-

Contaminación de refinería mata el santuario tortuguero de Concepción Bamba

Destacado FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

SANTO DOMINGO TEHUANTEPEC.- Las olas se dejan caer con serenidad sobre la playa. El agua retomó su color cristalino, pero al retirarse deslizada en la arena escupe trozos ennegrecidos; restos de chapopote del derrame de hidrocarburo ocurrido en la monoboya 3 de Petróleos Mexicanos (Pemex) hace poco más de mes y medio.

El mar y el viento dialogan en soledad, rugido tras rugido en un lugar desértico por la contaminación no atendida por Pemex.

Oswaldo Escobar Santos, presidente del consejo administrativo de vigilancia del campamento de conservación de la tortuga marina en Concepción Bamba, recorre la zona. Su enojo es evidente pues se vio afectada la eclosión de los huevos depositados por las tortugas golfina como consecuencia del derrame de petróleo,

“Aquí tenemos al peor asesino y depredador de la tortuga”, señala sacudiendo el dedo en dirección hacia la refinería Antonio Dovalí Jaime, establecida a poco más de 20 kilómetros de Concepción Bamba, uno de los puntos de desove de cuatro de las siete especies existentes: la tortuga golfina, carey, prieta y laúd, ésta última en peligro de extinción.

Tras el derrame de petróleo, el corral que protege las anidaciones fue bañado por las olas con hidrocarburo. “Algunas de las tortugas ya no nacieron, estaban muertas. Las que lograron salir andaban como enjorobadas. No es justo que la comunidad defienda a las tortugas y a otro poderoso no le importe conservar la especie. Tanta publicidad que se hace de que la tortuga está en peligro de extinción pero Pemex es su asesino”, expresa.

 

 

De depredadores a protectores

Concepción Bamba es una agencia municipal que pertenece a la zona chontal baja de Santo Domingo Tehuantepec, región del Istmo. La población la conforman 426 habitantes quienes tienen en la pesca y recientemente el ecoturismo su principal fuente de superviviencia.

El poblado esta pintado con chozas de palma y casas de adobe en cuyos corredores se mecen las hamacas. Hasta antes del 2013, un alto porcentaje de pobladores se dedicaba al saqueo de huevos de tortuga para autoconsumo y venta, pero con el paso del tiempo pasaron de depredadores a protectores.

Tan sólo de octubre de 2016 a enero de 2017, a través del trabajo de protección realizaron la liberación de seis mil tortugas, mismas que en otras épocas eran vendidas en huevos en el mercado negro.

“A la especie la hemos abrazado, la cuidamos, respetamos su derecho a vivir, matarla es como matar a alguien de nuestra familia”, afirma Oswaldo, y muestra dentro del corral del tortuguero una especie de plastilina negra a la que todos llaman “el chapo”, para acortar la palabra chapopote.

En la playa hay más. Una nata de arena ennegracida se tienen hacia las rocas en donde el material quedó petrificado. La contaminación se extiende hacia la laguna de donde la localidad se abastece de pescados, camarón y jaiba.

 

Silvano Trinidad, presidente de la cooperativa Cochabamba, agrega que el derrame no sólo afectó los trabajos de conservación y protección de la tortuga, también dañó a otras especies de las cuales ellos se alimentan.

“En el mar el pez se ha retirado por la misma contaminación del agua, no tenemos qué comer. Todo el chapo que salió esta metido en la charca, en la laguna, afecta a los manglares. El pez, el camarón puede estar contaminado pero nadie ha venido a hacer un dictamen y a decirnos el grado de afectación o cómo se va a solucionar”, reclama.

De acuerdo con las estimaciones de los habitantes, la contaminación por derrame de hidrocarburo pudo haber afectado sobre 50 kilómetros de la franja costera en los municipios de Santo Domingo Tehuantepec en sus agencias de Concepción Bamba, Santa Cruz Bamba, Zanjón y Garrapatero, Santa Gertrudis Miramar, Morro Mazatan así como Guelaguichi; y en Salina Cruz Salina hacia Playa Azul, Playa Brasil, Salinas del Marqués, Bahía la Ventosa y Boca del Río.

Después del derrame de hidrocarburo ocurrido en el 2012, el del 7 de septiembre en la monoboya 3 ha sido uno de los más grandes que han enfrentado las comunidades costeras.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses