-

La corrupción llegó al campo

.-Hay amafiados con grupos dependencias agrarias

(DE REFILON: dicen los cristianos: Las leyes operan para cualquiera y son aplicables a todos. Si un granjero rico y un granjero pobre siembran la misma cantidad de semillas en el mismo suelo recibirán igual volumen de cosecha. Si un granjero negro y un granjero blanco  siembran la misma cantidad de semilla recibirán el mismo volumen de cosecha)

En éste sentido son muy claras  las leyes de siembra y de cosecha, no son racistas ni hacen distinción entre color o raza, funcionarán para cualquiera que las active. Pero hay un hecho grave, la corrupción llegó al campo de Oaxaca, porque se ha descubierto que muchos ejidatarios o comuneros subsisten del apoyo económico de las dependencias agrarias del gobierno, pero ¡Eureka!, no trabajan las tierras en complicidad con los inspectores

ISTMO: En la zona del Istmo pocos son los que trabajan las tierras, la mayoría las alquilan a otros campesinos y los que reciben los apoyos crediticio y “!hasta por tierras siniestradas!” o alquilan a las eolíticas; no siembran, toman carreteras, protestan y acusan que el gobierno no les proporciona apoyo económico a tiempo.

En San Juan Guichicovi toman las vías de comunicación  porque el gobierno temeroso no actúa, con la fuerza pública menos con el diálogo. No quiere caer en la trampa de pagar lo que los líderes agrarios solicitan por siniestro de PEMEX, que dicen afecta sus tierras.

CORRUPCION: Es el pan de cada día. Procampo (¿aún existe?), la Sagarpa y las demás dependencias de tiempo atrás tienen listas de  registros de personas. “que de tierra solo las tienen en las uñas”, pero cobran cuotas bonancibles con la complicidad de los llamados “inspectores del campo”, que informan por escrito a su jefatura que hay suficiente cosecha o bien que se han siniestrado donde ni siquiera un nopal o maizal siembran

De esto aunque resulte paradójico los verdaderos hombres que si trabajan el campo reciben una miseria de apoyo, porque los inspectores se llevan la tajada del diablo en contubernio de aquellos que alquilan sus tierras

En la zona donde hay conflictos agrarios el gobierno no se atreve a intervenir con una verdadera investigación de la lista de supuestos campesinos en las regiones,  pero con gente avezada para comprobar qué verdaderamente siembran según informan los pagadores e inspectores, y quiénes son los verdaderos campesinos, porque el tomar carreteras y exigir dinero ya se ha convertido en la supervivencia hasta de “huichacoleros” y el más grave cinismo de la corrupción

Dicen hasta en oraciones que Ningún campesino siembra las semillas y se aleja olvidándose del campo, pero el que lo cuida no les importa hacer negocios con la corrupción en las dependencias, solo esperan que su siembra produzca una buena cosecha. ¡Aleluya!

El campesino honesto que sabe que al sembrar la semilla tiene que arrancar la maleza, despedregar el campo, regarla y cuidar de ella hasta el momento de la cosecha, trabaja con el sudor de su frente contra los que cayeron en la mentira y en las dadivas que desde que Salomón Jara estuvo al frente de la dependencia agraria con Gabino Cué,  maquino la corrupción y a los honestos campesinos los convirtió en peones de campo.

Los liderzuelos de Guichicovi, que tienen varios días interrumpiendo el paso a vehículos en una verdadera afrenta de rebelión contra la sociedad, que no las debe y las paga, siguen el ejemplo de los grupos organizados agraristas de Puebla, esos sí, que trabajan porque son vigilados

Y ellos son los que ahora son los que buscan agotados que Petróleos Mexicanos  (Pemex) pague las indemnizaciones por la pérdida de cultivos y tierras desde hace ocho años. En medio de los huichacoleros que ordeñan los ductos, los amenazan y sacan a punta de pistola de sus parcelas, exigen que la petrolera del Estado cumpla y pague lo que les debe: millones de pesos por incendios y derrames que no sólo acabaron con las hortalizas y dejaron estériles las tierras, sino que además contaminaron sus pozos con metales pesados.

De no haber una respuesta, afirman, buscarán la atención de Pemex y del Gobierno federal con el cierre de los accesos a la infraestructura de la compañía en 13 municipios de ese estado.

PERO allá sí trabajan las tierras y en Guichicovi es cuestión de ver hasta dónde es verdad, por la infiltración en la toma de carreteras, incluso de vendedores de antojitos y cerveceros. Quizá porque les deban los créditos de fiestas y pachangas, dados en ser en quienes al recibir los apoyos económicos se van de farra.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses