-

SSO recibirá un presupuesto de 4 mil 256 mdp este año

Se han denunciado de manera reiterada el desabasto de medicamentos, falta de equipamiento médico y tecnológico y las condiciones insalubres en clínicas y hospitales de Oaxaca. / HUGO VELASCO Se han denunciado de manera reiterada el desabasto de medicamentos, falta de equipamiento médico y tecnológico y las condiciones insalubres en clínicas y hospitales de Oaxaca. / HUGO VELASCO

Oaxaca de Juárez, Oax.- Sin contar los recursos que le sean autorizados al Seguro Popular, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) recibirán a lo largo de este año un monto total de 4 mil 256 millones de pesos como parte del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), contemplado dentro del Ramo 33 del Gobierno federal.

Tal cantidad es superior por 339 millones 800 mil pesos a los 3 mil 916 millones de pesos que recibió el gobierno de Alejandro Murat, el año pasado, de acuerdo con información contenida en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 (PEF) y retomada por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República.

En una comparativa, el capital que recibirá los SSO equivale al 100 por ciento del monto en que fue cuantificada la reconstrucción total de las viviendas devastadas en Oaxaca por los terremotos de septiembre pasado y al 53.2 por ciento de los daños totales que, de acuerdo con el gobierno, sufrió el estado, incluidos escuelas, edificios públicos, carreteras y puentes. 

Con los mismos recursos que recibirán este año los SSO, podrían construirse cinco hospitales de especialidades, de 144 camas cada uno, como el que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, inauguró el pasado 12 de febrero en Nogales, Sonora, y que fue catalogado por el mandatario como uno de sus compromisos de sexenio.

También podrían ser edificados cinco hospitales generales de 120 camas y 29 consultorios para consulta externa, como el que fue inaugurado, también por Peña Nieto, el pasado 30 de enero en Acapulco, Guerrero.

Sin embargo, lejos de lo anterior, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), el Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud (SITyPS) y el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de Salud (SINTS) han denunciado de manera reiterada el desabasto de medicamentos, falta de equipamiento médico y tecnológico y las condiciones insalubres que prevalecen en clínicas y hospitales del estado de Oaxaca.

Las tres organizaciones han acusado que las autoridades de los últimos cinco gobiernos estatales, incluido el actual, han incurrido en malas prácticas al momento de ejecutar los multimillonarios recursos que son enviados por la Federación.

El SITyPS indicó, incluso, que durante los últimos 25 años, las autoridades han malversado alrededor de 100 mil millones de pesos, con lo que podrían haber sido construidos 125 hospitales generales en las ocho regiones de la entidad.

A los recursos del FASSA debe sumarse el monto que es canalizado al estado para el mantenimiento del Seguro Popular. El presupuesto para este año, sin embargo, aún no ha sido dado a conocer, aunque los antecedentes apuntan a que superará los 2 mil millones de pesos.

En la actualidad, trabajadores del SNTSA mantienen un paro parcial de actividades, en exigencia de la destitución del actual secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel, quien el 15 de enero pasado, intentó despedir a 2 mil 300 médicos, enfermeras y personal administrativo, con el argumento de que habían sido contratados de manera irregular.

Díaz también sostuvo que el Sindicato mantenía en nómina a alrededor de mil aviadores, a lo que la organización respondió que 300 de esas plazas correspondían a trabajadores comisionados en jurisdicciones distintas a donde firmaron su contrato y, que el resto, se trataba de personal colocado por las propias autoridades en los SOO.

FASSA, ¿qué es y para qué sirve?

De acuerdo con la Dirección General de Evaluación del Desempeño (DGED) de la Secretaría de Salud federal, el FASSA tiene como principal objetivo aportar recursos a las entidades federativas para la prestación de servicios de salud a la población que no cuenta con empleo formal o no está incorporada en algún régimen de seguridad social que incluya el acceso a servicios de salud.

El objetivo anterior, explicó, se lleva a cabo mediante la implementación de mecanismos que apoyan las actividades de protección contra riesgos sanitarios, la promoción de la salud y la prevención de enfermedades, la mejora en la calidad de la atención y la seguridad en salud y el abasto y entrega oportuna y adecuada de medicamentos.

“Con los recursos que las entidades federativas reciben a través del FASSA, se busca favorecer la consolidación de los sistemas estatales de salud y con ello coadyuvar al fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud. Además, este fondo busca una mayor equidad en el gasto público otorgado a entidades”, subrayó.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses