-

Demandan recuperar recursos desviados y dárselos a afectados

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Oaxaca de Juárez, Oax.- El gobierno de Oaxaca debe recuperar los recursos del sistema de salud que fueron malversados durante el sexenio pasado y destinarlos a la reconstrucción de la infraestructura sanitaria del Istmo de Tehuantepec, región que tras el terremoto del siete de septiembre ha permanecido sumergida en una crisis humanitaria, sostuvo el expresidente de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, Omar Calvo Aguilar.

Calvo, cuya gestión comprendió los tres últimos años de gobierno de Gabino Cué (2013-abril de 2017), sentenció que más que un castigo corporal para los exfuncionarios que han sido acusados de desviar recursos multimillonarios de los Servicios de Salud, importa más recuperar el erario y poder hacer obras en las zonas devastadas.

Aunque dijo desconocer qué tan probable es que las actuales autoridades puedan recuperar los recursos desviados, indicó que “a mí me interesaría más que los recursos estuvieran… la otra parte, si los castigan o no (a los exsecretarios de Salud), esa parte no me afecta ni me importa”.

En junio pasado, la Fiscalía General del Estado detuvo al extitular de los Servicios de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, acusado de haber malversado 100 millones de pesos; sin embargo, en diciembre pasado, el equipo de entrega recepción del gobernador Alejandro Murat, llegó a cuantificar en la dependencia un probable daño financiero de hasta 10 mil millones de pesos.

En la actualidad, Tenorio permanece preso en el penal de Santa María Ixcotel, al lado del exsecretario de Finanzas, Enrique Arnaud Viñas; por su parte, Gerardo Cajiga Estrada, quien también fungió como tesorero, permanece en prisión domiciliaria.

“Claro que sería ideal poder recuperar recursos… no sé si eso lo puedan hacer, pero sería bueno poder contar con los recursos y, si no, buscar los medios para tener recursos y poder echar a andar toda la estructura en el Istmo”, reiteró, en entrevista.

Riesgo de brotes de sarampión y cólera

A un mes con una semana del terremoto de 8.2 grados y a un mes del sismo de 7.1, que terminó de destruir edificios y puentes, indicó que en aquella región aún se suscita una contingencia sanitaria que no puede ser desatendida por las autoridades.

Incluso, indicó que existe riesgo de que broten enfermedades que en México se consideran como “controladas” o a punto de “eliminarse” como cólera o sarampión.

Lo anterior, debido a que el Istmo de Tehuantepec es considerado zona de tránsito de migrantes, lo que conjugado con el colapso del sistema de salud podría derivar en una nueva contingencia.

“Muchas de las enfermedades que se consideran controladas o casi por eliminarse son traídas de Centroamérica y, justamente, el Istmo de Tehuantepec es un sitio de paso. Ese es uno de los riesgos: (la proliferación de) enfermedades potencialmente radicales.

“Ahora hablando de situaciones del orden local, sabemos que son endémica de dengue. (Si bien) en la época de diciembre (esos problemas) ocurren con menor frecuencia, las actuales condiciones pueden favorecer al desarrollo  de esas enfermedades”, apuntó.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses