Diciembre 11, 2018

Ofrece México ingreso legal; migrantes reviran: 'Tiraremos la frontera'

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Más de tres mil migrantes se encuentra a un paso de entrar a México. La caravana de hondureños, que salió de su país desde el pasado 13 de octubre, se fue nutriendo por habitantes de El Salvador y Guatemala, quienes también quieren llegar a Estados Unidos

Seis días les llevó sortear obstáculos hasta llegar a la frontera con México. Sin embargo, en nuestro país, al igual que en Guatemala, los gobiernos se debaten entre cumplir la exigencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para detener el paso de los migrantes, y la política humanitaria que deben implementar a favor de quienes salen de su país huyendo de la pobreza y la violencia.

A la ciudad de Tecún Umán, fronteriza entre Guatemala y México, llegaron hombres, mujeres y niños, algunos de brazos. Ellos se preparan para entrar a México.

Hasta donde se encontraban llegó el embajador de México en Guatemala, Luis Manuel López Moreno, para ofrecerles ingresar a México de manera documentada, con pasaporte y visa. “Y si no tienen esos requisitos, pueden entrar con la petición de refugio o ayuda humanitaria”, les dijo ante las miradas de escepticismo por parte de los migrantes.

A partir de este momento –ofreció el diplomático mexicano– las personas pueden acudir al puente internacional a hacer el trámite. Les pidió a los integrantes de la caravana que les den a las autoridades mexicanas la oportunidad para entrar de esta manera al país, y también el tiempo necesario para hacer los trámites.

“Caso por caso serán atendidos, y la respuesta se les daría en un plazo prudente. Y a quienes solicitan refugio, deberán, luego de hacer el trámite, trasladarse a la estación migratoria Siglo XXI, a esperar la respuesta”, subrayó.

Sin embargo, la respuesta mexicana luego de hacer esos trámites, puede ser la misma que ahora ya tienen: la deportación o la negativa a entrar.

Luego de la reunión, los migrantes sostuvieron un encuentro en la que se impuso la idea de quienes consideran que esta petición por parte del gobierno mexicano, es “una vil traición”.

Argumentaron que los datos que se obtienen al solicitar la entrada formal, México los entrega a EU, nación que después los usa para “ficharlos” y deportarlos si llegan a entrar a ese país.

Por ello, los integrantes de la caravana acordaron “unir fuerzas y a tirar esa puta frontera”. Posterior a ello efectuaron una manifestación en la rivera del río Suchiate. Ahí aseguraron que de una u otra manera pasarán.

Los puentes fronterizos fueron cerrados por el Instituto Nacional de Migración y elementos de la Policía Federal y la Gendarmería. Estas dependencias también detuvieron al activista Irineo Mujica, quien encabezaba las manifestaciones a favor de la caravana. 

© 2018 www.encuentroradiotv.com