-

Es una obligación, reinvención de la profesionalización: OIT

Ciudad de México.-Los desafíos en materia de educación y formación profesional que tiene America Latina y el Caribe, obligan a reinventar la profesionalización de los jóvenes en el mundo del trabajo actualmente, consideró la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Todo ello, indicó, con el fin de anticipar cambios que afectan tanto a quienes buscan un empleo como a las empresas interesadas en cubrir vacantes y que son fundamentales para un crecimiento más sostenido, inclusivo y sostenible.

En el informe “El futuro de la formación profesional en America Latina y el Caribe. Diagnóstico y lineamientos para su fortalecimiento” propuso una serie de lineamientos para cerrar brechas en materia de productividad, desarrollo productivo y recursos humanos.

Refirió que en la región, a pesar de que la escolaridad se ha incrementado, las mediciones internacionales revelan rezagos importantes en el desarrollo de competencias básicas de matemáticas, lectura y ciencias. También, agregó, hay grandes brechas en materia de formación profesional.

El acelerado proceso de transformación actual expone la zona a nuevos factores de cambio y a una demanda incierta, por ocupaciones inéditas, aunado a la obsolescencia masiva de muchas habilidades tradicionales por cuenta de la tecnología, la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial, agregó.

En el texto, la OIT apuntó que en la región sólo uno de cada nueve trabajadores recibe algún tipo de formación a lo largo de un año, mientras que en el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) estas cifras están por encima del 50 por ciento.

Señaló que muchas empresas de la zona manifiestan dificultades para llenar vacantes y para ubicar personal con la dotación adecuada de competencias técnicas y socioemocionales, lo cual es evidencia de serios desajustes entre demanda y oferta, dado los altos niveles de desempleo y subempleo, en particular de los jóvenes.

Expuso que en America Latina y el Caribe existe además una correlación clara entre tamaño de empresa, nivel educativo y calidad del empleo.

Hizo notar que la proporción de trabajadores con educación terciaria (superior) crece con el tamaño de la empresa, mientras en la microempresa es 15 por ciento, en la pequeña es 28 por ciento, en la mediana 37 por ciento y en la grande 50 por ciento.

Por otra parte, abundó, el nivel educativo está altamente correlacionado con la informalidad, que afecta a casi el 50 por ciento de los trabajadores, ya que entre más alto sea el nivel educativo, se reduce la incidencia del empleo informal.

 

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses