Celebra arzobispo 20 años de ordenación episcopal

Destacado Señaló que el padre de la comunidad lo apoyo en todo momento y fue aprendiendo a servir a la comunidad. / HUGO VELASCO Señaló que el padre de la comunidad lo apoyo en todo momento y fue aprendiendo a servir a la comunidad. / HUGO VELASCO

Oaxaca de Juárez, Oax.- El arzobispo de la Arquidiócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botello agradeció a los católicos oaxaqueños por colaborar con él en estos 20 años de ordenación episcopal y aseguró que estas preparado para cambiar de Arquidiócesis, pues consideró que sería un llamado de Dios.

"Donde el señor me lleve, ahí estaré siempre contento" dijo. Chávez Botello oriundo de Tototlán, estado de Jalisco, indicó que aún cuenta con las fuerzas necesarias para trabajar por la religión católica, ya que a sus 13 años en la entidad aun no contempla la posibilidad de alejarse de la actividad religiosa, pero que a veces sí le falta tiempo.

 “Físicamente es normal, que a medida que avance el tiempo se acaba la energía, pero aún no me pesan los años, aunque sí me gustaría dedicar más tiempo a otras cosas” dijo.

"En los 13 años que llevo como obispo de Antequera y ver el recibimiento de los oaxaqueños me hizo tener un compromiso mayor y por ello decidí recorrer todas las parroquias cada año y así estar cerca de los feligreses" dijo.

Indicó que de niño siendo el mayor de 12 hermanos;  el padre de la comunidad lo llamó de acolito, por circunstancias ajenas; pues indicó que su madre al ir al molino, al mismo tiempo acudía a misa, en donde él la acompañaba; "yo iba más que todo para evitar el frio, pues al interior de la iglesia estaba caliente y afuera nos congelábamos" dijo.

Señaló que el padre de la comunidad lo apoyo en todo momento y fue aprendiendo a servir a la comunidad.

El arzobispo expresó que su madre aún vive y cuenta con 97 años y narró que al día siguiente de haber terminado sus estudios y haber sido ordenado sacerdote en Roma, su padre murió a los 50 años por lo que la primer misa que celebró fueron sus funerales.

Señaló que se requiere también un mayor compromiso y participación de los laicos, para que la evangelización no sea solo actividad de los sacerdotes.

Dijo que promover las vocaciones sacerdotales es fundamental para la vida cristiana, porque sin sacerdote no hay Eucaristía, y sin Eucaristía no hay iglesia, por lo que pidió poner explícitamente en los niños y jóvenes la vocación sacerdotal como una forma de superación personal.

En una reunión con los representantes de los medios de comunicación, el Arzobispo de Antequera, recordó la historia de cómo fue que se inclinó por el sacerdocio, relató sobre su familia de origen humilde donde su mamá se esmeró y dedicó a trabajar para sostener a sus hijos, para dotarles de lo necesario. 

Reiteró su agradecimiento al padre Ramón Hernández por su educación y vocación por servir con humildad.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses