-

El quehacer del periodismo

.-Prepararse para no caer en errores

(DE REFILON: ¡Brindemos!; salud)

Estamos en vísperas de festejar los 39 años de vida laboral informativa de prensa escrita, radio y ahora televisión de la empresa diario ENCUENTRO, y por coincidencia o como cosa común nos enteramos de otra agresión a un reportero radiodifusor en Matías Romero. Un eslabón más a la cadena de agresiones sin castigo.

Y es que pese a decenas y centenares de programas, proyectos propuestas y leyes a favor de los periodistas la violencia sigue ensañándose, por una razón: no se hace justicia ni en los “bueyes de mi compadre”.

En el caso del reportero en Matías Romero, se realizó una marcha de protestas. Hubieron señalamientos y a decir demanda judicial en contra del atrabiliario presidente municipal. Hasta ahí, porque sigue la impunidad y ninguna autoridad actúa en consecuencia poniendo tras las rejas a los agresores y al director intelectual de las muchas agresiones que se padece en todo el país.

Periodistas muertos por secuestro, baleados, asaltados, encarcelados por la vileza del poderoso etc. En vez de avanzar en defensa de la ley y la justicia vamos hacia atrás, para vivir en el primitivismo y la ley de la selva.

Quienes durante muchos años nos hemos adentrado a esta noble actividad, sabemos porque lo entendemos que el periodismo informativo y de opinión; es una escuela de enseñanza y permanente aprendizaje, no solo para los periodistas activos, sino de las nuevas generaciones que tienen convicción del quehacer periodístico para conocer la naturaleza de la pasión en esta noble tarea  de dar a conocer los acontecimientos sociales, analizarlos y criticarlos en su caso, de acuerdo a la percepción de los hechos.

El periodismo es una escuela donde todos los días se aprende algo nuevo de los reportajes, crónicas, artículos, editoriales y las entrevistas que mucho enseñan de quienes aceptan o difieren de la problemática social. Mucho enseñan las experiencias de quienes tienen más tiempo en los medios y su soltura por el aprendizaje.

Pero hay que ser cierto que quien se atreva a lidiar con esta actividad, debe tener los pies bien puestos sobre la tierra para ser condenado o señalado en ocasiones vejados por funcionarios autoritarios. Por eso el periodista o aspirante a periodistas que simule su actitud, solo por el “chambismo” que  no estudie, estará perdido en la nada. Y puede entender que no es lo suyo y como muchos lo han hecho, mejor dedicarse a otra actividad noble y placentera para no cometer equivocados excesos en el medio periodístico, que solo exige preparación permanente. Leer mucho y lo menos el periódico en que escribe.

La lectura es importante para estar preparados en los temas que se toquen en una entrevista, incluso improvisada, por radio, televisión o el medio escrito.

Tener un gafete o credencial de prensa no nos hace periodistas. La prensa es para prensar…ciertamente y el periodista para escribir, hablar y tener intuición y  habilidad sobre los acontecimientos del estado, la nación y el extranjero.

Por ello cuando señalamos con anticipación lo que sucede en nuestro medio, no es por ser adivinos o “brujos”. Es el cumulo de experiencia. Es la condición humana, todo gira sobre sí y los hechos son los mismos se repiten como en un círculo vicioso en todos los pueblos del mundo. Por eso debemos estar siempre preparados estudiando, leyendo conociendo la historia de los pueblos y el mundo, solo así podremos visionar el futuro y los efectos de las consecuencias. De ahí deriva aquella famosa frase que gustamos de repetir: “Yo lo dije primero”. O se los dije.

Investigar y leer, siempre leer, es la premisa ante el reto de los avances de la tecnología.

La cultura no se improvisa es constante preparación. Es como arar el intelecto para entender mejor al mundo. Impulsar la inteligencia, abrir nuestra sabiduría para encontrarnos con la buena cultura que enseña a ser mejores. Honestos, y no caer en la ignorancia del chantaje, que por ello son las agresiones y muertes cuando esta lleva de la mano a los inexpertos que quieren amasar una fortuna y caen en las redes de la delincuencia, que luego se las cobran cuando  fallan.

GENIO Y VIRTUD: La cultura pues, da el talento y el talento nos obliga a despertar de día o de noche nuestra mente. Es cuando salta el genio para hacer algo mejor escribiendo o hablando. Y esa es lo que se llama la virtud en todas las artes de la vida en la danza, en la pintura, en las empresas o en las artesanías…y por ello ser periodista es  una virtud.

SER periodista no es tan simple o fácil, porque se puede escribir o hablar muy bien pero lo que hace al periodista es ponerse en el lugar del lector o a quien se critique, para sentir las consecuencias y efectos. Ser humano.

Estamos en vísperas de mañana sábado 18, celebrar dos históricos acontecimientos: 39 años de vida periodística en ENCUENTRO con Humberto López Lena, inquieto creador de esta dinámica y más de 70 años de la expropiación petrolera en 1938, por el general de generales el PRESIDENTE  de presidentes revolucionarios: Don LÁZARO CÁRDENAS del Río.

¡BRINDEMOS!.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses