-

Tormenta “Harvey” toca tierra de nuevo, ahora en Louisiana; van 17 víctimas fatales

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

CIUDAD DE MÉXICO .- La tormenta “Harvey” tocó tierra de nuevo en Estados Unidos, ahora en Louisiana -frontera con Texas-, provocando intensas lluvias, inundaciones y paralizando la región.

Desde el viernes, el impacto “Harvey” ha dejado al menos 17 personas muertas y decenas de miles de personas han tenido que dejar sus casas, con daños que ascienden a miles de millones de dólares.

Este miércoles, según Reuters, el fenómeno se ubicaba a 52 kilómetros al sur de Lake Charles, Louisiana; además se prevé la caída de unos 7.5 a 15.24 centímetros de agua en un área a unos 130 kilómetros al este de Houston y en el suroeste de Louisiana.

El pronóstico es que la tormenta se debilite en la medida que avance al interior al noreste, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Casi un tercio del condado de Harris, donde se ubica Houston, está bajo el agua, un área 15 veces mayor que la de Manhattan, según el periódico Houston Chronicle.

Autoridades habilitaron refugios de emergencia para 19 mil personas en Houston, pues se contabilizan cerca de 50 mil hogares con daños por inundaciones.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, anunció un toque de queda en medio de reportes de saqueos, robos a mano armada y personas que se hicieron pasar por agentes de policías.

Ayer, el presidente Donald Trump y su esposa Melania visitaron Texas para evaluar los daños. El mandatario dijo que estaba satisfecho por la respuesta, pero que era demasiado pronto para cantar victoria.

Moody’s Analytics calcula el costo económico por “Harvey” para el sureste de Texas entre 51 mil millones y 75 mil millones de dólares.

“Harvey”, comparado con el huracán “Katrina” que hace 12 años devastó Nueva Orleans, ha dejado al menos 17 muertos, entre ellos una familia de seis personas y el sargento de la policía de Houston, Steve Perez, un veterano de 34 años que se ahogó mientras intentaba ir a trabajar el domingo.

En Beaumont, al noreste de Houston, una mujer y su bebé fueron arrastradas por las aguas. La niña fue rescatada, pero su madre murió.

Ruben Jordan, exentrenador de futbol americano de una escuela, falleció cuando estaba ayudando con las labores de rescate a personas atrapadas.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses