-

Anaya, que ni venga a Oaxaca

Mario Castellanos Alcázar Mario Castellanos Alcázar

A Oaxaca, que ni venga el candidato a la Presidencia de México, Ricardo Anaya Cortés, de la coalición “México al Frente” en su gira de campaña política lectoral porque no va a encontrar panistas, ni perredistas, menos rastrojos del Movimiento Ciudadano, que en la entidad no existen.

Anaya es el candidato del Partido Acción Nacional, PAN, cobijado con el PRD y Movimiento Ciudadano, MC, aparentemente en el segundo lugar de las preferencias electorales, estancado en su crecimiento de campaña, pero en Oaxaca no tiene la mínima aceptación ante un PAN roto y desfondado y un PRD sin militancia y lleno de tribus violentas; un PAN sin panistas y sin doctrina ideológica, más que el puro vandalismo, corrupción, fraudes, caciquismo, división e intereses personales y facciosos.

En Oaxaca, el panismo está más fraccionado y corrompido que en cualquier otra entidad de la República Mexicana, pero también a nivel nacional, luego de la renuncia de la panista, Margarita Zavala Gómez del Campo, ahora  candidata independiente a la Presidencia de México y con una preferencia electoral del 5 por ciento; en Oaxaca es acogida por el ochenta por ciento de la militancia panista de la entidad oaxaqueña, es decir Anaya Cortés, el “joven maravilla” solo tiene un 20 por ciento, pero tiene en contra el 70 por ciento de la militancia perredista, incluso cuenta con el rechazo de la dirigencia estatal de los amarillos, el desdén de los azules y la animadversión de los anaranjados, que no existen.

Un ejército de panistas oaxaqueños que deploran y desdoran, pero no solo eso, sino que la detestan y  repudian a la Presidenta del PAN, neoliberal, Natividad Díaz Jiménez, por sus acciones, corruptelas y fraudes, así también por la venta de candidaturas de las diputaciones y presidencias municipales, están haciendo intenso trabajo político en favor de la candidata independiente a la Presidencia de México, Margarita Zavala Gómez del Campo, quien tiene la puerta abierta y asegurada de una gran alforja de votos  azules que van en detrimento de Ricardo Anaya Cortes, quien no tiene a que venir a Oaxaca porque no encontrará eco a su petición de sufragios, cuestión que le viene pesando no solo a nivel estatal, sino nacional.

Que cuentas entregará Natividad Díaz Jiménez, que presentará un PAN despedazado y en trizas, que ella misma desgranó y llevo al caos al ser impuesta bajo sucias maniobras que se ventilaron en los tribunales electorales con argucias y fraudes sin tener el apoyo de la militancia panista y el rechazo de los auténticos azules a diferencia de los neo panistas y paracaidistas encabezados por Natividad y Juan Mendoza Reyes, actual diputado plurinominal y candidato a la diputación federal por el distrito de Miahuatlán de Porfirio Díaz, mientras Natividad le madrugó a todos con la candidatura de la diputación federal plurinominal, su hermano se reelegirá en la Presidencia Municipal de Ejutla de Crespo y su padre, Leonardo Díaz como suplente de Mendoza Reyes, es decir en el PAN Oaxaca se formó un círculo vicioso y pernicioso que huele a corrupción y fraude.

Por todo esto, el candidato presidencial, Ricardo Anaya, en Oaxaca, no tendrá entrada. No hay trabajo político ni estructura del blanquiazul, pero tampoco en el PRD y el MC, entonces, ¿a qué viene a la entidad oaxaqueña? Es mejor que ni venga, porque va a encontrar a una camada de panistas en su contra, a la fracción parlamentaria de la LXII Legislatura del Estado, que desconoció a Natividad Díaz Jiménez, acusada de presunto fraude por no rendir cuentas, siendo la Presidenta del Congreso Estatal, por un monto de 600 millones de pesos que nunca se esclarecieron.

En su lugar quedó el diputado Gerardo García Henestrosa y siete diputados panistas más, entre estas, la actual diputada, Eufrosina Cruz Mendoza, que ahora se dan a la tarea de hacer proselitismo político electoral en favor de la candidata independiente, Margara Zavala Gómez del Campo, quien tiene el apoyo de los azules. El PAN y el PRD están satanizados por la venta de candidaturas a priistas. El PAN negocio la candidatura de la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez con el priista, Samuel Gurrión Matías y el PRD cedió la nominación de la senaduría al priista, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, lo que ha causado fuerte descontento, rechazo y total repudio, por lo que la coalición “México al Frente” integrado por el PAN, PRD y MC está por los suelos, y nada para Ricardo Anaya, por lo menos en Oaxaca en donde hay un antecedente histórico en el sentido de que las alianzas están buenas para ganar pero no para gobernar.

carloscastellanos52qhotmail.com

 

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses