-

Es Hedy Lamarr diva del cine... ¡ y del Wi-Fi!

  • Escrito por  Rodolfo G. Zubieta Agencia Reforma
  • Publicado en El Dato
  • Comments:DISQUS_COMMENTS
Nacida el 9 de noviembre de 1914 en Viena, Austria, Hedwig Eva Maria Kiesler deslumbró desde pequeña por su inteligencia digna de niño prodigio y su belleza inusual: profundos ojos verdes, cabello negro azabache y piel blanca como la leche. Agencia REFORMA Nacida el 9 de noviembre de 1914 en Viena, Austria, Hedwig Eva Maria Kiesler deslumbró desde pequeña por su inteligencia digna de niño prodigio y su belleza inusual: profundos ojos verdes, cabello negro azabache y piel blanca como la leche. Agencia REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO 22-Apr-2018 .-Trabajó en 35 películas, algunas de ellas ya clásicas, obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y fue considerada en su tiempo "la mujer más hermosa del mundo".
Sin embargo, el mayor legado que dejó Hedy Lamarr al mundo es quizás por el que menos se le conoció: sentar las bases de la tecnología Wi-Fi y Bluetooth.
Nacida el 9 de noviembre de 1914 en Viena, Austria, Hedwig Eva Maria Kiesler deslumbró desde pequeña por su inteligencia digna de niño prodigio y su belleza inusual: profundos ojos verdes, cabello negro azabache y piel blanca como la leche.
Esta imagen la llevaría a trabajar como actriz a finales de los años 20, luego de ser descubierta por el productor Max Reinhardt. Primero probó suerte en el teatro de Berlín y después en cine en su natal Viena.
Con su quinta película, la alemana Éxtasis (1933), dirigida por Gustav Machatý, despuntó su fama a nivel mundial tras protagonizar la primera escena de desnudo de una mujer en una cinta comercial.
Friedrich Mandl, un vendedor de armas para el régimen nazi, tras ver el filme se obsesionó con Lamarr y se las ingenió para conquistarla y hacerla su esposa.
Mientras Mandl buscó la manera de que fueran destruidas todas las copias de la película, la actriz se concentró en sus estudios en ingeniería.
Esta controversia la marcó por el resto de su vida, obligándola a lucir siempre bella en pantalla y escondiendo su verdadera pasión a todos: inventar cosas en su casa.
"La gente tiene la idea de que soy una persona estúpida, pero la realidad es que nunca supe que me veía bien, pues mi mamá siempre quiso tener un hijo que se llamara George.
"Desafortunadamente eso nunca pasó y ella no estaba muy emocionada conmigo. Yo era diferente. Quizás vengo de otro planeta. Sea lo que sea, inventar cosas siempre se me facilitó", reveló Lamarr en una entrevista de audio incluida en el documental Bombshell: The Hedy Lamarr Story.
En este filme, producido por Susan Sarandon, dirigido por Alexandra Dean y que se estrenará el 18 de mayo en Estados Unidos por el canal PBS, se aborda esa faceta desconocida de la austriaca.
Sin haber cursado estudios certificados de matemáticas e ingeniería, la actriz fue una autodidacta que lo mismo filmaba cintas con Cecil B. DeMille, James Stewart y Clark Gable, a la vez que trataba de ayudar al ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.
Para los aliados diseñó un sistema de guía para torpedos que permitía teledirigirlos.
Ese concepto de comunicaciones, que hoy se conoce como "salto de frecuencia", fundamento de la comunicación para redes Wi-Fi seguras, GPS y Bluetooth.
Pero su belleza una vez hizo de las suyas: EU no confío al principio en ella y le solicitó recaudar fondos para la guerra, ¡y vaya que lo logró! En subastas, la actriz pedía 25 mil dólares en bonos a cambio de un beso suyo. En una sola noche, recaudó 7 millones de dólares.
En 1941, Lamarr y el pianista americano George Antheil, cocreador de dicho invento, patentaron el descubrimiento, el cual consistía en evitar que una señal fuera interceptada al brincar de una frecuencia a otra.
Debido a su complejidad y a los recursos inexistentes de la época, este sistema no se implementó sino hasta 1962 en navíos de la Armada de EU, durante la crisis de misiles nucleares en Cuba.
"En una era diferente ella se hubiera convertido en una gran científica. Y es que, al final del día, ese era un camino que nunca pudo tomar debido a su belleza", consideró la historiadora de cine Jeanine Basinger.
Lamarr falleció el 19 de enero de 2000 a los 85 años, tras complicaciones cardiacas.
En vida nunca gozó del reconocimiento del mundo científico y resguardó con recelo estos secretos, hasta que desde hace una década la comunidad de inventores de Austria, Alemania y Suiza instituyeron el 9 de noviembre (su fecha de nacimiento) como el Día Internacional del Inventor.

TABLA
¿Sabías que?
Hedy Lamarr es recordada por cintas como Algiers (1938), Boom Town (1940) y Samson and Delilah (1949).
- Se casó en seis ocasiones y tuvo tres hijos: Anthony (71 años), Denise (73) y James (79).
- Otras de sus invenciones fueron un semáforo inteligente y una pastilla que al ser disuelta en agua, creaba una bebida carbonatada.
- En 1997 recibió dos prestigiados premios en ciencias: el Electronic Frontier Foundation Pioneer Award y el Bulbie Gnass Spirit of Achievement Bronze Award, por su contribución a la sociedad.
- Después, en 2014 y de forma póstuma, ingresó al Salón de la Fama de los Inventores Internacionales.
- En 2008 se produjo una obra off-Broadway, Frequency Hopping, enfocada en su vida como inventora.
- Varias actrices la han interpretado en episodios especiales de las series Legends of Tomorrow y Timeless, donde sus creaciones son vitales para la trama.
- Se anunció que la alemana Diane Kruger protagonizará una miniserie sobre su vida, producida por Google y basada en el libro "Hedy's Folly: The Life and Breakthrough Inventions of Hedy Lamarr, the Most Beautiful Woman in the World".

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses