Febrero 17, 2019

Oaxaca de Juárez, Oax.- La Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) y el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA) de la UNAM, acordaron intensificar la colaboración para elaborar planes de ordenamiento territorial que permitan aprovechar al máximo las potencialidades del Estado en los proyectos de desarrollo urbano y de infraestructura, enfocados a detonar el crecimiento económico de las zonas metropolitanas.

 

Así lo acordaron en una reunión de trabajo el titular de Sinfra, Fabián Sebastián Herrera Villagómez, y el director del CIGA de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Antonio Vieyra Medrano, para atender la problemática urbana derivada del crecimiento de los centros de población más importantes de Oaxaca.

 

Herrera Villagómez explicó que la colaboración en materia de ordenamiento territorial se realizará a escala estatal, metropolitano y de la región del Istmo de Tehuantepec, para lograr un crecimiento urbano y el ordenamiento territorial acorde a los retos del desarrollo de las zonas metropolitanas de la entidad.

 

En su oportunidad, el director del CIGA, Vieyra Medrano explicó que estos tres proyectos son de gran envergadura para el desarrollo del Estado porque determinarán los elementos técnicos para la toma de decisiones en función de las problemáticas, oportunidades y potencialidades de las zonas urbanas donde se concentra prácticamente el 50% de la población de Oaxaca.

 

“Son zonas trascendentes desde el punto de vista social, de infraestructura, economía y ambiental”, destacó.

 

En el caso del Istmo de Tehuantepec se trata –dijo- de una zona estratégica fundamental para el país y para Oaxaca por su potencial económico. Esta región está contemplada por el Gobierno Federal para convertirse en una zona libre a partir del Proyecto del Istmo, el cual contempla 46 municipios de Oaxaca y 33 de Veracruz.

 

En la reunión se destacó que los proyectos permitirán una mejor toma de decisiones para solucionar las problemáticas derivadas del crecimiento urbano y la prevención ante fenómenos naturales que pueden afectar gravemente a la población.

 

Vieyra Medrano explicó que se colabora con Sinfra desde hace dos años en estos proyectos enfocados a prevenir la problemática del crecimiento poblacional, como la dotación de servicios básicos, que rebasan en muchas ocasiones a las autoridades locales.

 

Cabe señalar que el CIGA es una de las instituciones académicas más reconocidas en el país por el desarrollo de investigaciones en materia de desarrollo urbano, además de que los investigadores participantes en estos proyectos han sido galardonados y reconocidos por diferentes instituciones gubernamentales y educativas.

 

A la reunión asistieron los subsecretarios de Ordenamiento Territorial, Fabián Vásquez Martínez y de Planeación y Programación de Obra, Constantino Pérez Morales; así como los investigadores Luis Miguel Morales Manilla, Ángel Priego Santander y Manuel Bollo Manent.

 

También se contó con la presencia del director de Ordenamiento Territorial de Sinfra, Rodolfo Díaz Jiménez y el director de Centros de Población, Sinaí Casillas Cano.

 

El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó este martes por unanimidad el presupuesto de egresos e ingresos para 2019 que asciende a 44 mil 942 millones 499 mil 166 pesos, de los cuales 39 mil 778 millones 705 mil 166 pesos son aportaciones del Gobierno federal.

 

“Los recursos asignados a nuestra Universidad por parte del Gobierno federal presentan un crecimiento solo en términos inflacionarios, lo cual implica que el gasto universitario deberá de realizarse de manera más eficiente y racional”, señala el dictamen.

 

De acuerdo con el proyecto, el subsidio en términos reales representó un cero por ciento de crecimiento del subsidio federal y un incremento de 1.3 por ciento de los ingresos extraordinarios de la universidad.

 

Del proyecto de egresos, el Consejo presentó tres clasificaciones: por función, para qué se gasta el presupuesto; por gasto, en qué se gasta, y por rama, quién gasta el presupuesto.

 

En ese sentido, explicó que el 61 por ciento del presupuesto en términos de función se destinará a la docencia 27 mil 490 millones 78 mil 470 pesos, de los cuales el 78 por ciento será para el nivel superior, que incluye los programas de licenciatura y posgrado, en tanto que a bachillerato se asigna el 22 por ciento.

 

El Consejo Universitario realizó su primera sesión del año y el tema principal fue la petición de los universitarios para cerrar filas en la defensa de la autonomía y el presupuesto de la máxima casa de estudios.

 

Ante la discusión de la iniciativa de reforma educativa en el Congreso de la Unión, universitarios pidieron al Consejo Universitario exigir la permanencia de la autonomía en la reforma.

 

Asimismo, exhortaron al gobierno para que no se vuelva a recortar el presupuesto de la UNAM, que si bien se corrigió en el Paquete Económico de 2019, puede representar un intento por volver a disminuir los recursos de la universidad, aseguraron.

 

También, el Consejo Universitario aprobó la creación de la licenciatura en Órtesis y Prótesis, que se impartirá en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad Juriquilla, con lo que la oferta académica llega a 125 carreras.

 

Además, el máximo órgano colegiado de la UNAM también aprobó la creación de la especialización en Exploración petrolera y Caracterización de Yacimientos, que formará recursos humanos con conocimientos y habilidades multidisciplinarias para manejar software especializado y grandes volúmenes de información geológica y geofísica.

CIUDAD DE MÉXICO.- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, aseguró este martes que pese al programa de austeridad y el presupuesto de la máxima casa de estudios que no fue mayor al del año pasado “no se dejará de hacer nada”.

 

“No se va a dejar de hacer nada, en cuanto el recorte porque la UNAM no tuvo recortes, en realidad el presupuesto universitario salió igual al del año pasado, más el 3.9 por ciento del factor de la inflación o deflactor, lo cual nos deja en pesos constantes -como dicen los economistas-, ya con pesos considerados en la inflación en los mismos términos que el año pasado, un poco arriba del presupuesto anterior debido a los ingresos extraordinarios de la propia universidad”, explicó.

 

Previo a su participación en el Consejo Universitario, el rector afirmó que con el programa de racionalidad presupuestal impulsado hace unos meses, la máxima casa de estudios tendrá un ahorro de alrededor de 200 millones de pesos.

 

Confió, además, en que en la iniciativa de reforma educativa que se analiza en el Congreso de la Unión, se respetará la autonomía de las universidades, pues “el presidente empeñó su palabra”, así como el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, y el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado.

 

“Confiamos plenamente que eso (la autonomía) no se va a tocar”, afirmó.

 

Respecto a las iniciativas en el Congreso, Graue Wiechers también habló de la Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnologías, que de acuerdo con la senadora Ana Lilia Rivera, no consideró el documento, entregado en agosto pasado por la comunidad científica del país, como insuficiente.

 

Explicó que ese documento (Hacia la consolidación y desarrollo de políticas públicas en ciencia, tecnología e innovación. Objetivo estratégico para una política de Estado 2018-2024), que se presentó fue el consenso de 72 instituciones involucradas en ciencia, tecnología e innovación, del que se espera se tomen algunas partes para su análisis.

 

“Este documento se presentó para el análisis de las autoridades federales, y yo sé que buena parte de este proyecto fue tomado en los proyectos actuales del consejo”, sostuvo.

 

Durante la primera sesión del año, el Consejo Universitario de la UNAM analizará la aprobación del Proyecto de presupuesto de la universidad, que asciende a 44 mil 942 millones 499 mil 166 pesos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador nombró a Karla Irasema Quintana Osuna, como titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, luego de haber obtenido la calificación más alta de acuerdo con su perfil y experiencia.

 

Quintana Osuna fue elegida a propuesta de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de una terna donde también estaban como finalistas: Leonor de Jesús Figueroa, extitular de la Unidad de Apoyo a Migrantes de la PGR y Juan López Villanueva, director de Promoción y Vinculación del programa de Atención a Víctimas del Delito de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

 

La nueva titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas es doctora en Derecho por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, egresada de las licenciaturas en Derecho y Lenguas y Literatura Hispánicas de la máxima casa de estudios del país.

 

Obtuvo el grado de Maestría en estudios de la Diferencia Sexual por la Universidad de Barcelona y maestra en Derecho por la Universidad de Harvard.

 

Ocupó la dirección general de Asesoría Jurídica Federal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas; fungió como profesora del Seminario Derecho Constitucional III en el ITAM.

 

Karla Irasema Quintana Osuna fue electa como jurista experta internacional para fungir como Amicus Curiae ante las salas de justicia en la Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia.

 

De 2009 a 2013, fue secretaria de Estudio y Cuenta en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se desempeñó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como parte del grupo de litigio ante la Corte Interamericana.

 

Previamente, trabajó en la vicepresidencia de Integridad Institucional del Banco Mundial (2008-2009) y se desempeñó como abogada de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (2004-2007).

 

Asimismo, fue tutora de la Maestría en Derechos Humanos y Democracia de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Ha publicado diversos artículos e impartido conferencias en materia de derechos humanos.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) otorgó un incremento salarial a sus trabajadores de 3.35 por ciento directo al salario y 1.8 por ciento en prestaciones, por lo que esta noche quedó conjurada la huelga prevista en la universidad para el primer minuto del 1 de noviembre.

 

El alza salarial beneficiará a los 27 mil trabajadores administrativos y evitará que entren en paro los más de 300 mil alumnos inscritos y 40 mil académicos en la universidad.

 

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) indicó que se registró el sufragio de 15 mil 876 trabajadores, y de estos 73.85 por ciento se pronunció a favor de aprobar la oferta de la UNAM y de no estallar la huelga en la máxima casa de estudios.

 

Representantes sindicales señalaron que, como parte de un programa de Recuperación Salarial, habrá dos aumentos al salario en fechas posteriores, uno se dará a partir del 1 de diciembre de 2018 y el segundo se aplicará el 1 de marzo de 2019.

 

“Todo esto sumado nos da un 7.15 por ciento de incremento real que recibirán las y los trabajadores administrativos de la UNAM, cantidad que supera el 4.47 por ciento que tuvo la inflación en el presente año”, expuso el sindicato.

 

El STUNAM dijo que en el marco de la revisión contractual, se demandó a la institución una partida presupuestal etiquetada para la creación de 200 plazas nuevas de base, ya que la infraestructura de la UNAM está creciendo y desarrollándose, por lo que se hace indispensable la creación de nuevas plazas para llevar a cabo las labores sustantivas que requiere la universidad.

 

“La referencia que se hace a la creación de 200 plazas depende y deberá estarse a las necesidades del servicio y la suficiencia presupuestal disponible, sin embargo, la UNAM hará la solicitud de los recursos a la Secretaría de Hacienda para, de ser autorizados, crear las plazas solicitadas”, apuntó.

 

Históricamente, el porcentaje que se fija en la revisión salarial entre la UNAM y STUNAM se convierte en la referencia para los aumentos de los salarios contractuales del resto de los sindicatos con contratación colectiva, en particular para los sindicatos universitarios como los de la UAM, IPN o Chapingo, así como para escuelas de nivel bachillerato como Colegio de Bachilleres o Conalep.

Página 1 de 2
© 2018 www.encuentroradiotv.com