-

Con TLCAN, Trump va lento, pero cumple sus amagos

Los negociadores del TLCAN: Chrystia Freeland, Ildefonso Guajardo y Robert Lighthizer. / AGENCIAS Los negociadores del TLCAN: Chrystia Freeland, Ildefonso Guajardo y Robert Lighthizer. / AGENCIAS

Ciudad de México.-Las promesas de Donald Trump en materia migratoria y económica, poco a poco, han ido materializándose a tan solo un año de que resultó electo como Presidente de Estados Unidos.

El terror que representó en campaña se volcó en México ese 8 de noviembre pasado. Aquí no dejó de llover mientras los resultados en los que él superaba a Hillary Clinton se mantenían así con el paso de las horas. Fue a las 2 de la madrugada que Trump salió a reconocer su triunfo y en sus primeras palabras parecía más sereno en comparación con el Trump de la campaña.

Pero duraría poco.

El muro, los migrantes y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) son los temas de los que el Presidente no ha quitado el dedo del renglón. El posicionamiento y acciones de Trump, de acuerdo con especialistas consultados por SinEmbargo, se han traducido en incertidumbre.

Para la doctora Leticia Calderón Chelius, doctora en Ciencias Sociales y profesora e investigadora del Instituto Mora, parece que México espera una solución mágica y, con Trump haciendo realidad sus promesas de campaña, la fórmula no funciona.

Así ha pasado un año para México con el magnate al mando del país vecino. El primer problema fue el dólar que alcanzó un precio de 22.29 pesos el 11 de enero de 2017, justo cuando no paraba de decir que México pagaría el muro en la frontera; el dólar estaba a 12.87 pesos cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de México, en diciembre de 2012.

Por esos días, empresas estadounidenses fueron amenazadas con represalias en caso de que no quisieran regresar a Estados Unidos y seguir en México: “Creo que muchas industrias regresarán a EU como la automotriz Fiat, Chrysler, que construirán una gran fábrica en este país, no en otro país”, dijo Trump. “Debemos de conseguir que la inversión regrese al país. Tenemos mucho talento”, agregó durante su primera conferencia a medios.

México y un modelo económico que por años no se enfocó en construir hacia lo interno, pareció inmóvil y a pesar de eso, no dio revés al aumento de las gasolinas de 2017. Esa medida que se desprendió de la Reforma Energética de 2013, elevó dramáticamente la inflación, cuando lo que parecía más urgente era reactivar el mercado mexicano.

Luego, vino la amenaza de las deportaciones y a la permanencia del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés).

¿Qué les ofrecería México a los esos 618 mil jóvenes y a sus familias? Más que generar empleos –con pagos de 1 a 3 salarios mínimos–, especialistas consideraron que tenía que defender la permanencia del programa. Actualmente, ese tema también aguarda en la incertidumbre.

En lo que respecta al TLCAN, la renegociación se alargó hasta 2018; ya será tarea del Presidente que sea electo a mediados de ese año. Sin embargo, en uno de los últimos episodios, EU dio muestra de cierta intención de imponer medidas que para México resultaría complejo aceptar. No se sabe si era parte de su plan de renegociación o una presión para levantarse de la mesa.

MIGRACIÓN: MOMENTO CRÍTICO

Para la doctora Calderón Chelius este es el punto más crítico en la historia de la migración mexicana a 150 años de iniciado el proceso migratorio, de permanente tensión, de zozobra para la gente mexicana que vive en Estados Unidos, pero también de una dimensión de mucho impacto en México, por la angustia de no saber el alcance de las medidas de Trump.

Porque a un año de distancia de la elección, comentó, es claro que él no mintió en lo más mínimo; que ha hecho lo que prometió en campaña y el problema es que en México nadie le hizo caso y no se ha trabajado en escenarios alternativos para cada una de sus medidas.

“Nosotros sabemos lo que iba a hacer desde que estaba en campaña. Luego ganó y no le hicieron caso, siempre lo han calificado de loco y, loco puede estar, pero no es idiota […] el Gobierno mexicano tiene un discurso basado en un pensamiento mágico de que ‘algo’ va a pasar, de que van a destituir a Trump, de que se declare loco, de que es un niño haciendo berrinche y luego entonces, nos vamos a salvar”, dijo.

Explicó que el cambio en la política migratoria es el más fuerte de los últimos 50 años, pero que no es nuevo, ya que la han promovido muchos republicanos de extrema derecha desde hace muchos años. Ahora Trump cristaliza ese discurso y México debería prepararse con varios escenarios, varias situaciones y ante incluso un retorno masivo de migrantes.

Otro problema que señaló la investigadora es que México no puede hablar de una injusticia en las leyes estadounidenses sin voltear a ver sus propias leyes y eso es lo que más lo amarra, “Este discurso ambiguo, el del papel de perro guardián de la frontera para EU, resulta que es alentado por la cancillería, pero sin ninguna cosa a cambio. Es como ser el esquirol sin siquiera conseguir el salario […]. La razón por la que México no puede criticar más, y siempre se limita a ‘exhortos que tomen en cuenta lo humanitario’ es porque la política migratoria y el control fronterizo del país, es 10 veces peor que el de EU”.

Cabe señalar que, a un año de distancia, ha disminuido el flujo migratorio centroamericano y el que se ha mantenido en casi 300 mil personas por año, es el de México, lo que lo coloca como uno de los más altos del planeta y tiene que ver con las condiciones económicas del país.

TLCAN, EN DUDA HASTA 2018

La administración Trump alarmó el pasado miércoles 25 de octubre a los republicanos al informales que estaba considerando una orden ejecutiva que permita a Estados Unidos salirse del TLCAN.

Antes, el 17 de octubre, Estados Unidos, México y Canadá anunciaron que sostendrán rondas “adicionales” de renegociación que se prolongarán hasta el primer trimestre de 2018, por “las significativas diferencias conceptuales”; el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, aseguró que México y Canadá no quieren aceptar cambios en la renegociación del TLCAN.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses