-

Reducen expectativas de crecimiento tras sismo

Banco de México. / AGENCIAS Banco de México. / AGENCIAS

Ciudad de México.-Para el 2017, el pronóstico promedio de los especialistas quedó en 2.10%, que incorpora una corrección a la baja desde 2.16% promedio esperado el mes anterior. Con ello se rompe la racha de optimismo que favoreció ajustes al alza en los cinco meses previos.

El recorte de expectativas económicas alcanzó a las proyecciones para el 2018, al ubicarse en 2.22%; una tasa que se encuentra debajo del pronóstico promedio de agosto, que fue 2.27%, y con la que también se interrumpió la tendencia positiva sobre la capacidad económica del país, que llevó a los analistas a corregir al alza su expectativa mensual; desde abril no bajaba sus previsiones sobre el Producto Interno Bruto.

Las respuestas de la encuesta fueron recibidas por Banxico entre el 19 y 28 de septiembre, lo que significa que ya incorporaron en la gran mayoría de ellas el impacto estimado de los sismos sobre la actividad económica.

En la encuesta de este mes, el Banco de México da cuenta de una nueva corrección al alza en las expectativas de inflación, donde ahora estiman que promediará al cierre del año en una variación de 6.30 por ciento.

Esta revisión significa la decimosegunda consecutiva al alza. Todavía en septiembre del año pasado, los analistas preveían que el Índice Nacional de Precios al Consumidor podría completar una fluctuación anual de 3.45%, es decir, la mitad de la que esperan actualmente.

No obstante la tendencia de expectativas para este año, las del 2018 registraron un tercer ajuste a la baja consecutivo, al esperar en septiembre una variación de 3.85%, lo que significa que hay confianza de que sí esperan que se logrará la convergencia con la meta del Banxico el año entrante, que está en 3% con +/-1 punto porcentual.

En la encuesta de septiembre, los especialistas entrevistados mantienen a las presiones inflacionarias como uno de los cuatro factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México.

Los tres factores que concentran la mayor referencia de analistas como obstáculo a la actividad económica son inseguridad pública, la plataforma de producción petrolera e incertidumbre política interna.

Los problemas de inseguridad concentran 18% de las respuestas, proporción que es más del doble de la que otorgaban los mismos encuestados en septiembre del año pasado.

INCERTIDUMBRE EN CLIMA DE NEGOCIOS

De acuerdo con las respuestas de la encuesta en el apartado sobre el clima de negocios, este es el cuarto mes consecutivo que baja la proporción de analistas que esperan una mejora en el clima de negocios. Ahora, sólo 14% del total espera que haya un mejor panorama en los próximos seis meses.

En tanto, 66% estima que permanecerá igual y 20% dice que empeorará. Esta es la mayor proporción de respuesta observada por tercer mes consecutivo.

Al preguntar si la economía está mejor que hace un año, 69% refiere que no y 31% que sí.

Sólo 18% de los encuestados indica que es un buen momento para invertir, una proporción similar a la registrada en la encuesta del mes pasado; 29%, que es mal momento, y 53% no está seguro.

SIGUE BAJANDO PRESIÓN CAMBIARIA

Por octavo mes consecutivo, bajaron las previsiones sobre el tipo de cambio al cierre del año. En la encuesta de septiembre, estiman que el dólar será equivalente a 18.14 pesos por unidad, que es la estimación más baja en 12 meses.

De hecho, en el radar de obstáculos al crecimiento económico, la incertidumbre cambiaria ha bajado en los pasados ocho meses, y el nivel del tipo de cambio real también ha disminuido como un factor de preocupación.

La previsión cambiaria para este año se encuentra debajo de la que tenían el mes anterior, que fue 18.23 pesos por dólar.

De acuerdo con la encuesta dirigida por el Banco de México, mantuvieron sin cambio su previsión para la cotización del año entrante en 18.21 pesos por unidad.

TASAS SIN CAMBIO

Los analistas consultados prevén que la tasa de fondeo interbancario se mantendrá en 7.02% al cierre del año, lo que significa que no ven mayores aumentos en lo que resta del año.

Anticipan que para el 2018 el banco central completará un recorte en el rédito, para llevarlo a 6.53% desde 6.57% en agosto.

Analistas del sector privado, como los de BNP Paribás, atribuyen a las tasas en 7% un impacto negativo en el consumo interno a partir del efecto del rédito en el crédito.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses