-

La Feria del Mezcal, el rostro inhumano del gobierno

El verdadero rostro de un gobierno se lo da el destino que da al presupuesto público, por ello  podemos decir que la actual administración que preside, Alejandro Murat Hinojosa, tiene un rostro inhumano, así se ve por los cientos de millones de pesos que canaliza para organizar todo tipo de ferias, mientras los nosocomios, centros de salud y hospitales están en ruinas, como el caso hospital dedicado a procurar la salud de los infantes, que hasta ahora carece de lo necesario para cumplir con su cometido: salvar la vida de los niños y las niñas de Oaxaca.

El gobierno del estado tiene presupuestados siete millones de pesos para la realización de la llamada “Feria del Mezcal 2018”, en tanto el único hospital pediátrico de Oaxaca, Hospital de la Niñez Oaxaqueña “Doctor Zárate Mijangos”, registra constantes paros de labores de su personal ante la falta de dinero para cubrir los servicios médicos que ofrece, así como para cubrir los salarios de su personal,  lo que resulta un insulto al pueblo de Oaxaca.

Esos siete millones de pesos que costará montar esa mega cantina, es un gasto inútil, ya que será una inversión que se “quemará” en 10 días, los que dura la Feria del Mezcal, que se llevará acabo del 21 al 30 de julio, dentro del marco de fiesta de “La Guelaguetza”.

El gasto de siete millos de pesos que costará la Feria del Mezcal 2018 sólo se explica como resultado de un botín que se repartirá entre los organizadores y lo que participan en ella, ya que Oaxaca cuenta con el Centro Cultura y de Convenciones, que se dijo iba a servir para albergar todas esas ferias y bochinches, que impulsan las autoridades sin ton ni son, parece con el único fin de meterle mano al presupuesto.

Es necesario recordar que el Centro de Convenciones tuvo un costo de 377 millones 568 mil 205.99 pesos, inversión que resulta inútil, ya que en el caso de la Feria del Mezcal, ésta se sigue efectuando en el Paseo Juárez, “El Llano”, lo que echa por tierra los esfuerzos o evidencía a las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez, que encabeza José Antonio Hernández Fraguas, que buscan según dijo ordenar la ciudad, y en este cometido, retiró el mercado ambulante que se instalaba cada viernes.

La Feria del Mezcal resulta un negocio de Juan Garabato: “que compra caro y vende barato”, ya que a decir del titular de la Secretaría de Economía del Gobierno del Estado, Juan Pablo Guzmán Cobián, la inversión de siete millones, lo que representa un gasto de 700 mil pesos al día, dejará una derrama de ocho millones de pesos, pero aclara el funcionario, como para alejar a las malas interpretaciones: “la inversión correrá a cargo de la administración estatal”, según lo expresó a los medios de comunicación.

Llama la atención que en la Feria del Mezcal 2018, de la que ya apareció “su cría” la cerveza artesanal oaxaqueña, no intervine el Consejo Regulador del Mezcal, que por cierto obtuvo la marca “Feria Internacional del Mezcal”, según registro 1487538 del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), por lo que estaría en problemas para utilizar dicho nombre.

Además, es en verdad un insulto que la estatua de Benito Juárez García,  declarado Benemérito de la Patria, desde el 18 de abril del año 1873, por el Congreso de la Unión, quede en medio de esta cantinota, en la que las autoridades convierten “El Llano”, y de donde salen cientos de jóvenes cayéndose de borrachos.

Esperemos que las próximas autoridades de la ciudad, que presidirá Oswaldo García Jarquín, recuperen los valores cívicos y se lleven ese negocio al Centro Cultural y de Convenciones y sobre todo deje ser negocio de los funcionarios en turno.

@MiguelAschulz 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses