-

Víctimas de explotación son rescatadas en CDMX

Explotación laboral infantil. / AGENCIAS Explotación laboral infantil. / AGENCIAS

Ciudad de México.-Seis menores de edad y dos adultos, presuntas víctimas de explotación laboral, fueron rescatados este día en la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo, en la Ciudad de México.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina informó que el rescate de las ochos personas se llevó a cabo gracias a los trabajos del combate frontal contra el delito de trata de personas realizados por agentes de la Policía de Investigación (PDI), y en el cual, además de los rescatados, fue detenida una mujer de 29 años de edad, quien junto con su pareja, se dedicaban a reclutar y luego explotar a las víctimas.

De acuerdo con esta información, las víctimas, originarias de diferentes estados del país y hablantes de dialectos, eran “sometidos” a vender “dulces transportados en carretillas, en la delegación Cuauhtémoc”, además de una menor a quien utilizaban como cocinera.

“Se logró la ubicación de tres menores: dos de ellos originarios de Puebla y uno de Veracruz; asimismo se rescató a una mujer de 19 años de edad, identificada como la persona que les hacía de comer. Todas las víctimas se encontraban al interior de un predio, en la colonia referida”.

En el mismo operativo, elementos capitalinos lograron rescatar a cuatro personas más que eran obligados a vender comida en la colonia Roma, la Zona Rosa y Chapultepec.

“[Además] localizaron en calles de la delegación Cuauhtémoc a tres menores de edad, de los estados de Puebla y Chiapas, y a un hombre de 20 años, quienes fueron encontrados mientras comercializaban con productos comestibles, que trasladaban en carretillas en zonas como la Colonia Roma, Zona Rosa o Chapultepec.

Acusada del delito de trata de personas por explotación laboral, la probable responsable, retenida por las autoridades, “será enviada al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, donde se espera la audiencia inicial y que un Juez de Control califique de legal su detención y la vincule a proceso”.

La pareja de la detenida ya está siendo buscado por las autoridades, pues hallaron que ambos se trasladaban a los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas e Hidalgo, para captar a sus víctimas, traerlas a la Ciudad de México para que trabajaran en la venta de frituras.

Según las investigaciones, a los rescatados, en un inicio, se les ofreció “alojamiento y alimentación; sin embargo, cuando éstas comenzaron a laborar se les impuso una renta por concepto de hospedaje y cada quien tenía que pagarse su comida, luego de laborar de siete a ocho horas diarias, de lunes a sábado”.

De los menores que fueron rescatados, tres “fueron reintegrados a su núcleo familiar, mientras que otros tres continúan bajo resguardo de la procuraduría”.

NIÑOS MINEROS, MANO DE OBRA BARATA EN COAHUILA

En condiciones precarias para laborar, en una situación insalubre y de gran riesgo, sin ninguna prestación, ni seguridad, mucho menos equipo o capacitación, a los niños mineros de la región de Coahuila que trabajan fundamentalmente en pozos de carbón, les pagan de 50 a 80 pesos por tonelada extraída limpia del material, cuando el costo comercial promedio del mismo está por arriba de los mil pesos.

Además, la mayor parte del carbón es vendido por los pequeños productores a la Comisión Federal de Electricidad (CRFE), y obtienen una ganancia arriba del 900 por ciento.

Una investigación realizada por la Organización Familia Pasta de Conchos, indica que un gran número de menores laboran como mineros en la región carbonífera de Coahuila, sobre todo en regiones como Sabinas, Múzquiz y Palau. No obstante no hay registro ni siquiera cerca del número de estos niños, ya que su trabajo es ocultado por quienes los contratan.

No obstante es una práctica común que esta región, los mineros empiecen en el oficio siendo menores de edad, muchas minas los contratan en esta condición, pagándoles un 70 por ciento del salario que les otorgan a los otros trabajadores, sin registrarlos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social y poniéndolos en las áreas más arriesgas y deplorables, indica el informe.

Esta Organización indicó que fue la primera en interponer una denuncia por el trabajo infantil en las minas, ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuando en el siniestro del 2009 del pocito Ferber salió a la luz que varios niños estaban laborando en la misma.

Al señalar las condiciones en que se da este trabajo infantil, expuso que es demandada esta mano de obra para reducir los costos de producción; además debido a su condición de baja estatura son utilizados para realizar trabajo en espacios estrechos.

Para la Familia Pasta de Conchos, hay una doble condición de injusticia para estos menores, ya que la pobreza los empuja a aceptar estas condiciones, y este trabajo les trunca todas las expectativas de poder salir de su situación económica precaria, ya que no estudian, y la mayoría de esta mano de obra “barata” deambula de pocito en pocito, hasta que logra colocarse en una mina, pero sin contar con ninguna capacitación.

Expuso además que las inspecciones de la Secretaría del Trabajo, además que son escasas, la mayoría de ellas son detectadas por los productores, “por lo que rara vez encuentra a un menor laborando en estas condiciones”. El único dato oficial que se tiene sobre estos trabajadores es que en México de los millones de niños que laboran, al menos 600 mil estarían en el ramo de agricultura, minería y otras actividades productivas peligrosas.

En su página de esta organización se estableció incluso una sección denomina Carbón Rojo, en la que enlista a empresas clandestina, ilegales o que aun siendo legales, ponen en riesgo la salud y la integridad física de los mineros del carbón para obtener un mayor margen de ganancias. Entre ellas, muchas utilizan la mano de obra infantil y otra parte importante tiene récord de trabajadores muertos o mutilados en accidentes.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses