-

Homenaje a Montenegro busca revalorar el arte

Ciudad de México.- A casi 131 años del nacimiento de Roberto Montenegro (1887-1968), el Museo del Palacio de Bellas Artes rinde homenaje al pintor jalisciense con una magna exposición, a fin de promover y destacar la valoración estética del arte popular, así como su relevancia histórica en el desarrollo de una identidad nacional.

La muestra Roberto Montenegro: expresiones del arte popular mexicano consta de 136 objetos pertenecientes a la colección de arte popular que –con más de 3 mil piezas– creó el muralista por encomienda gubernamental entre los años 20 y 50 del siglo pasado.

Las obras exhibidas se agrupan en los rubros de alfarería, juguetería, tejidos, hilados, utensilios, lacas, charrería, máscaras, pintura del siglo XIX y exvotos, títulos que se extrajeron del libro Las artes populares en México, publicado en 1921 por Gerardo Murillo, Dr Atl.

Esta exposición marca el acercamiento y continuidad que siempre perteneció a este recinto, ya que en 1934 aquí se inauguró el Museo de Arte Popular, precisamente con su director Roberto Montenegro, expresó Miguel Fernández, director del recinto.

UNA COLECCIÓN DE MÁS DE 3 MIL PIEZAS

Ernesto Martínez, titular del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), precisó que el acervo del Instituto Nacional de Bellas Artes se enriquece con 3 mil 153 piezas de arte popular coleccionadas a lo largo de muchos años por el maestro Roberto Montenegro, que ya fueron restauradas casi en su totalidad.

Arturo López, autor del concepto curatorial de la exhibición, planteó que una de las misiones de este recinto es realizar exposiciones conmemorativas que tengan enfoques con nuevos contextos culturales de uno de los siete muralistas que tenemos.

El concepto rector, aseguró, también es ejemplificar las aportaciones artísticas de Montenegro y cómo promovió e impulsó el arte, incluso cuando llegó a ser funcionario público.

Agregó que el criterio para seleccionar las 136 piezas de la muestra fue seleccionar productos artesanales que dieran contexto a la riqueza cultural de México y a esa pluralidad étnica de la que provenimos.

En los años 20 del siglo pasado dio inicio en el país el renacimiento artístico, justo cuando Montenegro regresó de un viaje a Europa.

Durante un breve recorrido para medios en la sala Siqueiros (la primera de cuatro), donde se exhibe la pintura Tehuanas, López explicó que se trata de una figura recurrente en las obras de Roberto Montenegro.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses