Febrero 17, 2019

Quistes en los ovarios

ENCUENTRO ENCUENTRO

 

El doctor Álvaro Peña; especialista en ginecología y obstetricia por la universidad la Salle ;tiene una subespecialidad en colposcopia y patología del tracto genital inferior por la UNAM; entrenamiento en laparoscopia avanzada en el Instituto Dexeus Barcelona; especialista en cirugía robótica ginecológica por la Universidad de Harvard; miembro de la Federación Internacional de ginecología y obstetricia y de la Federación mexicana de endoscopio ginecológica,(TW: Hospital ABC Santa Fe y San Ánge lnn universidad // Tel 52860146 TW:@drpejim) estuvo en cabina con Martha Debayle y nos contó acerca de los quistes en los ovarios,el síndrome de ovario poliquístico y que onda con la fertilidad.

México: entre el 6 y 10% de las mujeres padecen el Síndrome de Ovario Poliquístico.

El 60% de las que lo padecen, tienen obesidad.

Las mujeres no saben que tienen quistes hasta que comienzan con dolores excesivos o no pueden embarazarse.

El 10% de las mujeres infértiles, tienen quistes.

¿Para qué sirven los ovarios?

Los ovarios son las glándulas sexuales femeninas.

Las mujeres tiene dos ovarios del tamaño y forma de una almendra, y están en ambos lados del útero.

Sus funciones:

La primera es producir las hormonas sexuales que son el estrógeno y la progesterona. Los estrógenos ayudan al desarrollo de los órganos sexuales cuando se dan los cambios de la pubertad y la progesterona aumenta el número de vasos sanguíneos que están en el útero para recibir a la menstruación.

La segunda función de los ovarios es crear los óvulos que se desprenden una vez al mes para fecundar con el espermatozoide y poder concebir.

 Los ovarios están formados por 3 tres tipos de células diferentes:

 1. Las células epiteliales, que recubren el ovario.

2. Las células germinales, que se encuentran en el interior y forman los óvulos.

3. Las células estromales, que producen las hormonas femeninas.

¿Qué onda con los quistes en los ovarios?

El quiste en el ovario, es una bolsa llena de líquido que se forma dentro o alrededor del ovario.

Puede provocar dolor en la región pélvica, retraso en la menstruación o dificultad para quedar embarazada.

Generalmente, el quiste es benigno y desaparece al cabo de unos meses sin necesidad de tratamiento.

Tener un quiste en el ovario, generalmente, no es grave, una situación común que ocurre en muchas mujeres entre los 15 y los 35 años de edad, y puede surgir varias veces a lo largo de la vida.

El embarazo y los quistes

Los quistes en los ovarios no causan infertilidad, pero si puede haber dificultad para quedar embarazada por las alteraciones hormonales que causaron el quiste.

Sin embargo, con el tratamiento adecuado, el quiste en los ovarios tiende a disminuir o a desaparecer, se regulan las hormonas y se facilita el embarazo.

Si tienes un quiste y quedaste embarazada, hay que hacer consultas regulares con tu gineco-obstetra, ya que hay mayor riesgo de sufrir complicaciones, por ejemplo un embarazo ectópico o una torsión ovárica.

Tipos de quistes en los ovarios

Los principales tipos de quistes en el ovario son:

Quiste folicular: Se forma cuando no hay ovulación o cuando el óvulo no sale del ovario durante el período fértil. En general, no presenta síntomas y no necesita tratamiento.

Quiste de cuerpo lúteo: puede surgir después de la liberación del óvulo y, normalmente, desaparece sin tratamiento.

Quiste de Luteína: Sucede raramente, siendo más común en las mujeres que toman medicamentos para quedar embarazadas;

Quiste hemorrágico: ocurre cuando hay sangrado en la pared del quiste hacia su interior, pudiendo causar dolor pélvico;

Quiste dermoide: también llamado teratoma quístico maduro, el cual puede ser encontrado en niños, y contiene cabellos, dientes o fragmentos óseos, siendo necesario realizar una cirugía por laparoscopia para su extracción;

Fibroma ovárico: es una neoplasia que es más común durante la menopausia. El tamaño puede variar desde microquistes hasta pesar 23 kg, y deben ser retirados a través de una cirugía;

Endometrioma ovárico: surge en casos de endometriosis en los ovarios, y debe ser tratado con medicamentos o cirugía;

Quiste adenoma: quiste ovárico benigno, que debe ser extraído a través de laparoscopia.

Síntomas y consecuencias de los Quistes

Dolor en el ovario, del lado donde está el quiste.

Dolor durante la ovulación; Dolor durante el contacto íntimo.

Retraso de la menstruación.

Aumento de la sensibilidad en los senos.

Sangrado vaginal fuera del período menstrual.

Aumento de peso, debido a los cambios hormonales.

Dificultad para quedar embarazada.

Náuseas y vómitos.

Señales de alerta

Dolor intenso en uno de los lados del abdomen.

Náuseas y vómitos, que pueden ser confundidos con apendicitis u obstrucción intestinal.

¿Tener un quiste en el ovario es cáncer?

Los quistes en los ovarios normalmente no son cáncer.

Algunas características de los quistes que tienen más probabilidad de ser cáncer son los de gran tamaño.

En caso de que el médico sospeche de que sea maligno, podrá solicitar un examen de sangre llamado.

¿Qué onda cuando el quiste se rompe?

El tratamiento de una ruptura de quiste ovárico depende de si es regular o complejo.

Un quiste común es simplemente un saco lleno de líquido.

Un quiste complejo puede tener zonas sólidas, protuberancias en la superficie o varias zonas llenas con líquido.

Si un quiste se rompe, puede no causar ningún síntoma o puede causar solo síntomas leves, como algo de dolor. Una ruptura de quiste que causa síntomas leves suele poder manejarse con medicamentos para calmar el dolor (analgésicos).

Tratamiento de una ruptura de quiste ovárico

La ruptura de un quiste común no es algo difícil y puede tratarse con medicamentos.

Si el quiste es complejo, sus cuidados pueden ser diferentes. Los quistes complejos pueden causar lo siguiente:

Pérdida de sangre que provoca baja presión arterial o frecuencia cardíaca rápida. Fiebre

Signos de posible cáncer.

Si tiene ruptura de un quiste ovárico complejo, puede que deban atenderla en el hospital. Su tratamiento puede incluir:

Líquidos intravenosos (IV) para reemplazar el líquido perdido

Vigilancia cuidadosa de su frecuencia cardíaca y otros signos vitales

Vigilancia de su nivel de glóbulos rojos (hematocrito) para ver la capacidad que tiene su sangre de transportar oxígeno

Varias ecografías para comprobar si hay sangrado dentro de su abdomen

Cirugía si empeora su afección médica o para ver si hay signos de cáncer

Tratamiento de los Quistes “normales”

 Si son funcionales, desaparecen solos en un tiempo de uno a tres meses. Cuando son cancerígenos o no han desaparecido luego de algunos períodos menstruales, es necesario someterse a cirugía.

Existe la laparoscopia, que se realiza en quistes del tamaño de una ciruela y solo se realiza una pequeña incisión.

La laparotomía, es para los quistes de mayor tamaño en el que se extirpa el quiste. Si resulta cancerígeno, se tiene que extirpar también el ovario.

En algunos casos, una ruptura de quiste puede presentar síntomas más graves. Por ejemplo, dolor en la parte inferior del abdomen y sangrado. Los síntomas de este tipo necesitan tratamiento de inmediato.

 

© 2018 www.encuentroradiotv.com