-
Ciencia

Ciencia (119)

Descubra cómo es el planeta 'infernal' que funde el hierro (VIDEO)

Un equipo de científicos ha podido detectar con el telescopio espacial Hubble moléculas brillantes alrededor del gigante gaseoso WASP-121 b, lo que avala que este planeta extrasolar tenga estratosfera, informa la revista 'Science Daily' citando un reciente estudio. Además, han observado que en ella se alcanzan temperaturas de 2.500ºC, capaces de fundir el hierro. 

Las moléculas brillantes de este planeta situado a 900 años luz de la Tierra son producidas por un peculiar fenómeno: tras perder energía por las subidas de temperaturas las moléculas de agua emiten radiación infrarroja, que el ojo humano no puede detectar. El WASP-121 b está situado muy cerca de su estrella y tarda un poco más de un día en dar la vuelta alrededor de ella. 

"Este resultado es fascinante porque muestra que un rasgo común de la mayoría de las atmósferas de nuestro sistema solar –una estratosfera cálida– también puede encontrarse en las atmósferas de planetas extrasolares", comenta el coautor del estudio Mark Marley citado por la revista 'Science Alert'.

El hallazgo permite comparar procesos en atmósferas de planetas extrasolares con los mismos procesos que "ocurren bajo diferentes condiciones en nuestro propio sistema solar", concluye Marley.

 

 

Resuelven el misterio del origen de las antiguas civilizaciones europeas

La civilización minoica (de 2600 a 1100 aC), o también llamada cretence, y su contraparte en el continente, la civilización micénica (de 1700 a 1050 a. C.), fueron las primeras sociedades alfabetizadas de Europa y los antepasados ​​culturales de la posterior Grecia clásica. Sin embargo, la cuestión de los orígenes de los minoicos y su relación con los micénicos hasta ahora había sido un misterio.

Los investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana (Alemania), en colaboración con otras organizaciones científicas, decidieron determinar quiénes eran los antecesores de los minoicos y los micénicos, cuál era la relación entre estas dos civilizaciones y descubrir si eran realmente genéticamente distintas o no.

Puerta de los Leones en Micenas (Grecia). / Andreas Trepte / wikipedia.org / CC BY-SA 2.5

Para responder a estas preguntas, los investigadores analizaron su genoma a partir de los restos de 19 individuos, entre ellos minoicos, micénicos, un neolítico de la parte continental de Grecia e individuos de la Edad de Bronce del suroeste de la antigua Anatolia (el territorio de Turquía moderna). Luego los investigadores compararon los datos obtenidos tras este análisis con las características genéticas de 3.000 personas, antiguas y modernas, para clarificar la procedencia de los minoicos y los micénicos.

Los resultados de su trabajo han sido publicados este 2 de agosto en la revista 'Nature', de ello también informa el portal de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. 

Los investigadores encontraron que los minoicos, en lugar de llegar de una civilización distante, eran locales y descendían de los primeros agricultores neolíticos de Anatolia occidental y del mar Egeo. Asimismo, su análisis ha demostrado que los minoicos y los micénicos estaban estrechamente relacionados entre sí, así como también con los griegos modernos.

Además, los investigadores han encontrado rastros de una relación de los integrantes de estas civilizaciones con antiguos pueblos del Cáucaso e Irán, lo que podría apuntar a una migración desconocida hasta ahora.

Importante hallazgo: Descubren en la Antártida unas bacterias 'anti efecto invernadero'

Unas bacterias que se alimentan de metano han sido descubiertas a unos 800 metros por debajo de la superficie de la capa de hielo de la Antártida y este sorprendente hallazgo podría tener una gran importancia en la prevención del calentamiento global, según un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de las estadounidenses universidades estatales de Montana y de Luisiana y de la Universidad de Aberystwyth (Gales). 

Estas bacterias fueron descubiertas en el lago subglacial Whillans, de 60 kilómetros cuadrados, que se encuentra debajo de la superficie de la Antártida, según el estudio publicado en la revista Nature Geoscience. 

El lago ha estado aislado del contacto directo con la atmósfera durante miles de años y los científicos creían que no albergaba vida. 

El análisis de las bacterias recuperadas de lago Whillans reveló que estos microorganismos ganan energía a través del consumo de metano. Se encontró que también consumían casi el 99% del gas contenido en el lago

El descubrimiento de los científicos es de gran relevancia, ya que constataron que la manera en la que estas bacterias convierten químicamente el metano subglacial podría ayudar a combatir el impacto negativo que este gas tiene en la atmósfera de la Tierra.

Advierten de la catástrofe climática que nos espera a finales de siglo

El aumento de dos grados centígrados en la temperatura media del planeta de aquí a 2100 se considera un punto crítico que el mundo debería evitar a toda costa limitando las emisiones de gases invernadero. Sin embargo, según una nueva investigación de expertos de la Universidad de Washington (EE.UU.), es altamente probable que para finales del siglo el calentamiento global sea mucho mayor y que esto cause numerosos desastres naturales.

El estudio, publicado este 31 de julio en la revista 'Nature Climate Change', demuestra que la probabilidad de limitar el aumento del calentamiento a dos grados para finales del siglo es tan solo de un 5%. Según el cálculo estadístico realizada por los científicos, lo más probable, con un 90% de probabilidad, es que la Tierra se caliente entre 2 y 4,9 grados, lo que resultará en un aumento del nivel del mar, de las olas de calor y de frío extremas y de sequía e inundaciones.

Mientras tanto, el Acuerdo de París del 2015 sobre el clima establece el objetivo de mantener el nivel de calentamiento planetario en tan solo 1,5 grados.

"En general, las metas expresadas en el Acuerdo de París son ambiciosas pero realistas", comentó el autor principal del trabajo, Adrian Raftery, añadiendo: "Las malas noticias son que es improbable que sean suficientes para alcanzar el objetivo de mantener el calentamiento en o por debajo de 1,5 grados".

Sin embargo, los científicos creen que todavía es posible evitar alcanzar el punto crítico de dos grados si las economías globales toman medidas para reducir la así llamada intensidad de carbono, que es la cantidad de carbono emitida por cada dólar de actividad económica.

"Nuestros resultados muestran que es necesario un cambio abrupto de rumbo para lograr estos objetivos", comentó el coautor del estudio Dargan Frierson.

¿Por qué vemos fantasmas? Esto explica la ciencia

Ciudad de México

Una sombra en una fotografía, ruidos extraños a determinadas horas de la noche u objetos que se mueven solos podrían tener una explicación: fantasmas.

Estos entes suelen asustar a muchas personas y encuentran en lo paranormal una explicación; sin embargo, a lo largo del tiempo la ciencia ha tratado de probar o desmentir la existencia de los espíritus "del más allá".

Joe Nickell es uno de esos investigadores de lo paranormal que ha tratado de explicar, científicamente, los hechos paranormales. De acuerdo con él, a lo largo de sus 50 años de trabajo, nunca ha encontrado alguna evidencia de la existencia de los fantasmas, pero explicó al sitio Vox que puede haber tres causas principales por las que creemos ver almas deambulando o que algún ente habita en nuestra casa.

Infrasonidos

Estas ondas sonoras están por debajo del espectro que el oído humano es capaz de identificar y generalmente suele ser menores a los 20 Hz. Nickell explica que estos sonidos pueden producirse a diario por condiciones extremas del clima o aparatos como ventiladores. Las ballenas jorobadas también emiten sonidos por debajo de este espectro.

De acuerdo con un estudio de 1998 hecho por el ingeniero británico Vic Tandy, estos ruidos que no escuchamos, pero nuestro cerebro alcanza a registrar pueden provocar escalofríos, depresión o alucinaciones si el sonido está por debajo de los 18 Hz, pues hará que el ojo vibre a esa frecuencia ocasionando que veamos algo que en realidad no está ahí, explicó el astrofísico Neil deGrasse Tyson.

¿De verdad se te puede "subir el muerto"?

Se dice que el ocho por ciento de la gente experimentará alguna vez la sensación de estar consciente, pero no poder moverse o hablar, también conocido como parálisis del sueño.

Este fenómeno se caracteriza por suceder poco después de comenzar a dormir o antes de despertarse. Quienes lo experimentan aseguran ver sombras o incluso hasta demonios y, al sentirse incapaces de moverse o hablar, provoca una gran ansiedad y temor.

Sin embargo, no se trata de un espíritu apoderándose de tu cuerpo. Varios estudios neurobiológicos han señalado que esto se podría deber a una falla en los cambios de la fase REM del sueño, lo que ocasiona que el cerebro se despierte, pero el cuerpo siga dormido.

El duelo

Nickell mencionó el trabajo del psicólogo Oliver Sacks, quien en su libro The Man Who Mistook His Wife for a Hat explica que las alucinaciones podrían ser el resultado del dolor o trauma que significa perder a un ser querido.

De acuerdo con el psicólogo, estas alucinaciones no son terroríficas, sino que ayudan a la persona a lidiar con su duelo y aceptar la muerte de la persona.

Contaminación

Si bien esta variable no la toca Nickell, uno de los motivos por los que la gente podría ver fantasmas es por el exceso de monóxido de carbono en el ambiente.

De acuerdo con un relato de 1921, un doctor llamado W.H. Wilmer había tratado a una familia que después de mudarse a una casa antigua, comenzó a reportar alucinaciones: se escuchaba que arrastraban los muebles, podían percibir voces por las noches y llegaron a sentir la presencia de entes, según publico Wilmer en la revista médica American Journal of Ophthalmology.

Sin embargo, tiempo después se dio cuenta que el horno tenía una fuga que llenaba la casa de monóxido de carbono, el cual era responsable de las alucinaciones. Cuando ésta se arregló, la familia dejó de reportar avistamientos de fantasmas.

Necesitamos una respuesta

Finalmente Nickell explica que los fantasmas son una respuesta a una de las mayores interrogantes de la humanidad: ¿Qué sucede con nosotros después de la muerte?

De acuerdo con el investigador paranormal, la creencia en los fantasmas tiene que ver con las esperanzas y miedos de las personas. "Tenemos esperanza en que los fantasmas existan porque entonces no morimos y nuestros seres queridos no se fueron".

Científicos: Los religiosos se aferran a sus creencias incluso si estas contradicen el razonamiento

Investigadores de la Universidad Case Western Reserve (EE.UU.) han estudiado las características personales que mueven el dogmatismo en las personas religiosas y no religiosas. Según los resultados de dos estudios que llevaron a cabo y que se basan en encuestas realizadas a más de 900 personas, en ambos grupos el pensamiento crítico se vio más desarrollado en personas menos dogmáticas.

Tras analizar las respuestas de los encuestados y asesorar el dogmatismo, la empatía, los aspectos del razonamiento analítico y las intenciones prosociales, los científicos descubrieron que las personas religiosas eran más dogmáticas y empáticas y tenían las intenciones prosociales más marcadas.

"Los individuos religiosos pueden aferrarse a ciertas creencias, especialmente a aquellas que parecen estar en desacuerdo con el razonamiento analítico, porque aquellas creencias sintonizan con sus sentimientos de moralidad", comentó Jared Friedman, uno de los autores de los estudios.

El fundamentalismo religioso se vio altamente vinculado con la empatía. "Los terroristas, dentro de su burbuja, creen que lo que hacen es altamente moral", comentó el coautor de la investigación, Anthony Jack, advirtiendo sobre los extremos de la empatía. Los ateos, al contrario, mostraron niveles más altos de razonamiento analítico. En su caso, el incremento del dogmatismo se asocia a los niveles más bajos de empatía.

"La resonancia emocional ayuda a las personas religiosas a sentirse más seguras: cuanta más corrección moral ven en algo, más se reafirma su pensamiento", indicó el coautor de la investigación Anthony Jack.

Al contrario, las preocupaciones morales hacen sentirse menos seguras a las personas no religiosas, agregó Jack. Si los ateos llegan a los extremos, "pueden carecer de percepción para ver cualquier cosa positiva sobre la religión, solo pueden ver que contradice su pensamiento analítico y científico", señaló el investigador. El estudio ha sido publicado en la revista 'Journal of Religion and Health'.

¡Deje de dañar su salud! Científicos revelan qué hemos hecho de forma incorrecta toda la vida

A pesar de que muchos médicos de todo el mundo suelen prescribir a sus pacientes largos ciclos de antibióticos, este tipo de tratamientos no solo fracasa en ayudarnos a recuperarnos, sino incluso pueden dañar nuestra salud, según una nueva investigación llevada a cabo por un equipo de científicos británicos publicada este miércoles en la revista 'The BMJ'.

Los investigadores citan diversos documentos elaborados por distintas organizaciones relacionadas con el ámbito de salud que instan a los pacientes a completar hasta el final los ciclos de antibióticos recetados por sus médicos incluso si ya se sienten mejor, argumentando que interrumpirlos antes de tiempo podría incrementar la resistencia antibiótica del organismo.

Sin embargo, los autores del estudio señalan que no hay evidencia que pruebe esta afirmación, y advierten en cambio que tomar este tipo de medicinas durante más tiempo del necesario incrementa el riesgo de desarrollar esta resistencia.

Por este motivo, los expertos piden a los especialistas en el ámbito de la medicina que dejen de promover la idea de que se debe seguir los tratamientos con antibióticos de larga duración hasta el final e incluso que se posicionen públicamente en contra de ella por no estar basada en evidencias científicas.

"Los seres humanos somos inmigrantes extragalácticos"

Un nuevo estudio sostiene que los seres humanos, a diferencia de lo que se pensaba hasta ahora, estaríamos formados de materia que se desplazó miles de millones de kilómetros desde otra galaxia lejana, informa el portal EurekAlert!. En ese caso, hasta la mitad de los elementos que nos rodean y que existen en la Vía Láctea podrían estar compuestos de "materia extragaláctica".

Los investigadores utilizaron simulaciones de supercomputadoras para descubrir cómo las galaxias —incluida la nuestra— llegaron a adquirir su materia. La respuesta radica en el proceso de "transferencia intergaláctica", ocurrido cuando las explosiones de supernovas expulsaron enormes cantidades de gas de las galaxias, lo que hizo que los átomos fueran transportados de una galaxia a otra mediante potentes vientos galácticos.

Esto implica que la misma materia de la que estamos hechos, probablemente, empezó a existir en un lugar muy lejano antes de que fuera transportada a través del universo.

"Somos viajeros espaciales"

"Dado que gran parte de la materia de la que estamos formados puede haber venido de otras galaxias, podemos considerarnos viajeros espaciales o inmigrantes extragalácticos", declara Daniel Anglés-Alcázar, del centro astrofísico de la Universidad Northwestern, en Illinois (EE.UU.), que ha dirigido el estudio.

"Es probable que gran parte de la materia de la Vía Láctea estuviera en otras galaxias antes de ser expulsada por un viento poderoso, viajara a través del espacio intergaláctico y, finalmente, encontrara su nuevo hogar en la Vía Láctea", añade.

Las galaxias están muy separadas unas de otras, por lo que, a pesar de que los vientos galácticos se propagan a varios cientos de kilómetros por segundo, este proceso se produjo a lo largo de varios miles de millones de años. "Este estudio transforma nuestra comprensión sobre cómo se formaron las galaxias por el Big Bang", afirma Faucher-Giguère, coautor del estudio.

Los científicos descubren en qué hay que gastar el dinero para comprar la felicidad

Una nueva investigación sugiere que el uso de dinero para comprar más tiempo libre, como podría ser pagar a una persona para limpiar la casa o hacer la comida, mejora de manera efectiva el nivel de bienestar. Es más, comprar tiempo incrementa la felicidad, según afirma un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Por el contrario, el gasto de dinero en propiedades repercute poco en el nivel de felicidad, sostienen los científicos.

"Las personas que contratan a una empleada doméstica o pagan a un chico para cortar el césped pueden sentir que están haciendo el vago, pero nuestros resultados sugieren que comprar tiempo tiene beneficios semejantes en cuanto a la felicidad que tener más dinero", señaló una de las autoras del estudio, la doctora Ashley Whillans, profesora asistente en la Escuela de Negocios de Harvard, citada por The Telegraph.

Los investigadores encuestaron para este trabajo a más de 6.000 adultos en Estados Unidos, Dinamarca, Canadá y los Países Bajos. Se les preguntó a los encuestados si gastaban dinero para comprarse tiempo libre, y, en caso afirmativo, cuánto gastaban en ello cada mes. Los participantes calificaron también su nivel de satisfacción en la vida y respondieron a preguntas sobre su sensación de estrés relacionada con el tiempo.

Los que decían gastan dinero para ahorrar tiempo manifestaron tener un 23% más de satisfacción con su vida.

A pesar de los beneficios, los investigadores se sorprendieron al descubrir cómo muchas personas preferían invertir su dinero en hacer compras en vez de ahorrarse tiempo en actividades de la vida cotidiana.

En una encuesta separada a 850 millonarios, casi la mitad de ellos dijeron que no gastaban dinero para evitar hacer las tareas que les desagradaban.

Científicos hallan por primera vez la 'partícula ángel'

Científicos de la Universidad de Stanford y la Universidad de California han descubierto la evidencia de la llamada 'partícula ángel' o fermión de Majorana, anunciada hace 80 años por el físico italiano Ettore Majorana. Lo inusual de esta partícula, apodada así a partir de la novela de Dan Brown 'Ángeles y Demonios', consiste en que es al mismo tiempo su propia antipárticula, destaca el portal IflScience.

En 1937, Majorana sostuvo que dentro del tipo de fermiones, que incluyen protones, electrones y neutrones, algunas partículas deben ser sus propias antipartículas. La antipartícula, explica el portal, tiene la misma masa que la partícula, pero cuenta con una propiedad eléctrica o magnética opuesta. Por ejemplo, el positrón es la antipartícula del electrón y al reunirlas, una partícula elimina a la otra.   

Ahora, el equipo de investigadores realizó un experimento mediante el cual apiló juntas las películas finas de dos materiales cuánticos y pasó una corriente eléctrica a través de las mismas en una cámara de vacío enfriada. Con ayuda de un imán, los investigadores pudieron modificar la velocidad de los electrones, y en ciertos puntos esta acción causó la aparente aparición de las cuasipartículas de Majorana.

Los científicos precisaron que no observaron exactamente las partículas de Majorana, sino "las excitaciones en un material que se comporta como las mismas". Y aunque el equipo define su experimento como "una evidencia irrefutable" de estas inusuales partículas, se desconoce si las mismas pueden producirse naturalmente en el universo.

Suscribirse a este canal RSS
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses