Crecen los empleos, pero cada vez son peor pagados

Ciudad de México.- El gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido denominado como el “sexenio del empleo”. De 2013 a 2017 la población ocupada subió de 49.3 millones a 51.8 millones de mexicanos, pero lo más relevante es que estos empleos cada vez son peor pagados. Tres de cada cinco de estos trabajadores, es decir 31.7 millones, ganaban entre uno y tres salarios mínimos, equivalente a 265 pesos al día como máximo. Esta reducción en los sueldos ha recaído principalmente en las mujeres, de acuerdo con un análisis realizado por la Unidad de Datos de El Universal.

México tiene la tasa de desempleo más baja desde el segundo trimestre de 2006, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Pero lo que podría sonar como una buena noticia, en realidad no lo es tanto. Tales índices de ocupación existen a costa de precarizar los trabajos. Es decir, que se crean nuevas plazas de trabajo, aunque normalmente estos puestos pagan menos de los que existían con anterioridad. La precarización se traduce en que más empleados tengan una remuneración poco sustancial, mientras que cada vez menos personas perciben salarios elevados. En pocas palabras: más trabajos, pero poco sueldo.

Durante el primer trimestre de este año, sólo 2.7 millones de personas ganaron un sueldo de más de 12 mil pesos al mes. Este segmento de trabajadores con esta remuneración es el menor del que se tiene registro según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi. En contraparte, alrededor de 14.3 millones de personas tienen una percepción salarial de entre uno y dos salarios mínimos, lo cual se traduce en 2 mil 400 y 4 mil 800 pesos al mes. Este grupo es el más numeroso en nuestro país, de acuerdo con el estudio. Según Jonathan Heath, analista económico entrevistado por el diario El Universal, aunque se diga que la tasa de desempleo está en mínimos históricos, el trabajo nunca había estado tan mal pagado como ahora.

“Sí se están creando plazas, pero exageradamente mal remuneradas”, sentenció el analista. Por otro lado, el análisis del Inegi reveló que en estados como Chiapas, Oaxaca, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Campeche y Tabasco se concentran los mayores indicadores de empleo informal, condiciones críticas de ocupación, trabajadores sin acceso a prestaciones de ley e ingresos de hasta dos salarios mínimos. La encuesta, que contempla cifras del primer trimestre del año, reveló que en nuestro país 38.38% de los trabajadores remunerados no tienen accesos a prestaciones de ley.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses