-

Arranca festival Danzatlán

La compañía Hubbard Street Dance Chicago se llevó una ovación unánime de pie en el Teatro de las Artes del Cenart con la pieza 'Decadance/Chicago', en el arranque de Danzatlán. Agencia REFORMA La compañía Hubbard Street Dance Chicago se llevó una ovación unánime de pie en el Teatro de las Artes del Cenart con la pieza 'Decadance/Chicago', en el arranque de Danzatlán. Agencia REFORMA

Ciudad de México.- Con un despliegue de virtuosismo posmoderno, con un pie firme en la vanguardia y el otro en lo clásico, la compañía Hubbard Street Chicago Dance ofreció la función inaugural del festival Danzatlán.

Este sábado, los estadounidenses se llevaron una ovación unánime de pie en el Teatro de las Artes del Cenart con la pieza Decadance/Chicago, un collage de 45 minutos hecho con fragmentos de obras emblemáticas de Ohad Naharin.

El coreógrafo israelí, creador del influyente lenguaje de movimiento y técnica pedagógica conocida como Gaga, fusiona en esta nueva pieza danzas con ritmos que van desde la electrónica y el surf hasta el mambo y la música clásica.

Naharin es sólo uno de los maestros coreógrafos, como William Forsythe y Nacho Duato, que obran en el repertorio de la Hubbard Street Chicago Dance.

"Mi meta para Hubbard Street es que sea una compañía progresista, ser la compañía más progresista, para empujar hacia adelante esta forma artística", expuso en conferencia de prensa, previo a la función, Glenn Edgerton, director de la compañía.

Fundada hace 40 años, la compañía presentó un programa de tres obras que busca reflejar momentos importantes de la agrupación.

Fue así como se decidió traer por primera vez la pieza Lickety-Split, del coreógrafo español Alejandro Cerrudo, quien está como residente de la compañía desde hace nueve años.

"Lickety-Split es la primera pieza que Alejandro Cerrudo hizo para la compañía, hace aproximadamente 12 años, así que queríamos mostrar el inicio de su trabajo con nosotros", explicó Edgerton.

La coreografía, una pieza para tres parejas que coquetea con los duetos románticos, utiliza canciones del músico folk Devendra Banhart para crear momentos entre los bailarines que oscilan entre la ternura y la comedia.

La otra obra del programa, Grace Engine, de tono mucho más sombrío, muestra escenas urbanas de desesperanza y neurosis a través de los meticulosos encuadres dancísticos de la canadiense Crystal Pite y la composición sonora con ruidos de trenes.

"Pite es una fuerza en el mundo de la danza y una de las coreógrafas más buscadas actualmente", definió Edgerton.

Antes de la función, la bailarina Elisa Carrillo, cuya fundación organiza el festival, dio unas palabras para anunciar la misión del encuentro.

"Danzatlán busca ampliar el espacio para traer a México el arte y talento de otros países, y para mostrar lo que hacemos en el nuestro", detalló la primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses