-

Villacaña, tapa corrupción

Se complica la situación política en la entidad oaxaqueña ante la corrupción lacerante en dos Secretarías del Gobierno del Estado y asimismo en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, IEEPO, en a las que se aglutina la corrupción y los fraudes millonarios, por lo que no solo deben comparecer ante la LXIII Legislatura del Estado, el Secretario de los Servicios de Salud, Juan Díaz Pimentel, sino también el de Administración, Javier Villacaña Jiménez y el del IEEPO, Francisco Ángel Villarreal para que informen a la opinión pública la situación que guardan dichas instituciones.

En dichas instituciones, sin lugar a dudas existe un quebranto en las finanzas públicas que manejan y que no se ha dado a conocer a cabalidad. Esto sucede en la Secretaría de Administración en donde el Secretario, Javier Villacaña Jiménez, guarda  silencio ante los actos de corrupción gubernamental de Murat y del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, por el exceso de la contratación de trabajadores y sin lugar a dudas es la madriguera de aviadores, así como se destapó la cloaca en los Servicios de Salud en el Estado, toda vez que en esta misma situación se ventila en la burocracia del gobierno estatal.

Puede ser tan grande la corrupción de la Secretaría de Administración que el Sindicato de los Burócratas del Gobierno del Estado está pasando por su más aguda crisis política por la disputa de la dirigencia  sindical que hasta la fecha está acéfala, luego de haber terminado su periodo el Comité  que encabezo Felipe Noel Cruz Pinacho, tras haberse cancelado la elección anterior por parte de la Junta de Arbitraje.

El Sindicato de los Trabajadores del Gobierno del Estado es un ejemplo claro de corrupción en contubernio con la Secretaría de Administración, motivo por lo cual, los sindicalizados no llegan a un acuerdo y tratan de disputarse las carteras sindicales a como dé lugar, aun con la injerencia del Presidente del Comité Estatal del PRI, Germán Espinosa Santibañez y el mismo Villacaña Jiménez, con la finalidad de imponer a un comité a modo al gobierno estatal de corte priista, a fin de encubrir los grandes fraudes de los recursos humanos, materiales y económicos. Se habla de la misma corrupción, al igual, que en la de Salud y el IEEPO, en las que se debe hacer una limpia para administrar los recursos y evitar al máximo la presencia de miles de aviadores en dichas instituciones, que se han convertido en un botín, no solo de los sindicatos, sino de los funcionarios que han operado en las mismas.

En el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, la Secretaría de Administración se convirtió en una agencia de contrataciones irregulares e imperó la venta de plazas al por mayor , los fraudes estuvieron a la orden del día y por supuesto que la existencia de aviadores es grande, semejante a los Servicios de Salud, en donde se presume un déficit de seis mil millones de pesos, dos mil 200 trabajadores  eventuales que serían despedidos y asimismo 800 aviadores, sino es que son miles.

La corrupción más severa puede estar en la Secretaría de Administración en donde se maneja una nómina de más de 11 mil trabajadores sindicalizados, sin dar cuenta de los de confianza, ni de los recursos financieros que se manejan bajo la opacidad. Es tanta la corrupción que los dirigentes sindicales no tuvieron miramiento por la disputa del control político de dicho sindicato con la finalidad de seguir manejando prebendas, el contrato colectivo, las prestaciones de ley y demás apoyos a los incondicionales del organismo sindical y de los funcionarios a fines. Todo ello es parte del fraude del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, pero  tampoco en la presente administración muratista hay reglas claras y transparencia del presupuesto de la federación.

La situación es tan desastrosa, que tiene al gobierno estatal en apuros porque siente que los problemas políticos, económicos y sociales, estallan en pleno proceso electoral y pude que le repercutan negativamente en las ánforas electorales en detrimento del PRI- Gobierno, ante la falta de solución de los mismos y la violencia que se generaliza por la imposición de funcionarios en el gabinete estatal, como fue, en la Secretaría de Salud, con Juan Díaz Pimentel, en el IEEPO, con Francisco Ángel Villarreal y en la de Administración con Javier Villacaña Jiménez, quien se ha visto involucrado en riñas con sus enemigos fortuitos por la diputa de puestos de elección popular, entre estos, la senaduría, que ya se le cayó, mientras crecieron los problemas de la burocracia, que pone en jaque al gobierno estatal, que ya no lo duro sino lo tupido en detrimento de la administración pública.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses