Febrero 17, 2019

Oaxaca de Juárez, Oax.- Oaxaca terminó el 2018 con un total de 35 mil 18 personas desempleadas y con el 81.2 por ciento de sus trabajadores, equivalentes a un millón 400 mil, desempeñándose en el sector informal; es decir, sin recibir prestaciones de ley, el índice más alto a nivel nacional, reportó ayer la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

 

Con datos hasta el 31 de diciembre, el informe señaló, además,  que únicamente el 42.1 por ciento de la clase trabajadora de Oaxaca es asalariada; el resto, el 57.9 por ciento, carece de un ingreso fijo.

 

En tanto, el 14.7 por ciento de los obreros se encuentran en subocupación laboral, lo que significa que trabajan menos horas de las necesarias para poder subsistir de manera digna.

 

Por zona metropolitana

En lo que respecta a la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca, el Inegi indicó que en el periodo contemplado por la medición, existían 257 mil 880 ciudadanos ocupados a cambio de 5 mil 928 desempleados, lo que se traducía en una tasa de desocupación de 2.2 por ciento, una de las más bajas del país.

 

No obstante, el organismo autónomo resaltó que más de la mitad de esa población, 57.6 por ciento, se encontraba en la informalidad laboral, al tiempo que el 9.8 por ciento subsistía con ingresos insuficientes.

 

El índice de informalidad laboral de la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca fue el cuarto más alto del país, únicamente por debajo del registrado en Tlaxcala, con 67 por ciento; Acapulco, Guerrero, con 62.9 por ciento, y Cuernavaca, Morelos, con 58.8 por ciento.

 

Oaxaqueños buscan trabajo a como dé lugar

Por otra parte, las entidades que durante el cuarto trimestre de 2018 observaron las tasas de desocupación más altas fueron Tabasco con 7.9 por ciento; Ciudad de México, con 5.1 por ciento; Durango, con 4.1 por ciento; Tlaxcala, con cuatro por ciento, y el Estado de México, Guanajuato y Tamaulipas, con 3.8 por ciento.

 

En contraste, las tasas más bajas en este indicador; es decir, donde en apariencia existe menos desempleo, fueron documentadas en Guerrero, con 1.2 por ciento; Yucatán, con .5 por ciento; Oaxaca, con dos por ciento, e Hidalgo, Morelos y San Luis Potosí, con 2.1 por ciento.

 

 

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- Oaxaca terminó el 2018 con un total de 35 mil 18 personas desempleadas y con el 81.2 por ciento de sus trabajadores, equivalentes a un millón 400 mil, desempeñándose en el sector informal; es decir, sin recibir prestaciones de ley, reportó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).


Con datos hasta el 31 de diciembre, el informe señaló que 41.2 por ciento de la clase trabajadora recibe un salario por las labores que desempeña al tanto que el 14.7 por ciento padece de subocupación laboral, lo que significa que trabajan menos horas de las necesarias para poder subsistir de manera digna.


Por otra parte, las entidades que durante el cuarto trimestre de 2018 observaron las tasas de desocupación más altas fueron Tabasco con 7.9%, Ciudad de México 5.1%.


Durango 4.1%, Tlaxcala 4%, el estado de México, Guanajuato y Tamaulipas con 3.8%vcada una, Baja California Sur, Colima y Querétaro 3.7%, y Coahuila de Zaragoza, Nayarit y Sonora con 3.6% con relación a la PEA.


En contraste, las tasas más bajas en este indicador se reportaron en Guerrero con 1.2%, Yucatán 1.5%, Oaxaca 2%, Hidalgo, Morelos y San Luis Potosí 2.1%, y Baja California y Chihuahua con 2.2 por ciento.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa), dio a conocer que al cierre de 2018 se realizó una inversión por el orden de 8 mil 700 millones de pesos en beneficio del campo oaxaqueño, tanto para proyectos productivos como para infraestructura hidroagrícola.

 

El titular de la Sedapa, Carlos Grau López señaló que de este monto, 362.6 millones de pesos corresponden al Estado y 3 mil 528 millones de pesos a la Federación, mientras que 4 mil 816 millones de pesos se distribuyeron a través de créditos al sector, beneficiando a más de 500 mil productores de las ocho regiones.

 

Estas inversiones han impactado de forma positiva en el desarrollo económico del sector agropecuario, ya que en el tercer trimestre del año 2018 -de acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Oaxaca creció en promedio 5.3% en los tres primeros trimestres del año.

 

Esto representa que en el primer trimestre se logró un crecimiento de 3.5%; de 8.5% en el segundo trimestre y 3% en el tercer trimestre, sobre todo impulsado por las actividades agrícolas primarias.

 

“Las cifras reportadas por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de la Secretaría de Desarrollo Rural (Sader) son alentadoras a pesar de la fuerte sequía que padeció Oaxaca”, expresó Grau López.

 

Explicó que en el caso del agave en 2017 se sembraron 9 mil 577.73 hectáreas y se cosecharon mil 479.72 hectáreas con un volumen de producción de 92 mil 656.25 toneladas.

 

Al cierre de 2018, se reportaron mil 563 hectáreas cosechadas y un volumen de producción de 97 mil 759 toneladas.

Durante el último mes de la administración de Enrique Peña Nieto, la Inversión Fija Bruta (IFB) en el país cayó 2.1 por ciento a tasa anual, cifra que representó la mayor caída para la inversión en los últimos tres meses, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

El retroceso de la inversión se observó en casi todas las áreas que integran los proyectos productivos del país, por una parte, la construcción reportó una contracción de 2.5 por ciento a tasa anual, cifra que representó la mayor caída para el sector en el último año.

 

De manera desagregada se observó que las construcciones del giro residencial cayeron 2 por ciento a tasa anualizada, mientras que las edificaciones no residenciales (en su mayor parte obra pública), retrocedió 3.3 por ciento en comparación de noviembre de 2017.

 

Por otra parte, la inversión en maquinaria y equipo tampoco tuvo oportunidad de brillar durante el penúltimo mes de 2018, ya que dio un ‘pasito atrás’ de 1.7 por ciento a tasa anual.

 

De forma puntual se pudo notar que la inversión en maquinaria y equipo de origen nacional disminuyó 9.9 por ciento, por lo que dicho apartado ya hiló seis meses consecutivos de pisar terreno negativo.

 

El único apartado que reportó cifras positivas durante noviembre fue la inversión en maquinaria y equipo de origen importado, al reflejar un avance de 3.7 por ciento anual.

 

La calificadora HR Ratings estima que durante el cierre de 2018, la IFB reportará contracciones, por lo que mantendrá una tendencia negativa en el corto plazo.

 

“Esto se debe al deterioro del clima de inversión que se presentó al cierre de 2018 por el aumento generalizado de la incertidumbre sobre las inversiones en el país, así como al incremento del riesgo país observado en indicadores como las referencias de largo plazo de la curva de rendimiento y el tipo de cambio”, dijo.

 

En la variación mensual la IFB registró una caída de 3.1 por ciento en comparación de las cifras reportadas durante octubre, mientras que la construcción mostró un retroceso de 1.8 por ciento y la inversión en maquinaria y equipo disminuyó 3.8 por ciento.

En enero de 2019, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.09 por ciento, con lo que la tasa anual de inflación se ubicó en 4.37 por ciento, por debajo de lo esperado por los analistas.

 

El instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) comparó que, en igual mes de 2018, los datos de inflación fueron de 0.53 por ciento mensual, así como de 5.55 por ciento en su comparación anual.

 

La inflación en el primer mes del año fue resultado del incremento de productos agropecuarios como cebolla y chile serrano, lo cual fue parcialmente contrarrestado por las bajas en las gasolinas, transporte aéreo, paquetes turísticos y gas doméstico LP.

 

Así, la inflación de 4.37 por ciento observada en enero fue menor al 4.5 por ciento esperado por analistas de Grupo Financiero Monex, así como al dato registrado el pasado mes de diciembre, cuando el indicador se ubicó en 4.83 por ciento.

 

De igual forma, el organismo informa que el dato de inflación observado en enero de este año es el más bajo desde diciembre de 2016, cuando se ubicó en 3.36 por ciento.

Página 1 de 5
© 2018 www.encuentroradiotv.com