-

Díaz Pimentel, el beneficio de la duda

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

El Doctor Juan Díaz Pimentel es el nuevo Secretario de Salud del Gobierno de Murat Hinojosa, PRI. Un reto a vencer ante las adversidades caóticas, como las dejó el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, cuya crisis no se ha superado en un año y dos meses del gobernante en turno, por tanto, los problemas y rezagos en salud son los mismos, sin embargo, se espera que el recién nombrado saque su varita mágica para terminar con los pasivos, de ser así, Juan se convertirá en el “mesías” de la salud de los oaxaqueños. Tiene el beneficio de la duda

Han pasado, en lo que va de la presente administración gubernamental, dos Secretarios de Salud: Gabriela Velásquez Rosas y el recién sustituido, Celestino Alonso, quienes no pudieron con el paquetazo para acabar con los problemas de dicha institución considerada  como la madre de la corrupción del ex gobierno gabinista, quien dejó tres mil aviadores y un fraude de 10 mil millones de pesos imputados al Ex Secretario de Salud, German Tenorio Vasconcelos, ahora en prisión, acusado de dicho fraude en detrimento de  la salud de los oaxaqueños.

Ni Gabriela ni Celestino pudieron con el paquete convertido en el talón de Aquiles: Pésimos servicios médicos, carencias, fraudes, corrupción, burocratismo, nepotismo y una nómina sobre excedida, que en el primer día de su función, el nuevo Secretario de Salud, Díaz Pimentel, reveló que acabará con la mala administración, hará un reajuste y echará a la calle a los trabajadores que no se justifiquen, argumentando que son necesarios diez mil  médicos, paramédicos, administrativos y manuales. Hay 18 mil, por lo que salen sobrando ocho mil empleados. Esto origina un déficit de mil 700 millones de pesos, lo que complica los pasivos y deficiencias del sistema local de salud, cuyo servicio no se ha superado por la falta de medicamentos, material de curación, laboratorios y personal especializado, sin soslayar los adeudos a terceros institucionales y no institucionales, obras no terminadas, que ascienden a casi los tres mil millones de pesos.

De esto, se encargará Juan Díaz Pimentel, hombre de toda la confianza del ex gobernador José Murat Casab, quien le dio la encomienda de poner el orden y por supuesto resolver los conflictos de dicha Secretaría, que en el primer año de la administración de su hijo Murat Hinojosa, le ha causado a éste serios reveces a su gobierno que se ha quedado corto en la materia y por consiguiente se ha dañado a los oaxaqueños, que ya no tienen otro régimen curativo, pese a los constantes paros de actividades de los trabajadores agrupados a la Sección 35 de la Secretaría de Salud en Oaxaca, por tanto se requiere de la mano dura pero a la vez de la experiencia de Díaz Pimentel, quien por tercera vez ocupa dicha Secretaría. En Oaxaca ha sido Delegado Federal del ISSSTE y del IMSS. En esta materia se define como “chucha la cuerera” y esta vez, considerado como el mecías o el redentor, capaz de superar dichas deficiencias y por supuesto mejorar los servicios de salud de los oaxaqueños.

Se espera, que haga una limpia en la administración de dicha Secretaría y ponga en su lugar a los sindicalizados que han perdido su responsabilidad y en consecuencia, al igual que los maestros de la Sección 22 del Sindicato de los Trabajadores de la Educación abandonan sus funciones y se van a los paros locos aprovechando la falta de liderazgo de su sindicato encabezado por su dirigente, Mario Félix Pacheco, quien ha sido rebasado, mientras sus agremiados han encontrado una salida drástica en los paros, manifestaciones y toma de instituciones; cobran sin trabajar. Díaz Pimentel debe utilizar el diálogo pero tampoco debe caer en el juego del chantaje y mercenarismo de los rijosos y disidentes de los servicios de salud.

REMOLINEANDO

LA PABIC.- Algo turbio está sucediendo en la Policía Auxiliar Bancaria Industrial y Comercial, que los elementos de la seguridad pública se están amotinando en dicha corporación para exigir la destitución del Director, Gersaín Adrián Varela García, a quien responsabilizan de corrupción y abuso de autoridad. La PABIC carece de las prestaciones para sus elementos, falta de equipo, patrullas y armamento básico para el buen desempeño, asimismo de uniformes; se violan los derechos laborales de esta institución, por consiguiente se debe hacer una reestructuración, el cambio de mandos medios y la rotación de los delegados, por estar amafiados en una serie de corrupción que repercute en el funcionamiento de la seguridad pública.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses