-
Ciencia

Ciencia (179)

Este animal marino es capaz de atajar el cáncer

Un grupo de científicos de la Academia de Ciencias de Rusia y de la Universidad Federal del Extremo Oriente ruso, han demostrado, en colaboración con sus colegas de Alemania y Suiza, que el extracto de Cucumaria miniata, una especie marina de clase de holoturoideos o pepinos de mar, es capaz de frenar varios tipos de cáncer resistentes a la quimioterapia. 

Los investigadores detectaron un fuerte efecto curativo en el compuesto biológicamente activo frondoside A, que extrajeron de este animal marino. Según se informa en la página de la Universidad Federal del Extremo Oriente, "el efecto curativo del frondoside A ha sido probado en modelos de cáncer de vejiga y de linfoma resistentes a ciertos fármacos quimioterapéuticos". 

Según el comunicado, "el frondoside A es capaz de matar células tumorales que no tienen la proteína p53", un "elemento presente en las células sanas", pero que "muta en las cancerosas, dejando de ejercer su función protectora". "Los investigadores descubrieron que la sustancia extraída de cucumaria […] tiene un efecto tan fuerte que es incluso capaz de matar células que no tienen la p53, resistentes a la quimioterapia clásica", reza el texto. 

"Los resultados de nuestro trabajo revisten importancia tanto para la medicina práctica —como forma de destruir las células resistentes a tumores—, como para la ciencia fundamental, ya que se trata de una nueva propiedad biológica de una sustancia previamente conocida", comentó al portal Russkaya Planeta Serguéi Dyshlovói, autor principal del trabajo. No obstante, el científico precisa que hasta ahora los estudios se han llevado a cabo en cultivos de células tumorales y todavía requieren pruebas adicionales en organismos vivos.

Hallan un exoplaneta con una masa 13 veces mayor que la de Júpiter en el corázon de nuestra galaxia

Un gigantesco exoplaneta ha sido descubierto en el corazón de nuestra galaxia por astrónomos Instituto Coreano de Astronomía y Ciencia Espacial (Corea del Sur). La investigación utilizó imágenes de alta resolución, registradas por los telescopios Spitzer de la NASA y el Experimento de Lente Óptica Gravitacional (OGLE).

El nuevo planeta extrasolar, bautizado como OGLE-2016-BLG-1190Lb, tiene una masa 13,4 veces superior a la de Júpiter y gira alrededor de una estrella enana G. Esta tiene una masa equivalente a un 0,89% de la del Sol. El OGLE-2016-BLG-1190Lb completa su órbita aproximadamente cada 3 años terrestres y a una distancia de 2 unidades astronómicas (UA) de su propio 'sol', detalla el portal Phys.org.

Tarea sumamente difícil

El cuerpo celeste se encuentra a 22.000 años luz de la Tierra, en medio del bulbo galáctico de la Vía Láctea. La detección de planetas mediante métodos convencionales se vuelve una tarea sumamente difícil en esta zona de la galaxia, dada la gran presencia de estrellas distribuidas de manera caótica.

Es la primera vez que un exoplaneta es descubierto mediante microlentes gravitatorias. Se trata de una técnica basada en la alineación de dos estrellas, una enfrente de la otra, en la dirección observada. Así, el haz emitido por la estrella más alejada es refractado y amplificado a causa de la gravedad de la estrella más cercana.

En consecuencia, en caso de existir un planeta que orbite la estrella más cercana, este cuerpo celeste puede ser detectado al bloquear la luz de la estrella que está en el fondo. Además, la cantidad de luz obstruida permite estimar la masa y el tamaño del exoplaneta descubierto con esta técnica.

La OTAN puede emplear armas cibernéticas como medida de respuesta

El máximo responsable de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha explicado que "la OTAN está movilizando las capacidades cibernéticas de sus países miembro" para utilizarlas en sus operaciones y ha especificado que se reserva el derecho a emplear ese potencial como medida de respuesta militar si lo estima necesario.

 

Hallan un "planeta monstruo" que no tendría que existir

Un equipo internacional de astrónomos ha realizado un hallazgo desconcertante en la constelación Columba, ubicada a 600 años luz de nuestro sistema solar: un planeta más grande de lo esperado teniendo en cuenta las reducidas dimensiones de la estrella que orbita, reporta el portal Space.com.

La extraña pareja espacial la forman el gigante de gas NGTS-1b, cuyo tamaño es semejante al de Júpiter, que orbita una tenue y relativamente fría enana roja. El astro, según los especialistas, tiene solo la mitad de la masa y el radio del Sol. La distancia entre el planeta y su estrella constituye el 3% de la que media entre la Tierra y el astro rey. El cuerpo celeste recién descubierto recorre su órbita cada 2,6 días terrestres.

El radio del nuevo planeta equivale aproximadamente al 25% del de su estrella. Para comparación, el de Júpiter es solo un 10% del radio del Sol.

El hallazgo ha dejado perplejos a los astrónomos debido a que en teoría un tándem así no debería haberse formado. "El descubrimiento de NGTS-1b fue una sorpresa completa para nosotros: no se creía que planetas masivos así existieran alrededor de estrellas tan pequeñas", admitió el investigador principal del hallazgo Daniel Bayliss, de la Universidad de Warwick (Reino Unido).

"NGTS-1b fue difícil de encontrar, a pesar de ser un monstruo de planeta, porque su estrella madre es pequeña y débil", agregó Bayliss.

De acuerdo con los investigadores, se trata de la tercera vez que se topan con un gigante de gas que orbita alrededor de una enana roja, pero en este caso el planeta es mucho más grande que los vistos anteriormente.

El equipo internacional de astrónomos se pregunta cómo el astro pudo haber reunido suficiente material para construir un gigante de gas de tamaño de Júpiter durante la formación del sistema, recoge Space.com.

Descubren miles de pinturas rupestres de una civilización desaparecida en una isla del Caribe

Arqueólogos de las universidades de Leicester y Cambridge, del Museo Británico y del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico están descubriendo la concentración más grande del mundo de arte taíno ubicada en la pequeña y remota isla deshabitada de Mona, a medio camino entre Puerto Rico y República Dominicana. 

De momento, se han encontrado miles de pinturas y dibujos taínos con cabezas de animales y rostros humanos, a menudo híbridos, mezclados y entrelazados con patrones geométricos y curvilíneos abstractos desconocidos hasta la fecha. Solo 30 de las más de cien cuevas de la isla han sido exploradas, por lo que es probable que se descubran más pinturas. La mayoría de las encontradas hasta ahora datan de los siglos XIV y XV. 

Técnicas sencillas que sobrevivieron más de 500 años

La investigación ha puesto al descubierto técnicas utilizadas en la realización de estas pinturas rupestres, como el uso de excremento de murciélago o guano, que durante décadas absorbió minerales de origen natural de color amarillo, marrón y rojo de los suelos de las cuevas. A veces agregaban resina vegetal para que la pintura se adhiriera a las paredes de la cueva.

La técnica era sencilla pero eficaz, ya que estos dibujos han permanecido en las cuevas durante más de 500 años.

Lugares sagrados taínos

Las cuevas ocupaban un papel fundamental en la religión y la sociedad taína. Según la mitología taína, las cuevas eran consideradas el origen de los primeros humanos, así como de la luna y el sol. Además, las cuevas se usaban con frecuencia como zonas de entierro, y se las veía como espacios donde los espíritus ancestrales y las deidades podían comunicarse con los vivos.

Recuperando los orígenes perdidos

Este trabajo arqueológico resulta de gran importancia, no solo para mostrar al mundo, en general, las notables representaciones artísticas de una cultura perdida, sino también para ayudar a los descendientes de los taínos a conocer mejor sus orígenes.

"Para los millones de indígenas que vivían en el Caribe antes de la llegada europea, las cuevas representaban portales espirituales y, por lo tanto, estos nuevos descubrimientos captan la esencia de sus sistemas de creencias y los pilares de su identidad cultural", argumenta Jago Cooper, arqueólogo del Museo Británico.

Un "objeto interestelar" cumple una visita sorpresa a nuestro sistema solar

Mediante un telescopio espacial se ha detectado un objeto que, según estiman los astrónomos, proviene de fuera del sistema solar.

La página web de la NASA precisa que el objeto -previamente designado como C/2017 U1 y ahora denominado 'A/2017 U1'- fue detectado el pasado 19 de octubre por el telescopio Pan-STARRS 1, situado en el volcán de Haleakala (Hawái, EE.UU.). En un primer momento los astrónomos lo consideraron un cometa, pero ahora sugieren que se trataría de un asteroide.

 

La NASA indica que podría ser el primer "objeto interestelar" jamás observado y confirmado por los astrónomos. El A/2017 U1 tiene unos 400 metros de diámetro y se está moviendo "notablemente rápido". De momento, los científicos trabajan para obtener más observaciones de otros telescopios. En cuanto se recopilen y se analicen los datos, los astrónomos confían en saber más del origen y, posiblemente, de la composición del objeto espacial.

Rob Weryk, investigador del Instituto para la Astronomía de la Universidad de Hawái, fue el primero en identificarlo. Según dijo, "su movimiento no podía explicarse como la órbita de un asteroide o de un cometa de nuestro sistema solar". Con ello, el científico estimó que el astro "llegó desde fuera del sistema solar".

Por su parte, Davide Farnocchia, investigador del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, en Pasadena (California, EE.UU.), afirmó que el A/2017 U1 se está moviendo tan "extremadamente rápido y siguiendo tal trayectoria", que se puede "decir con certeza que este objeto se está dirigiendo hacia fuera del sistema solar y no va a regresar".

Científico: "No hay pruebas de que 'Las momias de Nazca' sean un fraude"

Edson Vivanco, uno de los investigadores que tratan de averiguar el origen de las denominadas 'Momias de Nazca' (Perú), asegura que "hay muchos detalles que nos indican que esto es real" porque "sería muy difícil recrear" algunos de los detalles anatómicos, informa 'Daily Express'.

Sin embargo, Vivanco confiesa que le produjo una sensación muy extraña encontrar una mano con cinco falanges y solo tres dedos porque, hasta el momento, la literatura científica "nunca ha descrito" a un ser antropomorfo bípedo así.

El presunto hallazgo de estos cinco cuerpos momificados ha provocado una polémica acalorada, ya que algunos estudiosos estiman que podrían ser los restos de criaturas alienígenas.

Este especialista ratifica que el objetivo principal de su equipo investigador es "llegar hasta el final, sea cual sea el resultado" pero, hasta el momento, no ha encontrado ningún indicio de modificación o alteración de los cuerpos.

 

Subastan otra teoría de Einstein (esta vez, sobre la felicidad)

El próximo martes en la casa de subastas Winner's en Jerusalén se venderá una nota escrita por Albert Einstein hace 95 años donde describe brevemente su teoría sobre la felicidad, reporta 'The Daily Mail'.

Durante una gira de conferencias en Japón en 1922 ―por entonces, el legendario físico recién había sido informado de que iba a recibir el Premio Nobel de Física― un empleado le entregó un mensaje a Einstein en el Hotel Imperial de Tokio. Se desconoce exactamente si el enviado se negó a aceptar la propina, según las practicas locales, o si el físico no disponía de sencillo para agradecerle.

Gal Wiener, propietario y gerente de la casa de subastas Winner's en Jerusalén, muestra dos notas escritas por Albert Einstein en 1922 en el Hotel Imperial de Tokio (Japón), el 19 de octubre de 2017. / Menahem Kahana / AFP

De todas maneras, para no dejar al mensajero con las manos vacías, el científico le entregó dos hojas escritas a mano en alemán. "Tal vez, si tienes suerte, esas notas serán mucho más valiosas que una propina normal", le dijo al mensajero, de acuerdo con el vendedor anónimo, que es un familiar del enviado.

La nota afirma que "una vida tranquila y modesta trae más alegría que la búsqueda del éxito atada a constantes tensiones". Otra señala que "donde hay voluntad, hay un camino".

Pese a que los papeles no tienen valor científico, publica el medio, pueden arrojar luz sobre los pensamientos privados de esa gran personalidad.

La NASA explica por qué aún no hemos encontrado vida extraterrestre

El investigador de la NASA Alan Stern ha especulado con la opción de que los habitantes mundos de alienígenas no envían señales que los científicos de la Tierra puedan detectar debido a que esos lugares estarían cubiertos por una capa de hielo impenetrable, informa la revista 'Science'.

Stern, principal especialista del proyecto Nuevos Horizontes de la agencia espacial estadounidense, ha ofrecido esas declaraciones durante una reunión anual de astrónomos que acoge Utah (Estados Unidos) del 16 al 20 de octubre.

Vida bajo el hielo

Este astrónomo estima que la mayoría de los seres vivos que podrían existir en el universo poblarían océanos que se encuentran bajo superficies de hielo y, por esta razón, nunca estudiarían el cielo con tanto esfuerzo como los seres humanos.

Un equivalente del programa espacial humano para contactar con esos presuntos entes sería la exploración de esas zonas heladas, una suposición que permitiría abordar ese reto de un nuevo modo.

El psicólogo y presidente de la ONG Messaging Extraterrestrial Intelligence, Douglas Vakoch, estima que a los extraterrestres les parecería que cualquier forma de vida se encontraría en sus mismas condiciones, con lo cual no considerarían que establecer comunicaciones de larga distancia valdría la pena.

Océanos de otros mundos

Hace poco tiempo que los astrónomos descubrieron evidencias de la existencia de océanos helados en otros cuerpos celestes de nuestro Sistema Solar: varios satélites de Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón.

Esos 'mundos' poseen montañas y cañones de hielo en su superficie donde el agua congelada es el componente principal, aunque a mayor profundidad se encuentra en forma líquida.

Ecosistemas subacuáticos

Los respiraderos hidrotermales en los fondos de aquellos océanos pueden suministrar nutrientes al agua de manera similar al modo en que funcionan los ecosistemas en los fondos oceánicos de la Tierra.

Estos 'criaderos de vida' protejidos por una ancha corteza de hielo pueden ser aún más productivos que el ambiente de nuestro planeta, que se encuentra más expuesto a la radiación espacial.

La Luna tuvo atmósfera parecida a la de Marte: estudio

Ciudad de México. Una investigación de la Nasa sugiere que la Luna, satélite natural de la Tierra, tenía en el pasado una atmósfera y una posible fuente de agua lunar.

La exploración fue hecha por el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA, la vulcanóloga planetaria, Debra Needham, en Huntsville, Alabama, y el científico planetario David Kring, del Instituto Lunar y Planetario en Houston, Texas.

El estudio indica que la atmósfera era más espesa que la de Marte hoy en día, la cual, de manera probable, era capaz de resistir rocas y producir tormentas de viento, publicó la agencia espacial estadunidense en su página de Internet.

“Simplemente cambia completamente la forma en que pensamos en la Luna. Se convierte en un cuerpo planetario mucho más dinámico para explorar”, comentó Debra Needham.

El hallazgo de los científicos inició con el estudio de la cantidad de lava que estalló en la Luna hace cerca de 3.9 a mil millones de años, lo que formó las llanuras que se observan en las áreas oscuras de la superficie lunar.

Los especialistas analizaron los basaltos lunares, rocas volcánicas ricas en hierro y magnesio, que fueron traídas a la Tierra por los equipos de Apolo para estimar cantidades y composición de los gases liberados durante las erupciones volcánicas.

De acuerdo con la Nasa, la atmósfera de corta vida duró cerca de 70 millones de años, compuesta de manera principal por monóxido de carbono, azufre y agua, la cual estiman se perdió en el espacio o se convirtió en parte de la superficie del satélite.

“Estamos sugiriendo que los componentes volátiles de origen interno podrían ser al menos factores que contribuyen a estos potenciales depósitos de utilización de recursos in situ”, aseguró Needham.

Saber el origen del agua en la Luna ayudará a los científicos y a los planificadores de misiones a demostrar si el recurso es renovable.

El primer indicio de vital líquido en el satélite se dio en 1994. En 1998, la misión Lunar Prospector de la Nasa detectó firmas mejoradas de hidrógeno, pero no pudieron ser asociadas al agua.

En 2008, el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA confirmó la presencia de agua en la Luna. Ese mismo año, se hallaron cuadrillas de vidrio volcánico traídas de la Luna por los equipos de Apolo 15 y 17.

Los descubrimientos recientes, que se presentarán en la conferencia anual de la Sociedad Geológica de América en Seattle el 22 de octubre, proponen que la Luna tuvo en el pasado una atmósfera comparable a la de Marte.

Suscribirse a este canal RSS
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses