-

Maestros incongruentes

Mario Castellanos Alcázar Mario Castellanos Alcázar

La bilateralidad, una de las demandas de la Sección XXII del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, SNTE, no es congruente porque no se puede ser juez y parte, es decir el sindicato no puede posesionarse de los cargos oficiales del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, ni el Estado puede hacer suyas las carteras sindicales.

Son dos campos muy diferentes, el sindicato de los maestros tiene sus carteras únicamente para ser electas por el organismo sindical y nadie más puede violar la autonomía de dicho órgano que corresponde  a la gremial para los efectos de su lucha por mejores condiciones de bienestar social, político y económico de los trabajadores,  en tanto que el Estado tiene la obligación de dar cumplimiento a que la educación llegue sin cortapisas a los educandos de manera puntual, obligatoriamente y de manera gratuita.

Esto, porque la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, SNTE, tiene entre sus demandas la bilateralidad en el compartimiento de sus responsabilidades con la finalidad de que el gobierno, o sea el Estado, le entregue la rectoría de la educación, es decir el IEEPO, para que sea este organismo, el que, nombre a los directivos de dicha institución que por derecho debe estar en manos del gobierno federal y estatal.

Es incongruente que una de las demandas vigentes de la Sección 22 del SNTE es la relacionada a la bilateralidad que consiste en la sumisión del gobierno federal para que sin escrúpulos, la educación en Oaxaca pase a manos de la disidencia magisterial, es decir al poder de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, CNTE, lo que sería rotundamente, volver a la anarquía y por supuesto, que la Reforma Educativa quedaría truncada, pese, que el retroceso al rezago educativo sería inminente y de funestas consecuencias a la educación de los oaxaqueños.

En este aspecto, el Secretario General de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández, no tiene la menor idea de lo que significa la bilateralidad entre el gobierno y el sindicato, que en sí corresponde a una responsabilidad compartida en un sentido reciproco que significa igualdad de condiciones para ambas partes, respetando, recíprocamente la función de cada entidad, gobierno- sindicato.

La bilateralidad consiste en que el sindicato y el gobierno  tendrán equiparablemente sus carteras en ambas partes. El sindicato, en este caso, tendrá sus espacios en el IEEPO y el gobierno podrá elegir parte de los dirigentes del organismo sindical, situación, que no es lógico ni permisible en el entendido de que cada quien tiene sus propias responsabilidades y autonomía, enmarcadas dentro de  los órganos constitucionales.

Porque, los maestros radicales  tratan de posesionarse de los puestos de dirección oficial del IEEPO, como si el gobierno tratara de manejar los cargos sindicales de la Sección 22 del SNTE, a caso, los maestros tienen la capacidad del Estado para conducir la rectoría de la educación en los términos de los recursos para mejorar la calidad de la enseñanza a cambio de velar por los intereses laborales, profesionales y salariales del gremio magisterial?

No, los maestros están fuera de órbita, no tienen sentido de responsabilidad, ni vocación  de servicio, más bien están divagando y atentando contra la educación de los oaxaqueños, al mantener una postura intransigente,  no solo con el rechazo a la Reforma Educativa, sino que alientan los daños irreversibles a la educación de los escolares con los paros constantes que no tienen razón de ser porque están incurriendo en un delito de lesa humanidad.

Tratar de condicionar el regreso a clases del nuevo ciclo escolar 2017- 2018 es una barbaridad que no se concibe por más que sus demandas no tengan eco, si muchas de ellas son arbitrarias y fuera de orden, además de que no corresponden al gobierno estatal, sino al gobierno federal.

Es más de lo mismo, la misma canción, la misma cantaleta, los maestros han perdido la dimensión y por más que se trate de resolver sus demandas, no dejan de ser una pesada carga a la sociedad con un costo muy elevado, el tener que mantener un alto presupuesto, que es de 21 mil millones de pesos, destinados a la educación de los oaxaqueños, que no son devengados, al no cumplir los maestros con el calendario escolar, que maca 200 días hábiles, si solo trabajan un promedio de 140 días al año.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses