-

Ya cayó Javier Duarte

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Ahora, le tocó su turno al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien fue detenido judicialmente en el vecino país de Guatemala por los delitos de enriquecimiento ilícito, operaciones con recursos de dudosa procedencia, delincuencia organizada y nexos con el narcotráfico, formulados por las autoridades mexicanas, sin la capacidad de su retención y suspicazmente se le permitió su huida, presuntamente como una indulgencia del sistema político mexicano.

Duarte, quien es acusado por un  fraude a las arcas del Estado de Veracruz, conservadoramente de los 30 mil millones de pesos más los delitos que se le configuran, fue detenido  cabalísticamente en Guatemala y por supuesto que será extraditado al territorio mexicano para que purgue los cargos que se le imputan, no dejará de ser un “chivo expiatorio” o bandera político del Gobierno Federal del sistema priista para demostrar que en México se aplica el estado de derecho y que será juzgado hasta las últimas consecuencias después del “niño ahogado”.      

Llama poderosamente la atención de los mexicanos que en la plena Semana Mayor, dedicada a la reconciliación espiritual y al recogimiento de los fieles creyentes, en el territorio mexicano se hayan dado 2 estruendosos hechos de corrupción que han lesionado terriblemente la moral de los mexicanos. Se trata de la detención judicial de 2 ex gobernadores, el de Tamaulipas,  Tomas Yarringtón y el de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, acusados por los mismos delitos que se traducen en el saqueo del erario  público de esos Estados, y por lo mismo, anduvieron un buen tiempo prófugos de la justicia mexicana, que ahora lucirá con “bombo y platillo” dichas detenciones adjudicándose el triunfo de las aprehensiones, luego de que la Procuraduría General de la República demostró a más no poder su deficiencia  e  incapacidad jurídica que pone a México en un alto grado de corrupción en donde no pasa nada o se solapa a los políticos de sus escandalosos fraudes.

La situación en el país mexicano sigue siendo crítica y oportunista porque nadie, ningún mexicano, con buena lógica deja de pensar que dichas aprehensiones de los susodichos ex gobernadores son una muestra de configuraciones políticas electorales en la víspera de las elecciones del año 2017 y 2018, que son para elegir a los gobernadores de Coahuila, Nayarit, Estado de México, Presidente de la República Mexicana, senadores, diputados federales, locales y presidentes municipales y por supuesto que el PRI trata de dirimirse demostrando falazmente, “que el que la hace la paga”.

Lamentablemente, el PRI  escupe y le cae el escupitajo en la cara, comete los grandes fraudes, y el mismo se dirime, pretendiendo aparentar que no permitirá que sus gobernantes  queden impunes y que se le aplicará el peso de la ley en el caso de los ex gobernadores ya citados, pero todo es cuestión del sistema político mexicano con la finalidad de ganar votos en los próximos comicios.

REMOLINEANDO

VASQUEZ VILLANUEVA.- Dicen los observadores políticos que el Delegado de la Secretaria de Desarrollo Social, SEDESOL, en Oaxaca,  Martín Vásquez Villanueva se está “brincando las trancas”, en su vehemencia de llegar a la senaduría, por lo que anda haciendo “bombo y platillo” con los programas sociales de dicha institución, haciendo escarnio de la pobreza y la marginación de los oaxaqueños. ASPIRANTES. Luego de la renuncia del Secretario General del Gobierno Estatal, Alejandro Avilés Álvarez, ya suenan fuerte los nombres de los que pudieran ser sustitutos, entre estos; Celestino Alonso Álvarez, Héctor Anuar Mafud  y de ribete, Germán Espinosa Santibáñez, actual Presidente del PRI en Oaxaca.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses