-

Fumando espera

.-Que otros hagan lo que no puede hacer

.-Los delincuentes, nomás se les antoja y toman las calles

Son criminales y sin ideal sostienen su actuación en contra del pueblo, cuando sorprende ver como un grupo de 20 pelafustanes bloquean las calles desquiciando la ciudad y exigen cuotas de chantaje.

Y nadie interviene. Ciertamente y aunque resulte más cruel por los hechos; muchos recuerdan en buena lid al expresidente Díaz Ordaz, que a estas alturas ya hubiera pacificado el país, barriendo las calles de tantos verdaderos criminales que atentan contra el trabajo de los empresarios y la necesidad misma de la sociedad.

ME VAN A EXTRAÑAR advirtió

Las calles estrecha apenas se dan abasto para que más de 152 mil automóviles puedan circular. La gente pierde más de cinco horas para llegar a su trabajo y otras para regresar a sus domicilios. El embotellamiento por la toma de calles es un caos. Por eso los turistas prefieren irse a Veracruz y no a un lugar donde la delincuencia es rey de las calles y el destino de los oaxaqueños

NO hay principio de autoridad. Es el pueblo del “háganle como puedan” y háganse lo que quieran.

Estas hordas asesinas toman las calles como de su propiedad, rompen cristales, pintarrajean las calles y se pitorrean de las policías porque el gobierno los ha convertido en intocables.

SE DISFRAZAN de campesinos y toman las carreteras exigiendo dinero, como cuota voluntaria

Bastaba con que un destacamento del ejército le abriera paso a los automovilistas, a los camiones de pasajeros y protegiera  al pueblo de los asaltos de estos delincuentes, pero al parecer existe el interés de que sea el pueblo que salga a defenderse, como ocurren en otros países donde metralleta en mano se abren paso.

Basta con llevarse a los líderes para tranquilizar el medio, pero aún con miles de millones de pesos que ha gastado el gobierno nadie los convence, porque la disidencia bajo cualquier pretexto toma las calles para recibir jugosas dadivas.

ANTES sin mucho escándalo los desaparecían y san se acabó el conflicto

Al gobierno como se ve le importa un bledo las necesidades de la sociedad, ni las pérdidas económicas de los comerciantes y empresarios. Estuvimos ayer en uno de los portales donde solíamos ir a muchos años, cuando se encontraban abarrotados y ahora  parecíamos terratenientes mirando el esplendor de la vaciedad. Mesas vacías pues, y los trabajadores con las caras tristes y gachas. El zócalo pestilente con cientos de comerciantes que han tomado la ciudad al gusto

El gobierno duerme el sueño de los justos.

Estamos ya en manos de los criminales y organizaciones de asaltantes. Ni duda cabe.

Pocos comprendemos cuál será la razón que en Oaxaca, donde los oaxaqueños habían demostrado valor y decisión para tener limpia la ciudad del bandolerismo, organizándose con palos, piedras y machetes, hoy nadie salga a defender su patrimonio.

¿ACASO se ha perdido la dignidad y el honor?

Escuchamos a un comensal que nos decía que esto resultó peor que otros gobiernos. Mas zorruno y cómplice de la corrupción y el importamadrismo.

En otros tiempos el pueblo los colgaba o deponía. Hoy nadie hace nada, como en el estado de Guerrero donde los guerrerenses demuestran valor y decisión, tal cual ya lo demostraron con los 43.

No hay más.

El pueblo decide.

Pero eso, falta un líder que sea honesto y encabece el movimiento de la sociedad, pero con palos y los medios necesarios en las manos para utilizar la escoba como barredora de tantas ratas que saltan y asaltan a los pobladores

OAXACA vive una realidad que como calca se repite. No ha habido un gobernante de carácter que los ponga en su lugar, como en el pasado que se hicieron polvo tantos vividores agitadores

NADIE SABE QUIÉN teme a quién. Unos por su violencia y otros para cuidar su figura institucional ante los cambios electorales del próximo año. No vaya siendo…la mala suerte de que les toque el premio del tigre

Y NO ES falacia esto siempre sucede cuando se está en el poder. Los halagos de los presupuestívoros envanecen el ego hasta del más cuerdo

O TAL como0 dijo el PAPA cuando le han preguntado si tiene algún consejero para no caer en el pecado de la ambición y soberbia del poder: yo solo confío en mi conciencia.

EL BUEN gobernante es aquel que debe conocer a los que le rodean y aparentan lealtad y sumisión, pero que buscan cazar el “hueso” político que les lancen.

SON LOS de siempre pusilánimes y mediocres. Inventos del momento.

 

Más en esta categoría: « La cienciologia Cosa de perversión »
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses