No te lo pierdas

No te lo pierdas (359)

Alarma científica: Esta es la razón por la que se está hundiendo el fondo del mar

El suelo de nuestros océanos se está hundiendo poco a poco debido a la creciente presión que ejerce el aumento del nivel de las aguas sobre él, según revela un nuevo estudio.

Los científicos que han llevado a cabo la investigación aseguran que el impacto del aumento de la temperatura de las aguas ha sido infravalorado. Sostienen que el deshielo de los glaciares no solo hace crecer el nivel del mar, sino que también provoca el hundimiento del lecho marino.

En otras palabras, lo que afirman los investigadores es que, para medir correctamente el aumento del agua en los océanos, no solo se debe prestar atención 'por arriba' (esto es, cuánto sube el nivel del mar), sino también 'por abajo' (cuánto se ha hundido el fondo oceánico).

"El cambio de distribución del agua aumenta la masa total del océano y provoca que el fondo oceánico se hunda, en un fenómeno conocido como deformación elástica. Debido a los cambios en el equilibrio entre la masa de hielo y la hidrología terrestre, los océanos han estado ganando masa durante las últimas décadas, lo que provoca un aumento en la presión sobre el fondo marino. Esta carga creciente hará que el suelo oceánico se hunda", explican.

Los investigadores usaron datos tomados entre los años 1993 y 2004 para determinar que, en ese período, el aumento de la cantidad de agua en nuestros océanos provocó que el suelo marino se hundiera alrededor de 2,5 milímetros (0,13 al año).

Los científicos se abren paso hacia la cuarta dimensión

Durante mucho tiempo se pensó que el universo tenía tres dimensiones espaciales: arriba-abajo, izquierda-derecha, adelante-atrás. En 1905 Albert Einstein nos ayudó con su teoría de la relatividad a conocer además 'la dimensión del tiempo'. Pero la nueva cuarta dimensión espacial ha permanecido oculta hasta ahora

Ahora un reciente estudio arroja luz sobre la teoría de la nueva dimensión espacial. Dos grupos de científicos de EE.UU. y Europa afirman haber descubierto la cuarta dimensión, que no es la de tiempo, y sus hallazgos se han publicado en la revista Nature.

Ilustración del paso de la luz a través de una matriz bidimensional de guía de ondas. La luz que fluye a través del dispositivo se comporta de acuerdo con las predicciones del efecto Hall cuántico. / Rechtsman laboratory / Penn State University

Los investigadores llevaron a cabo dos experimentos en que pudieron observar el efecto Hall cuántico —el movimiento de electrones dentro de un material limitado a dos dimensiones al atravesar este material un campo magnético de manera perpendicular—, y demostraron de manera teórica que este efecto puede ser extendido en cuatro dimensiones espaciales.

La proyección de un teseracto, el análogo cuatridimensional de un cubo.

Los expertos han diseñado sistemas de ingeniería con configuraciones bidimensionales especiales:

  • Los científicos europeos crearon un sistema 2D con átomos ultrafríos del metal rubidio y con límites establecidos por láseres. En este sistema los científicos lograron simular el transporte de cargas eléctricas, aunque los átomos no estaban cargados.
  • El segundo grupo de científicos creó otro sistema con partículas ligeras, en que la luz pasaba por una guía de ondas, un cristal especial capaz de controlar ondas de luz, algo que se puede imaginar al ver una caja de espaguetis, explica el portal tecnológico Gizmodo. En este sistema la luz tuvo que 'viajar' entre ambos puntos de uno de estos 'espaguetis', pero los científicos lograron que los fotones saltaran hacia los bordes opuestos y las esquinas de su sistema.

El primer caso representa el efecto 4D en la 'masa' de un sistema físico, mientras que el segundo experimento observa este efecto en las 'bordes' de este sistema, explicó a Gizmodo el físico Michael Lohse, de la Universidad Ludwig-Maximilians en Alemania.

El mundo sigue siendo tridimensional

No obstante, los experimentos no han podido crear en la vida real el efecto Hall, por que los sistemas experimentales, al igual que todo nuestro mundo, existen solo en tres dimensiones, si bien la cuarta y otras dimensiones existen en las matemáticas. Lo que demostraron los experimentos es cómo el efecto 4D se vería en el mundo real si este fuese cuatridimensional, explica el portal.

"Físicamente, no tenemos un sistema espacial 4D, pero podemos acceder a la física cuántica 4D usando este sistema de dimensiones inferiores porque el sistema de mayor dimensión está codificado en la complejidad de la estructura", destaca Mikael Rechtsman, principal investigador y profesor de física de la Universidad Estatal de Pensilvania, EE.UU., en una entrevista con Gizmodo.

En este sentido, si los objetos 2D son 'sombras' que proyectan los objetos 3D, de la misma forma los objetos 4D deberían proyectar sombras 3D incluso si el objeto 4D es imperceptible.

Aunque en el marco del estudio no se hallaron sistemas de cuatro dimensiones reales, sino más bien simulaciones de efectos 4D, los expertos pretenden realizar más investigaciones sobre los efectos de esta nueva dimensión.

Por una parte, los científicos esperan poder conocer más sobre la cuarta dimensión espacial observando sus 'sombras' en los sistemas físicos existentes en la vida real. Pero, por otra parte, tal vez serán capaces de crear algún día sistemas de ingeniería que podrán aprovechar las físicas multidimensionales del mundo tridimensional, como espera Rechtsman.

Revelan el número primo más grande del mundo, y tiene más de 23 millones de dígitos

La computadora del ingeniero estadounidense Jonathan Pace ha encontrado el 50º número primo de Mersenne, el mayor de los números primos actualmente conocidos. De acuerdo con el sitio web del proyecto de computación distribuida GIMPS, su longitud supera los 23 millones de caracteres.

Los números de Mersenne son números de la forma 2p-1, que incluyen los números simples y compuestos. El valor del indicador 'p' en el número primo recién encontrado es de 77232917, y su notación decimal es de 277232917-1 y contiene 23.249.425 caracteres. Eso significa que es 910.000 caracteres más largo que el penúltimo número primo de Mersenne encontrado.

Jonathan Pace ha estado buscando números primos durante los últimos 14 años. Para confirmar que 277232917-1 es simple, su ordenador, con un procesador Intel i5-6600,  pasó seis días computando. El descubrimiento del nuevo número primo más grande ya ha sido confirmado por otros especialistas en cuatro plataformas con software diferente.

Psicólogos descubren el secreto del amor 'eterno'

"Es importante verse solo dos veces a la semana y estar bastante tiempo alejado de su nueva cita para dar a sus sentimientos más profundos el tiempo suficiente para que puedan brotar desde su subconsciente", sostiene Scott Carroll, psiquiatra y autor del libro 'Don't Settle: How to Marry the Man You Were Meant For' ('No se conforme: Cómo casarse con el hombre para el cual estabas destinada').

"Estos sentimientos profundos son importantes, porque le ayudarán a ver cualquier detalle o problema con su nuevo amor", contó el especialista en una entrevista concedida a Bravo TV.

Aunque ver con frecuencia a un pretendiente puede intensificar sus sentimientos, esto también podría nublar su juicio, cree Carroll. Además, pasar demasiado tiempo juntos desde el principio puede hacer que su nueva pareja entre en pánico y rompa prematuramente.

Por su parte, Seth Meyers, doctor en psicología de la Universidad Yeshiva de Nueva York, destaca también en un artículo publicado en Psychology Today la importancia de no apresurar las cosas al principio de una relación y sugiere a las nuevas parejas verse solamente una vez a la semana.

El doctor Meyer advierte que la razón principal por la que las parejas no deben pasar demasiado tiempo juntas al inicio de la relación es porque esto las hace más propensas a tener intimidad física y sexual desde el principio.

Esto forja una "ilusión de intimidad y dependencia", a pesar de que llegar a conocer realmente a alguien suele llevar meses o incluso años.

 

Un "peligroso" asteroide pasará muy cerca de la Tierra este jueves

Justo para Navidad un telescopio del Observatorio del Monte Lemmon, de la Universidad de Arizona (EE.UU.), captó por primera vez el asteroide 2017 YZ4, descubierto recientemente. Durante este jueves, el cuerpo celeste volará a una cercanía potencialmente peligrosa de la Tierra, según parámetros de la NASA. 

El asteroide, con un diámetro estimado de entre 7 y 15 metros, pasará a unos 220.000 kilómetros de nuestro planeta, lo que es una distancia inusualmente corta en dimensiones espaciales, y lo hará a una velocidad de 10 km/s, aproximadamente. El acercamiento se producirá este jueves a las 16:56 GMT.

"Este es el primer asteroide conocido que sobrevuela la Tierra a una distancia lunar desde que dos de estos asteroides volaron a 35 minutos de distancia el 21 de noviembre, y el 52 de este año", comentó un portavoz NASA.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio califica a los asteroides como "potencialmente peligrosos" si se aproximan a nuestro planeta a más de 7.480.000 de kilómetros.

5 asombrosos descubrimientos y eventos científicos que marcaron 2017

Cada año, científicos en todo el mundo hacen nuevos descubrimientos que añaden un grano de arena al conocimiento humano.

2017 no ha sido la excepción: desde la detección de las elusivas ondas gravitacionales que había predicho Einstein hace más de 100 años hasta el desarrollo de una revolucionaria técnica de edición genética para evitar mortales enfermedades hereditarias, la ciencia nos ha regalado múltiples sorpresas.

Y el planeta nos ha sorprendido también, por ejemplo, con el quiebre de un iceberg gigantesco en Antártica que venía monitoreándose desde hace años.

BBC Mundo hace un repaso de 5 acontecimientos científicos que acapararon las noticias este año.

1. Ondas gravitacionales

2017 entrará a la historia como el año de las ondas gravitacionales.

En agosto, astrónomos de los observatorios Ligo en Estados Unidos y Virgo en Italia observaron las ondas gravitacionales —fluctuaciones en el espacio tiempo predichas por Albert Einstein hace más de un siglo- generadas por la colisión de dos estrellas muertas o estrellas de neutrones.

El evento ocurrió hace 130 millones de años.

Fue la cuarta vez en la historia que se detectan ondas gravitacionales pero la primera en que este evento se registra primero por estas ondas y luego por sus emisiones de luz en diferentes longitudes de onda.

El descubrimiento fue elegido por la revista Science como el más importante del año.

Cada una de las ondas gravitacionales detectadas fue generada por la colisión de agujeros negros hace miles de millones de años.

Y si bien su detección fue suficiente como darle el Premio Nobel de Física de este año a los científicos Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne, lo importante realmente es que abre un camino completamente nuevo en la astronomía para descubrir los secretos del universo.

2. Visitante interestelar

En octubre, astrónomos confirmaron la visita del primer asteroide interestelar.

Ilustración. Foto: ESO/M. KORNMESSER
BBC
Por su forma, muchos lo comparan con un cigarro. Foto: ESO/M. KORNMESSER

La velocidad y trayectoria del objeto bautizado Oumuamua, que en hawaiano significa “mensajero de lejos que llega primero”, fueron los primeros indicios que denotaron su procedencia de fuera de nuestro sistema solar.

No solo es el primer visitante interestelar, sino también uno de los objetos cósmicos más alargados que jamás se haya visto.

Una investigación del objeto demostró que no era portador de ninguna clase de tecnología inteligente y que podría contener agua en su interior.

Tras medir la forma en que Oumuamua refleja la luz del Sol, concluyeron que es similar a objetos helados de nuestro propio sistema solar que están cubiertos por una corteza seca.

3. Edición genética

Por primera vez en la historia, un equipo de científicos de Estados Unidos y Corea del Sur logró corregir en embriones humanos, mediante la edición genética, un gen defectuoso que produce una mortal enfermedad cardíaca hereditaria que padece una de cada 500 personas.

 

Este trastorno —miocardiopatía hipertrófica— puede hacer que el corazón deje de latir provocando una muerte súbita.

Está causado por un error en un solo gen (una instrucción en el ADN) y cualquier persona que lo lleve tiene un 50% de posibilidades de transmitirlo a sus hijos.

Este procedimiento, que tuvo lugar durante la concepción, abre la puerta a la prevención de alrededor de 10.000 trastornos que se transmiten de generación en generación, dijeron los investigadores.

En septiembre, otro equipo —esta vez de China— reportó haber corregido embriones humanos que llevaban un gen recesivo de una enfermedad hereditaria de la sangre conocida como talasemia, en la que ambas copias contenían la mutación problemática.

La innovadora técnica de edición genética utilizada fue descrita por el científico que la desarrolló como una “cirugía química” de precisión.

Se trata de una técnica pionera que se conoce como “edición de base“, desarrollada el año pasado en EE.UU., en la Universidad de Harvard.

El método para modificar el genoma es distinto de la técnica de edición CRISPR,

4. Separación de un monumental iceberg de Antártica

Iceberg separado de la plataforma Larsen C. Foto: COPERNICUS SENTINEL 1 DATA/BAS.
BBC
La grieta fue detectada hace años pero comenzó a profundizarse en 2014. Foto: COPERNICUS SENTINEL 1 DATA/BAS.

Uno de los icebergs más grandes de los que se tenga registro (de cerca de 6,000 Km2) se separó del continente blanco a mediados de julio.

El gigantesco bloque de hielo representaba cerca del 12% de la superficie de la región conocida como Plataforma de Hielo Larsen C.

La grieta se originó hace varios años y se aceleró desde 2014.

El futuro de la plataforma es incierto, pero si colapsara, podría liberar glaciares que contienen agua suficiente como para aumentar los niveles global del mar en un centímetro.

5. 7 planetas parecidos al nuestro

Ilustración de TRAPPIST-1. Foto: NASA/JPL-Caltech.
BBC
Los planetas orbitan una estrella fría y de poca masa en la constelación de Acuario. Foto: NASA/JPL-Caltech.

En febrero, científicos reportaron el hallazgo de siete planetas de un tamaño similar al de la Tierra orbitando alrededor de una estrella denominada TRAPPIST-1, a 41 años luz del Sol.

La estrella -fría y de poca masa- se encuentra en la constelación de Acuario.

Es la primera vez que se hallaron tantos planetas de un tamaño similar al del nuestro, orbitando la misma estrella.

Esto podría indicar que la Vía Láctea está en realidad repleta de cuerpos celestes que por su tamaño y firmeza se parecen a nuestro mundo rocoso.

Lo llamativo del hallazgo es la cantidad de planetas de TRAPPIST-1 que se encuentran en órbitas relativamente templadas (la llamada zona habitable).

Estos planetas son algunos de los más interesantes para explorar en los próximos años.

Un astrónomo define la autentica naturaleza de la Estrella de Belén (y no es un cometa)

A medida de que se acercan las festividades navideñas, el tema de la auténtica naturaleza de la Estrella de Belén empieza a ocupar las mentes inquietas de historiadores, teólogos y astrónomos.

Así, el director del Observatorio Universitario de la Universidad de St. Andrews (Escocia), Aleks Scholz, ha aventurado en un artículo que la Estrella de Belén pudo haber sido una conjunción planetaria.

Habitualmente, en las imágenes navideñas la Estrella de Belén se presenta como un cometa con una cola larga y luminosa. Sin embargo, el astrónomo escocés opina que la Estrella -que, según la Biblia, avisó a los Reyes Magos sobre el nacimiento del niño Jesús y los guió hasta él- no era un cometa.

Uno de los candidatos a ser la Estrella de Belén es el cometa Halley. Pero se le vio en el cielo el año 12 a.C., es decir, antes de la fecha convencional de nacimiento de Jesucristo, subraya Scholz.

Por otra parte, en aquella época los cometas se percibían como heraldos de la perdición, algo contrario al nacimiento del niño Jesús. Además, "los cometas no se ven como estrellas, y aquellas personas no eran estúpidas" y habrían sabido distinguirlos, argumenta el científico al referirse a los Reyes Magos.

Tampoco era una supernova

El astrónomo tampoco ve plausible otra teoría, que supone que la Estrella de Belén era una nova o una supernova.

Scholz no descarta la posibilidad de que en aquel entonces sucediera ese evento celestial, pero opina que "las personas no habrían sabido cómo interpretarlo".

Una excepcional cadena de conjunciones

Frente a esas hipótesis, el escocés postula como más verosímil la teoría de que la luz de la Estrella de Belén fue formada por varios planetas que se encontraron cerca: una conjunción planetaria.

El científico indica que con la fecha del nacimiento de Jesús coinciden varios encuentros raros de planetas prominentes. Todo empezó en el año 7 a.C., con el encuentro de Júpiter y Saturno. Marte se les unió un año más tarde.

Después, entre los años 3 y 2 a.C., se registró una excepcional cadena de conjunciones: "Saturno con Mercurio, Saturno con Venus, Venus con Júpiter y Venus con Mercurio. Luego, de nuevo Júpiter con Venus, y esta vez se acercaron tanto que parecían uno solo para el ojo humano", asegura el científico.

"Por la misma época, Júpiter, el planeta de los reyes, bailaba alrededor de la estrella brillante Regular, la estrella de los reyes. Entonces Júpiter se detuvo en la constelación de Virgo, visto desde Jerusalén, directamente sobre Belén", indica Scholz.

Se trata de "un espectáculo de planetas con una gran importancia astrológica, que ocurre en el momento adecuado", concluye el astrónomo, al indicar que la fecha exacta del nacimiento del niño Jesús "aún se debate".

No hay una respuesta definitiva

"Puede que deberíamos quitar las estrellas en forma de cometa de los árboles de Navidad y reemplazarlas por planetas triples", propone Scholz. A esto añade que no hay, y posiblemente no habrá, una respuesta definitiva con respecto a la naturaleza de la Estrella de Belén.

"Quizás esta sea una de las preguntas que se supone que no deben ser respondidas", finaliza.

¿Qué tan probable es que nieve en la Ciudad de México?

La tercera tormenta invernal de la temporada de frentes fríos 2017-2018 podría ocasionar nevadas matutinas de 2 a 10 centímetros de espesor en la zona montañosa del norte de México, según informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de dicho país latinoamericano.

De acuerdo con este organismo, en los próximos días la República Mexicana registrará temperaturas de entre 0 a -5 grados centígrados, en las regiones de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro. Las condiciones descritas serán generadas por el frente frío número 17, "que se extenderá sobre el noroeste y el norte del territorio nacional", detalló la Conagua.

Debido a los cambios precipitados en el tiempo, los ciudadanos se preguntan si, en algún momento de la historia de México, podría caer nieve en la capital del país, tal como ocurrió hace 50 años, el 11 de enero de 1967. De acuerdo con medios locales, en aquella época más de la mitad del territorio nacional amaneció cubierto de nieve, incluyendo la Ciudad de México.

El enigma resuelto

De acuerdo con el meteorólogo estadounidense, Michael Saenz, sí puede caer nieve en la capital mexicana, pero para que eso suceda, tienen que presentarse condiciones específicas en el tiempo de la metrópoli, entre ellas, "lluvias de intensidad media o media alta durante 12 horas, lo que provocaría que la temperatura ambiente descienda hasta los cero grados centígrados, gracias a las corrientes de aire heladas", detalló.

En entrevista, el experto dijo que, "además de estos factores, los vientos deben de disminuir su fuerza, ya que la Ciudad de México cuenta con corrientes de aire de entre 30 y 40 kilómetros por hora, lo que impide la formación de grandes nubes y que, junto con la lluvia y el descenso de la temperatura ambiente, generarían la caída de nieve o agua nieve". 

Saenz agregó que "los fenómenos que actualmente se pueden presentar en la capital mexicana son nubosidad de baja intensidad o neblina, temperaturas de 0 hasta -1 o -2 grados centígrados". Asimismo, el meteorólogo de EE.UU. reconoció que "las condiciones extremas en el ambiente se deben al calentamiento global, provocado por la emisión de grandes cantidades de gases contaminantes en el planeta".

Cabe mencionar que, además de la nevada de 1967, en México se presentó este mismo fenómeno en los años de 1907, 1920 y 1969. Después de esta última fecha, solo los estados norteños del país han sido testigos de dicho fenómeno natural que, año con año, atrae la atención de niños y adultos por sus múltiples actividades recreativas.

Un asteroide de gran tamaño pasará cerca de la Tierra

Houston.- Este 17 de diciembre de 2017 el asteroide denominado (3200) Faetón pasará cerca de nuestro planeta según informa la NASA, que lo describe como «potencialmente peligroso», a la vez que aclara que no representará amenaza para la Tierra.

Se trata de un cuerpo relativamente grande (de unos cinco kilómetros de diámetro), que pasará a 10 millones de kilómetros de la Tierra, lo que se considera una distancia pequeña para los estándares cósmicos, pero que no ocasiona daños a los habitantes de nuestro planeta, de ahí la clasificación de la Agencia de Aeronáutica y el Espacio de estados Unidos.

El asteroide, explica el medio RT, toma su nombre de una inusual órbita: en el perihelio se acercará hasta ubicarse a 20 millones de kilómetros del Sol. A modo de comparación, Mercurio, el planeta más cercano a la estrella que nos alumbra, dista de ella 46 millones de kilómetros.

Otra característica interesante de este cuerpo celestial es que está acompañado de una hermosa lluvia de meteoros, las Gemínidas. Su actividad máxima se produjo entre los días 13 y 14 de diciembre. Ese fenómeno se puede observar anualmente, y el propio Faetón se acerca repetidamente a la Tierra.

Mediante un sistema propio de modelado, conocido como Astro-Model, la comunidad astronómica de la Universidad Estatal Immanuel Kant, de Rusia, ha construido una simulación del asteroide Faetón.

¿Podría ser el asteroide Oumuamua una nave alienígena?

Los científicos vienen analizando a Oumuamua ('primer mensajero' en hawaiano), el primer asteroide interestelar que entró en nuestro Sistema Solar, desde que fuera descubierto el pasado 19 de octubre por astrónomos de la Universidad de Hawái.

El equipo de Breakthrough Listen, un ambicioso proyecto científico para la búsqueda de vida extraterrestre en otras galaxias del que es integrante Stephen Hawking, está usando uno de los telescopios más grandes del mundo para monitorizar durante 10 horas al extraño objeto interespacial, que se encuentra en Virginia Occidental (EE.UU.). La observación arrancó la tarde de este miércoles y concluyó la mañana del jueves, aunque sus resultados aún no han sido anunciados.

Los científicos buscan señales electromagnéticas provenientes de Oumuamua que no pueden ser producidas por la naturaleza, por lo que, en caso de hallarse dichas señales, confirmaría que se trata de una nave extraterrestre.

El asteroide, considerado el primer objeto interestelar que procede del exterior del Sistema Solar, fue definido por la NASA como un objeto rocoso con forma de aguja o cigarro —algo extraño, puesto que la mayoría de los cometas son redondos— y de tono rojizo que viaja a unos 315.000 kilómetros por hora

"No queremos ser sensacionalistas de ninguna manera, y somos muy realistas sobre las posibilidades de que esto sea artificial", afirmó el financiador del proyecto, el multimillonario ruso Yuri Milner, a la revista Scientific American.

"Es muy misterioso cómo ha formado esta apariencia"

Los científicos no saben con certeza de qué material estaría hecho Oumuamua, pero barajan la posibilidad de que se trate de roca o metal, al no encontrarse la típica nube de polvo espacial que dejan los asteroides. 

"Creemos que este asteroide es muy largo, con unos 400 metros, y estrecho, alrededor de 40 metros. Tiene una forma muy extraña. Es muy misterioso cómo ha formado esta apariencia", asegura el director del Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, Paul Chaos, en un video del canal de la NASA en Youtube.  

La alargada forma del asteroide hace probable que se trate de una nave interespacial, ya que minimiza la fricción y el daño del gas y polvo interestelar, como explican los científicos en un comunicado de la web de Breakthrough Listen. También aclaran que aunque el origen sea posiblemente natural, aún no existe un consenso sobre cuál podría haber sido.

"Cuanto más estudio este objeto, más inusual me parece, lo que me hace preguntarme si podría ser una sonda artificial que fuera enviada por una civilización alienígena", admite Avi Loeb, director del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard a Milner, recoge The Atlantic. 

  • Oumuamua se encuentra a dos unidades astronómicas de la Tierra, esto es, al doble de la distancia existente entre nuestro planeta y el Sol, y no supone ningún peligro para la Tierra al estar abandonando el Sistema Solar.
  • El asteroide fue captado una vez se alejaba de nuestro planeta. 
Suscribirse a este canal RSS
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses