-

DE PANISTAS Y TRAICIONES

Los ortodoxos del Partido Acción

Nacional, y uno que otro fanático

Ahora acusan que Ricardo Anaya

al aliarse con los oportunistas del PRD,

estos lo traicionaron y votaron

por los candidatos de Morena

lo culpan que su ambición llevó al

PAN a ser la torre de babel…

DE REFILON:( López Obrador les leerá la cartilla a los nuevos legisladores  que se corten las uñas, porque sino llamará a “El Bronco”)

El descubrimiento se puso a la luz de la luna, una vez que ahora los dirigentes perredistas se ponen de acuerdo para ir a mostrarse solidarios al presidente electo y jurarle lealtad : “siempre estuvimos contigo compañero”, lo de Anaya fue pura “finta”

Ante su fiera derrota electoral por su improvisación el PRD está en camino desaparecer y sus dirigentes buscar un nuevo nido, por querer anidar en casa de los “Pirruris” neo porfiristas

Los militantes de viejo cuño ya formaron un grupo que entre los más, encabeza Ernesto Borrego, que juzgan acremente que el abandonó a la candidatura de Anaya, fue lo más razonable porque los del PRD, con sus llamadas tribus internas  se dicen de izquierda, aunque  cobren con la derecha al mejor postor y, lo mismo les da irse con el PRI que con el PAN o el primer cliente que les ofrezca poder y dinero. Se anexan al mejor postor

NO ERAN PANDILLAS DE FIAR

En éste sentido, los panistas que abandonaron a la dirigencia y candidatura de Anaya, indignados dijeron con anticipación que sus aliados no eran pandilla de fiar, como los tiempos de la dictadura que florecieron los “bandidos de Río frio” y hasta “El famoso “Tigre de Santa Julia,” asaltantes en despoblado

YA LO SABIA

Anaya lo sabía, y sino con ello mostró su incapacidad y obedeciendo las consignas de los “chuchos” del PRD se ensimismo en hacer una campaña de insultos e infamias que alertaron a los electores de su falta de propuestas. Menospreciar a los panistas de cepa, dicen los que condenan, que esa alianza fue como del aceite con el agua, y resulta de sobra condenatorio que al traicionar a la militancia, expulsar a Cordero y correr a Margarita Zavala haya llamado a la peor ralea política como consejeros como Fernández de Cevallos y Rafael Castañeda, que como advertimos, éste lo dejó “colgado con la brocha”, lo abandonó porque se molestó y acusó que Anaya se rodeó de la peor banda del barrio.

VA MI MANO EN PRENDA

Castañeda vino al cierre de campaña de AMLO, y lo saludó con una sonrisa del “yo no estuve contra ti”.

Fernández de Cevallos, fuerte aliado en la perversión política con Salinas de Gortari, nunca dijo nada, no apoyó con discursos ni declaraciones: Su silencio anunciaba la tormenta de la derrota

Aunque es secreto, dicen que llamó al presidente electo: “en lo que pueda ayudarle señor presidente”

Entre brindis y festejos Felipe Calderón, reunido en su residencia comentó: “El que la hace la paga”. Sí, “Dios castiga sin palo ni cuarta”

¿Y si Anaya ganara?, ¡San Felipe de Jesús nos libre!

HORNO CREMATORIO

Ahora postulan que el todavía panista Anaya, nada tiene que hacer en el partido de la Santísima Trinidad, arropado por el azul del cielo: se va, porque se va y de mala forma, a menos que renuncie, después de agandallarse el PAN de los “Pirruris”

LOS ALIADOS POR AMLO

En el PRI echa chispas y espuma Ulises Ruiz, quien culpa a Peña  Nieto de imponer al “inocente palomita te dejaste engañar” y por su ideología ultraderechista se rodeó de los nenepiles panistas, que después de todo, como Peña Nieto, mejor votaron por AMLO: ¿pa qué por Meade si vamos echar a perder nuestro voto, compañero”.

Y así se escribió un capítulo más de un cuento de Kafka en un país kafkiano.

Como México no hay dos.

Porfirio Díaz, quien prometió la no reelección se quedó 31 años en el poder. Luego Madero, que era terrateniente, iluso, dejó la estructura de la dictadura y Victoriano Huerta le dijo hazte a un lado tata. Y así, el pon uno, pongo dos, fuera todos. Es el juego de la perinola que sigue.

SE ACABÓ EL IDILIO

El idilio de los panistas terminó y quienes anunciaron el triunfo de Meade discretamente hacen antesala en la casa de campaña con el “todos somos mexicanos”

Verdad buena que los políticos mexicanos ofrecen lo mejor de su arte teatral. Los que saben, ríen a mandíbula batiente, y los que saben se queman de coraje por la tragedia como el infierno de Dante, pero Alighieri.

Y ora buscan abrir las puertas del señor…¡BASTA!

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses