Echaran al racista Ochoa Reza

Agresivo menospreció de

Enrique Ochoa Reza, a

los negros indigna a los priistas

(PARA SABER: en el consciente y el subconsciente este se esconde perverso en nuestro cerebro, para ocultar lo que verdaderamente se piensa cuando se habla conscientemente. Sale cuando el razonamiento se debilita por el verdadero sentimiento que vence al consciente).

EL discurso acalorado y en éxtasis de lo que creyó suprema pieza oratoria de un estadista el todavía dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, cayó en su propia trampa al insultar a “A los que traicionan son los prietos. Les vamos a demostrar que son prietos, pero ya no aprietan”.

QUE RENUNCIE OCHOA REZA

El próximo mes 22 será la asamblea nacional del PRI, y los grupos y corrientes internas pedirán el cambio de Enrique Ochoa, por incapaz.

Después de que le jalaron las crestas del círculo del candidato a la presidencia José Antonio Meade, Ochoa quiso enmendar “su error” reculando al decir que no quiso decir lo que dijo, que no era contra los negros  los tabasqueños ni  los militantes sino a…los de MORENA.

Los vende plana quisieron tamizar las palabras racistas del mediocre dirigente del PRI, al señalar que “se refería a los prietos que se iban al partido Morena”.

Con ello el PRI demuestra la incapacidad e inconsistencia doctrinaria de sus dirigentes poniendo en un brete del ridículo a su candidato. La creencia popular considera que lo que el dirigente dice, es lo que piensa el débil candidato presidencial.

“Yo también soy moreno”, dijo a manera de justificación quien seguramente tendrá que renunciar, por creerse blanco que no toman café por ser negro, sino leche Liconsa, hasta eso, por no ser de vacas negras ni pintas, ni de chivas locas ahora lo único que les queda para justificar que Meade está “muy enojado” por las múltiples metidas de patas del dirigente nacional del PRI, lo echarán a escobazos del tricolor, “pa ganar se la confianza, oieme chico, de los negros, que en Oaxaca, Veracrú, Tabasco”, en fin en todo el sureste hacemos mayoría contra los cara pálidas chilangos.

Los usuarios de las redes sociales, por Twitter, Face book, telefonemas a radio comentarios chismes en televisión, aplastaron al PRI y a su inepto dirigente, y poco fue lo que le dijeron: “pinches pirruris”, “además de mafiosos racistas, siendo negros”; ¿quién le dijo a Enrique Ochoa que es blanco, si parece iguana en el comal?”,  señalaron los tabasqueños…los más comentaron “ni aguantan nada, si somos negros y que”…” los morenazos y morenazas que no éramos de MORENA ya nos convencieron para votar por los prietos”.

Lo que dijo Ochoa Reza, que ahora sí reza que reza por los rincones, fue su euforia que ya festejaba en corto, que “si llegaba” Meade a la presidencia sería el secretario de gobernación. Esto sacudió al cotarro político desde las bases del PRI hasta los viejos carcamanes de la política que ven el peligro de una derrota anunciada y  ahora más con los insultos a los mexicanos no solo de los partidos de oposición sino del mismo PRI.

Negro se dice en México por aprecio, pero cuando se utiliza con odio despectivo es otra cosa.

¿Votarán los negros por el güero Meade?

Los viejos priistas están que trinan y tienen la leve y sutil sospecha que Enrique Ochoa Reza, quien era simpatizante del ex aspirante a candidato Miguel Ángel Osorio Chong, sirve a intereses contrarios al candidato Meade, es decir que “es el enemigo en casa”, porque cada que abre la boca, es “fuego amigo”.

En México los mexicanos, ciertamente existe el racismo, contra los pero una cosa es que lo sepamos y otra que lo digamos a boca abierta.

El racismo es un mal psicopático, y pocos lo pueden ocultar, por eso al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, se le salió del subconsciente que le jugó una mala pasada, allá mero en Tabasco, donde viven negros y prietos y que después de su frase de los “prietos que ya no aprietan”, muchos aplaudieron, pero los que se sienten blancos como el bolillo, ni siquiera los del PAN.

Lastimoso papel de quien solo le falta rebuznar cuando abre la boca. Y que lance la primera piedra aquel que diga que no es verdad.

Por lo pronto crecieron en número el apoyo a López Obrador y es que su mejor jefe de campaña es Enrique Ochoa Reza, a quienes muchos de la vieja guardia del PRI, ya le rezan su responso.

Y no es que nos encabrone ser negros, ¿pero pa qué lo dice?, le enviaron mensajes los negros.

Esto podría provocar una crisis diplomática con los negros del África o Egipto…la costa oaxaqueña o Veracrú.

¡Pero, dime Meade con quién andas!…

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses