-

Colectivo emplea el arte para reconstruir Juchitán

El costo de cada mural en las paredes cuarteadas costó entre 10 y 15 mil pesos, y los chiquitraca primero lo hicieron por iniciativa propia, después recibieron financiamiento. / AGENCIAS El costo de cada mural en las paredes cuarteadas costó entre 10 y 15 mil pesos, y los chiquitraca primero lo hicieron por iniciativa propia, después recibieron financiamiento. / AGENCIAS

Juchitán de Zaragoza.- En algunos muros y paredes de las pocas viviendas que dejó en pie el terremoto del 7 de septiembre en Juchitán, el municipio más afectado de Oaxaca han sido intervenidos por el arte de los Chiquitraca, un colectivo de jóvenes artistas zapotecas quienes a través del aerosol y acrílico decidieron emplear el arte muralista para reconstruir el alma de los suyos.

La reportera Diana Manzo relata que Ghota, Jomer, Osnar Galo y Luis Med son los chiquitraca quienes después del terremoto decidieron aportar su arte en las paredes como forma de renacer a través del amor y reconstruir para darle un sentido de alegría a los juchitecos a través del sentido de la vista.

El primer mural que los Chiquitraca pintaron fue elaborado en la ciudad de México en el mes de noviembre del año pasado a solicitud de la organización Liberalia y consistió en una serie de imágenes alusivos a la tragedia que vivió el pueblo de Juchitán llamado “la tragedia de Juchitán” y que se hizo con la finalidad de hacer conciencia entre los capitalinos y que brindaran su apoyo a este municipio.

Ghota, uno de los Chiquitraca mayor resaltó que elaborar el mural en la ciudad de México,- en el paseo de la reforma- , fue importante para que los apoyos llegaran a su natal Juchitán, debido a que en los trazos de la pintura mostraba todas las fases de la tragedia, es decir describía perfectamente la vida de los juchitecos durante la etapa de emergencia en donde la mayoría tomó las calles para vivir porque no había un techo seguro.

Después de permanecer 4 semanas en la ciudad de México, los chiquitraca retornaron a Juchitán y comenzaron a buscar espacios que habían sobrevivido con los sismos en el edificio dañado del palacio municipal.

La reconstrucción también debe ser a través del arte lo cual cura el alma coincidieron los Chiquitraca, quienes tomaron sus aerosoles y acrílicos además de sus escaleras, brochas y todo accesorio para darle una imagen de alegría a su gente.

“Fue duro recorrer las calles y avenidas para encontrar paredes y muros, finalmente hallamos uno ubicado detrás del edificio que se llama Símbolos Patrios y ahí pintamos los tres murales, ha sido duro encontrar esas paredes que nos daban identidad porque el gobierno las destruyó, por fortuna existen algunas que no se han destruido y ahí fue donde dibujamos los murales”, dijo Gotha.

Gotha agregó que en los murales que midieron 4 por 5 metros elaboraron piezas prehispánicas zapotecas llamada “Binnigulazaa” protegiendo la milpa, los cerros y las casas, de tejas que el gobierno destruyó en los pueblos afectados por el sismo, a eso lo llamaron “reconstruyendo mis tradiciones”

El cuarto fue un mural como reconocimiento a un artista juchiteco que elabora estandartes de nombre Cándido Santiago, a quién la casa se le cayó encima pero por fortuna pudo reconstruir con el apoyo de la sociedad civil

El costo de cada mural en las paredes cuarteadas costó entre 10 y 15 mil pesos, y los chiquitraca primero lo hicieron por iniciativa propia, después recibieron el financiamiento de la asociación francesa CDM y las empresas oaxaqueñas Xhinxa y Hotel Boutique Nanavida.

“Colores y pinceladas así como toques con aerosol fueron las cosas que usamos para darle un toque a esas bardas dañadas , a esos muros rotos por el terremoto pero que a mi pensar nos ha unido más, la gente está más amorosa, creo el terremoto vino a mover también los corazones, esa es la reconstrucción también”, señaló Gotha.

Hizo mención que otros colectivos y artistas juchitecos como Luis Med también han hecho murales por su cuenta, a lo cual aplaudió y resaltó que una vez más se confirma que el arte no solo recrea la vista, sino cura el alma.

“Muchos murales que habían en las casas se cayeron, y me da gusto ver que colectivos y artistas han comenzado también a pintar como lo hacemos nosotros, porque el arte es eso, el arte también debe reconstruir nuestro Juchitán”, concluyó.

A causa del terremoto 79 personas perdieron la vida, la más alta cifra de víctimas por un movimiento telúrico en Oaxaca. Los datos del gobierno estatal señalan que el sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre de 2017 dañó unas 70 mil 477 viviendas, de las cuales, 35 mil 084 presentaron daño parcial habitable, 2 mil 041 daño parcial no habitable y 14 mil 352 tienen pérdida total.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses