-

Socavón de promesas

.-Fatalidad de nuestra orografía

(PARA SABER, aquella frase que ya no repite Peña Nieto, de que lo hecho en México está bien hecho”, lo entendemos como  “el pueblo aguanta aunque el hambre taranta”)

CON 571 municipios reconocidos, más los que  hay por ahí ocultos en la sierra y en la maleza tropical, Oaxaca le tocó en suerte ser un estado nacido en la fatalidad orográfica

NO CONDENAMOS el esfuerzo que han hecho algunos gobernadores, como el caso ejemplar de don Rodolfo Brena Torres, quien implementó aquel sueño de transformar el estado con “Plan Oaxaca de desarrollo empresarial”

Se gastó mucho talento y dinero de entonces y se terminó en tiempo todo un amplio estudio de la orografía y geografía estatal.

Y SORPRESA te da la vida cuando el egoísmo se vuelve odio, porque siendo Brena Torres un prospecto a la presidencia por ese hecho al llegar en su lugar Gustavo Díaz Ordaz, quien de origen oaxaqueño odió por cuestiones familiares al estado a más de ser un enfermo sádico reaccionario antijuarista y apátrida, no se volvió a mencionar más ningún plan Oaxaca ni se le otorgó apoyo alguno. Y de ahí se le dio la espalda

LOS SUBSECUENTES gobernantes solo llegaron a administrar y hacer lo que bien pudieron y Oaxaca hasta hoy sigue en el socavón de la historia, llena de promesas, demagogia, mentiras y la irrepetible frase que se volvió una chunga, “ahora sí terminamos las carreteras”.

Y COMO DIJO EL JOROROBADITO, del cuento, cuando fueron a cobrarle una deuda: “espérenme nomás que me enderece”

NOS enteramos del grito de angustia de la zona costera en el istmo de los habitantes de Santa María del Mar y no solo la zona mareña de la región istmeña está abandonada a su suerte, suman un porcentaje lo menos del 70  por ciento de los pueblos olvidados a su suerte. por las autoridades federales y del estado.

QUIZÁ ello no sea de mala fe sino por la falta de recursos, que de lo poco que mantienen las arcas se la llevan todo, como el inusitado caso del gobierno de Gabino Cué, a quien bien llaman “la barredora”

Regiones y zonas están incomunicadas y abandonadas a su suerte con los caminos destruidos de nulo acceso. De poco apoyo en salud y educación y después del terrible terremoto del pasado 7 de septiembre, a los pueblos apartados de las carreteras hay que llegar caminando varios kilómetros y a veces días.

LAS voces se alzan de norte a sur, los oaxaqueños que viven en la pobreza extrema, claman por el apoyo del gobierno, pero la ayuda sólo llega por aire y se la lleva el viento

__________________

ATIRO SEGURO

NADA SE HIZO, NADA SE HARÁ

.-Los gastos electorales

HASTA hoy solo se repiten las promesas del pasado con las que se llena el socavón de mentiras. Ahora sí vendrán empresas de todo el mundo. Ahora sí tendremos zonas comunicantes del sur al norte y ¡Ah! ¡Oh!, el milagro de los dioses para diciembre tendremos las carreteras costera y al Istmo la súper carretera como ya tenemos un aeropuerto civil, “pa que viajen los paisanos”, seguramente en avión

Recordamos lo denunciado ya en nuestros comentarios, la situación de abandonó tiene indignada a gran parte de las poblaciones, abandonadas a su suerte como las zonas serranas del norte del distrito de Tehuantepec, Chahuites, Chihuitán, Mixes, El paraíso, comitancillo, los Chimalapas y otras comunidades como Guevea de Humboldt, El paraíso, Hierba Santa, Cajón de piedra de los que nadie sabe nada.

Y la zona Mixe, la zona de los Triquis, los tacuates y más allá, ni siquiera son mencionados para la “Guelaguetza”. Muchos funcionarios venidos de fuera no saben que existen y los que saben, se hacen como que no los ven

CON MOTIVO del sismo hasta hoy se quejan los pobladores que no hay Ni censos ni apoyos regateados y manipulados

QUIENES han visitado los pueblos en la zona del desastre han quedado aterrados y visto que las autoridades no pueden solas con el problema que agobia a zonas comunicadas, peor aun las que se empotran en las montañas, de las cuales los habitantes no pueden salir a pedir ayuda y subsisten a su manera

NO EXISTE un enfoque real y menos ahora que se necesita invertir en gastos de la campaña electoral del candidato del PRI, existe la remota posibilidad de cumplir tantas promesas

Y COMO de promesas está empedrado el cielo, así iremos al paso.

PEÑA NIETO se va, y no cumplió sus promesas “certificadas por notario público”.

ASÍ el socavón de promesas sigue abriéndose todos los días. No hay barco de salvación a la vista. No habrá cumplimiento de promesas, porque ahora menos que al principio del sexenio habrá dinero para obras sociales

Y ES QUE la casa de incendia ante la amenaza de un candidato contrario al PRI.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses