue publicada en línea por Cell. Fue difícil hacer magia.

Desde que la oveja Dolly fue clonada con células somáticas adultas en 1997, se ha logrado la clonación de otros 22 mamíferos, incluyendo ratones, ganado, cerdos, gatos y perros.

Sin embargo, la clonación de primates no humanos con transferencia nuclear celular somática ha sido un desafío.

En 1999, estadunidenses clonaron macacos rhesus con un método más sencillo de división de embriones. Así, se logran gemelos, pero sólo se pueden generar hasta cuatro crías a la vez, lo que no es útil en la producción de varios clones genéticamente modificados para la investigación médica.

Intentos anteriores

Los intentos anteriores para clonar macacos con la técnica de Dolly generaron embriones viables que no lograron madurar hasta convertirse en bebés sanos.

Científicos del Centro Nacional de Investigación de Primates, en Oregon, estuvieron a punto de lograrlo en 2010. La macaca sustituta abortó de forma natural después de llevar el embrión cinco meses, explicó Sun.

Señaló que su equipo aceptó con gran valor la tarea de clonar primates no humanos.

La experiencia de los científicos estadunidenses mostró que este experimento no es una misión imposible. Pero siempre es más fácil decirlo que hacerlo, afirmó Muming Poo, uno de los autores del estudio y director del Instituto de Neurociencia del Centro de Excelencia en Ciencia Cerebral y Tecnología de Inteligencia Cerebral de Shanghai.

Sabemos que los espermatozoides compiten por llegar al óvulo. Sólo después de que el esperma activa el óvulo se puede desarrollar un embrión. Hacemos esta analogía: el beso de un esperma despierta a la bella durmiente, sostuvo Sun.

De acuerdo con Sun, no se produce la fertilización en la clonación, aunque la activación sigue siendo la clave en la transferencia. La técnica comienza removiendo el núcleo del óvulo que porta el ADN y remplazándolo con otro núcleo de otro cuerpo celular.

Una vez que un embrión es implantado en la matriz de una madre sustituta, no podemos hacer nada más que esperar, precisó el científico.

Sin embargo, el núcleo celular diferenciado de los monos, en contraste con otros mamíferos, como ratones o perros, se había resistido a la transferencia.

El equipo de Sun intentó varios métodos distintos para superar el desafío, pero sólo uno funcionó. Introdujeron moduladores epigenéticos después de la transferencia nuclear que activaban o desactivaban los genes que inhiben el desarrollo embrionario.

Los investigadores descubrieron que la tasa de éxito aumentó al transferir los núcleos tomados de diferentes células fetales, como fibroblastos, en la célula de un tejido conectivo.

No obstante, la tasa de éxito sigue siendo muy baja: de las 60 madres sustitutas sólo resultaron dos macacos saludables. Zhong Zhong y Hua Hua son clones de los mismos fibroblastos fetales de finales de 2017. También se utilizaron células de los donadores adultos, pero tales bebés sólo vivieron unas horas.

Otro reto fue el procedimiento. Como los fibroblastos fetales de los macacos no son transparentes, la enucleación requiere precisión y velocidad. El autor principal, Liu Zhen, un compañero de posgrado, se dedicó tres años a practicar y optimizar la enucleación.

Liu puede retirar un núcleo en menos de 10 segundos y los demás miembros del equipo realizan la inyección en 15 segundos.

El procedimiento de transferencia nuclear celular somática es tan delicado que entre más rápido se haga, menos daño recibe el óvulo, puntualizó Sun.

Sun está orgulloso de su equipo. Cuando empezó el experimento, el grupo rentó una instalación en un suburbio de Suzhou, al oeste de Shanghai, y los 17 miembros tomaron turnos para cocinar y cuidar a más de mil monos por si las madres sustitutas daban a luz antes de tiempo o abortaban.

Al recordar los sacrificios hechos por el equipo, Sun empezó a llorar. No teníamos mucho tiempo para ver a nuestras familias. Por suerte, todos los esfuerzos rindieron fruto, señaló.

Los dos macacos clonados son alimentados con biberón en el centro de investigación de primates no humanos y crecen con normalidad.

Dado que estos modelos con genes idénticos viven en el mismo ambiente, los investigadores podrán ver si sus cerebros se desarrollan de forma similar o divergen. Esto arrojaría luz sobre muchas enfermedades genéticas de los humanos, como el Alzheimer o el Parkinson, explicó Poo.

Aunque muchos expertos aplauden a los primates no humanos como animales idóneos para estudiar funciones fisiológicas únicas de los primates, activistas de China y del resto del mundo han criticado el experimento.

La necesidad energética de los osos es mayor de lo que se pensaba: estudio

Anchorage. Los osos polares necesitan ingerir más calorías de las que se creía hasta ahora, pero tienen poco éxito en la caza, de modo que algunos no consiguen saciarse por completo, según indicaron investigadores estadunidenses en la revista Science.

Los expertos observaron a nueve osas polares durante varios días en el océano Ártico y analizaron su metabolismo. Así comprobaron que más de la mitad adelgazaba.

Los osos polares, ya de por sí amenazados, podrían estar aún más presionados si las condiciones de caza continúan empeorando por el cambio climático.

El equipo de investigadores de Anthony Pagano, del Alaska Science Center en Anchorage, capturaron entre 2014 y 2016 a nueve osas polares en la región polar canadiense del mar de Beaufort. Después midieron su tamaño y su peso, además de diferentes valores metabólicos en la sangre y la orina.

Los investigadores colocaron collares GPS con una cámara a los ejemplares y los volvieron a liberar. Tras entre ocho y once días volvieron a capturarlos. La demanda de energía calculada de los osos polares durante el tiempo del estudio fue 1.6 veces mayor a lo que se suponía hasta el momento.

Más de la mitad de las osas presentó un balance energético negativo: Los animales consumieron más energía de la que ingerían con la comida y perdieron masa corporal. Hasta ahora los expertos creían que los osos polares necesitaban ingerir menos calorías porque no tienen ningún enemigo natural y porque su método de caza no exige demasiado esfuerzo físico: esperan sentados en un témpano de hielo a que una foca emerja del agua para respirar.

Los investigadores calcularon que una osa debe comer en 12 días una foca adulta para equilibrar por lo menos el consumo de energía. Sin embargo, durante el estudio solo lo consiguieron cuatro ejemplares.

El resto de la alimentación consistió en cadáveres y animales jóvenes. En el futuro el consumo de energía de los osos aumentará, pues si el hielo continúa desapareciendo por el cambio climático, tendrán que caminar o nadar más lejos para encontrar placas de hielo firmes sobre las que puedan cazar, apuntan los investigadores.

Un nuevo descubrimiento podría cambiar el relato de la evolución humana

Un estudio publicado en la revista Nature sugiere que existieron otras poblaciones de humanos en Asia a la par de que el Homo sapiens apareciera en África. 

En Attirampakkam, al sudeste de la India se descubrieron más de 7.000 herramientas de piedra que datan de hace 385.000 años. Estas están hechas con la técnica de Levallois, un procedimiento de lascado aplicado en utensilios del Paleolítico Medio.

Esta técnica ha sido registrada en herramientas que utilizaban poblaciones de homínidos en África y Europa hace entre 400 y 200 mil años, incluyendo el Homo sapiens africano y los neandertales europeos.

Se podría suponer con este descubrimiento que poblaciones de Homo sapiens con experiencia en la fabricación de este tipo de herramientas habrían emigrado de África y se mezclaran con poblaciones locales al sur de Asia.

Shanti Pappu, arqueólogo que dirige el grupo de investigadores del Centro Sharma para la Educación del Patrimonio, comentó que, a pesar de este descubrimiento, no se puede decir exactamente quién fabricó estos instrumentos.

"No podemos estar seguros de quién hizo las herramientas de Attirampakkam, porque carecemos de fósiles [de homínidos] para este periodo de tiempo en la India", explicó Pappu.

Por otra parte, el Dr. Michael Petraglia, arqueólogo del Instituto de Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, quien no estuvo involucrado en la investigación, dice que estos utensilios no son suficiente evidencia para decir que los Homo sapiens de África salieron del continente antes de lo que se ha manejado hasta ahora.

"Simplemente, no lo compro", declaró el Dr. Petraglia, especialista en la temprana evolución humana en Asia, quien sí estuvo de acuerdo con otra hipótesis planteada por el profesor Pappu de que humanos no modernos vivieron en el sureste de la India y desarrollaron este estilo de herramientas sin necesidad de influencias de poblaciones foráneas.

Este estudio es publicado luego del reciente descubrimiento de un maxilar humano de hace 200 mil años en Israel que podría significar que las poblaciones de Homo sapiens migraron al Medio Oriente alrededor de 100 mil años antes de lo que se pensaba hasta ahora.

"superluna azul de sangre" por primera vez en un siglo y medio

Este 31 de enero somos testigos, por primera vez desde 1866, de una 'superluna azul de sangre'. Así es como la NASA denomina la coincidencia de tres fenómenos lunares:

  • Una 'superluna': Durante el evento, el satélite natural de la Tierra se ubicará en su punto más cercano a nuestro planeta, a 358.994 kilómetros de distancia. De esta manera, la Luna parecerá más grande y tendrá un mayor brillo.
  • Una 'Luna de sangre': En referencia al color rojizo que adquiere nuestro satélite durante un eclipse total. Esto se debe a que la Luna tiene un brillo más tenue de lo normal a causa de recibir menos luz del Sol.
  • Una 'Luna azul': Es el nombre que recibe la segunda luna llena en un mismo mes. La primera se registró entre el 1 y el 2 de enero de este año.

El eclipse total de la Luna se podrá apreciar en la parte oriental de Rusia, el Extremo Oriente, en el este de Asia, Australia, Nueva Zelanda, el oeste de EE.UU. y Canadá. Mientras, en la mayor parte de Sudamérica y África la luz del día no permitirá contemplar este fenómeno.

'superluna azul de sangre' transmisión en vivo...

Hallan vínculos entre la siesta y un trastorno cerebral incurable

Un grupo de científicos de la Escuela de la Medicina Washington, de la ciudad de San Luis (EE.UU.), ha encontrado una relación entre la inclinación de una persona de hacer la siesta y la predisposición al mal de Alzheimer.

En el trabajo de los estadounidenses participaron 189 personas con una edad promedio de 66 años. Los voluntarios llevaban un dispositivo en la muñeca que rastreó sus patrones de sueño durante unas dos semanas.

Además, a los participantes les tomaron imágenes de su cerebro con resonancia magnética para analizar las cantidades de amiloides, péptidos que provocan demencia y enfermedades cerebrales como el alzhéimer, señala New Atlas. 

Al analizar estos datos, los científicos llegaron a la conclusión que las personas con placas amiloides, que pueden alterar el funcionamiento del cerebro, duermen peor por la noche y tienen más probabilidades de experimentar somnolencia durante el día.

Oficial: El puma del este de Norteamérica ya no existe

El puma del este de Norteamérica, una subespecie del puma estadounidense (Puma concolor couguar), ha sido declarado oficialmente extinto, según informó la semana pasada el Registro Federal de EE.UU.

Según el Daily Journal of the United States Government o Registro Federal en EE.UU., el animal ha quedado excluido de la lista de especies en peligro de extinción ante la falta de pruebas de su existencia desde 1938, ya que ni un solo ejemplar de esta subespecie ha sido visto desde ese año en América del Norte. 

El puma del este de Norteamérica fue listado en el registro de especies en peligro de extinción en 1973. En 2015 el Registro Federal publicó una solicitud para excluir al animal de la lista y dos años después el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos ha decidido eliminar al Puma concolor couguar de dicha lista federal.

Suscribirse a este canal RSS
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses