Diciembre 11, 2018

Las remuneraciones de los trabajadores del sector manufacturero reportaron una contracción de 0.1 por ciento a tasa anual durante septiembre, su primera caída desde octubre de 2017, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Los sueldos pagados a trabajadores, ya sea administrativos o técnicos, fueron los que percibieron una mayor reducción, al registrar una caída de 0.5 por ciento anual, mientras que los salarios de los obreros se redujeron 0.1 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior.

 

Por otra parte, la recepción de prestaciones sociales también disminuyó durante septiembre en 0.5 por ciento, lo que representó su primer descenso desde febrero de este año.

 

Si bien las remuneraciones laborales dieron 'un paso atrás' durante dicho mes, el porcentaje de horas trabajadas se incrementó 3.3 por ciento, su mayor alza en cuatro meses.

 

Se observó un mayor aumento en las jornadas laborales de los obreros (3.3 por ciento), mientras que los horarios de trabajo de los empleados se expandió en 2.7 por ciento a tasa anualizada.

 

Respecto al personal ocupado contratado, septiembre tuvo un alza de 2.6 por ciento, con lo que continuó una tendencia alcista de los últimos tres meses.

 

Por otra parte, el mayor nivel de contratación laboral se observó en los obreros, al crecer 2.7 por ciento en comparación de septiembre de 2017, mientras que el número de trabajadores que se desempeñan en otras actividades dentro de la manufactura nacional se expandió 2.3 por ciento.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) dio a conocer los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) correspondientes al segundo trimestre de 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior.

 

El ITAAE reportó un aumento del 5.6% durante el segundo trimestre de 2018, ocasionado por el comportamiento de las actividades primarias, secundarias y terciarias que crecieron 8.8, 15.8 y 2%, respectivamente.

 

Las actividades primarias incluyen la agricultura, ganadería, pesca y caza, lo que dio el repunte para que Oaxaca se ubicara como la novena entidad de crecimiento en este rubro a nivel nacional. Las actividades secundarias corresponden a los sectores industria, minería, manufacturas, construcción y electricidad, que en su conjunto reflejó una variación a tasa anual del 15.8% en el segundo trimestre de 2018.

 

Con estas cifras, Oaxaca se ubicó –en este rubro- en la segunda posición del total de las entidades solo por debajo de Baja California Sur, superando a San Luis Potosí, Sinaloa, Quintana Roo y Ciudad de México.

 

En lo que corresponde a las actividades terciarias, la entidad ascendió 2% debido sobre todo al comercio, transportes, servicios financieros, educativos, de salud y asistencia social. La entidad se ubicó en el sitio 21 de crecimiento.

 

En el segundo trimestre de 2018, Oaxaca obtuvo la quinta posición en el total de la economía respecto a las demás entidades. Aportó 0.8 puntos porcentuales al crecimiento nacional.

 

Durante 2018, la Secretaría de Economía de Oaxaca ha impulsado el crecimiento económico a través esquemas de atracción de inversiones que propicien la apertura de empresas, la Macrorrueda de Negocios, la atracción de inversiones mineras, realización de foros internacionales y participación en ferias comerciales en otros continentes.

En 2017, 75.3 por ciento de los policías con hizo uso de la fuerza, reveló la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP) del INEGI.

 

Los comandos verbales son el uso de la fuerza más aplicado por los policías, con el 96.7 por ciento, seguido del uso de esposas (81.3 por ciento), el sometimiento (76.5 por ciento), el uso de arma de fuego larga y corta (22.2 por ciento), bastón policial (20.3 por ciento), gas pimienta (7.1 por ciento) y paralizador eléctrico (0.6 por ciento).

 

La ENECAP 2017 reveló que a nivel nacional, seis de cada 10 cuerpos policiacos usó armas en el desempeño de sus funciones. El 32.8 por ciento era no letal, el 21.4 por ciento apuntó con una pistola y que el 7.7 por ciento disparó a una persona.

 

Placeholder block

El 79 por ciento de las viviendas en México usa gas LP como medio para cocinar o calentar alimentos, mientras que siete por ciento utiliza gas natural, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Energéticos en Viviendas Particulares (ENCEVI) del INEGI.

 

Ambos combustibles le han ganado terreno a otras opciones, como la leña o carbón, que anteriormente eran más utilizadas.

 

En 1995 el gas LP y el natural eran usados en 81 por ciento de las casas, proporción que se elevó a 86 por ciento en 2017. En tanto, 11 por ciento aún utiliza leña o carbón, indican las cifras del INEGI.

 

Julio Santaella, presidente del INEGI, dijo que la ENCEVI es importante para conocer los patrones de consumo de energía. “Este conocimiento permitirá diseñar políticas públicas e impulsar programas de apoyo para un mejor uso de los energéticos y podremos conocer prácticas que tienen los hogares mexicanos en su consumo de energía, como los horarios de uso e intensidad”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), Oaxaca sigue situada como la segunda entidad con los porcentajes más altos en pobreza extrema y menor desarrollo humano.

 

Mientras que el Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL) destaca que la población en situación de pobreza creció 6.9 %. Ello, exhibe el fracaso de la actual titular de la Secretaria de Desarrollo Social y Humano, Yolanda Martínez López.

 

En tanto, en materia de deuda pública, las calificadoras financieras Standard and Poor´s, Moody’s, Fitch y HR Reatings, señalan que durante 2017 Oaxaca obtuvo calificaciones negativas en materia de endeudamiento público, destacando rubros de falta de liquidez, alto nivel de pasivos y base económica limitada, generada por el déficit financiero y los incrementos excesivos en gasto corriente, aspectos que no se desglosan de manera verás y pormenorizada en la cuenta pública de referencia.

 

Mientras que el Informe de resultados de la Cuenta Pública 2017 presentado por el OSFE, revela que hubo gastos excedidos en los ejes de Estado de Derecho, Gobernabilidad y Seguridad, por un mil 600 millones de pesos; crecimiento Económico y Empleo, por 815 millones; y Desarrollo Social y Humano, 6 mil 700 millones.

 

Mientras en gasto corriente, el gasto excedió 11 mil millones, que equivale a erogaciones excesivas equivalentes al 25%.

 

La muestra auditada y la clasificación por ejes estratégicos conforme al Plan Estatal de Desarrollo, refleja discrepancias injustificadas y desproporcionadas entre las cifras que corresponden a los recursos aprobados y los recursos erogados realmente por los entes públicos.

 

De acuerdo al documento, esas variaciones presupuestarias, demuestran que el Ejecutivo gastó más de lo previsto en el Presupuesto de Egresos del Estado.

 

Asimismo, las observaciones a los resultados de las auditorías practicadas acreditan irregularidades administrativas en materia de registros de contabilidad, información justificativa y en el control interno del gasto, irregularidades que afectan al cumplimiento de planes y programas de índole social.

Página 1 de 4
© 2018 www.encuentroradiotv.com