Marzo 23, 2019

Asesinan a otro integrante de comunidad lésbico-gay

Al lugar de los hechos llegaron elementos policíacos quienes acordonaron el sitio y comenzaron a realizar las primeras investigaciones. / AGENCIAS Al lugar de los hechos llegaron elementos policíacos quienes acordonaron el sitio y comenzaron a realizar las primeras investigaciones. / AGENCIAS

Oaxaca de Juárez, Oax.- Un hombre, presunto integrante de la comunidad lésbico-gay fue ultimado ayer a balazos en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec en la región del Istmo.

 

El crimen ocurrió durante la tarde en la parada “El Manguito”, a un costado de la carretera principal que ingresa al municipio, cuando hombres armados se introdujeron en un bar botanero situado en la zona y dispararon en contra de la víctima, que recibió dos impactos y murió en el lugar.

 

El hoy extinto fue identificado como Fernando N. alias “La Pollita”, integrante de la comunidad lésbico gay.

 

Este crimen se sumó al registrado el pasado nueve de febrero, en agravio de Óscar Cazorla, activista muxe, fundador de la vela de las ‘Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro’.

 

El activista fue encontrado sin vida en el interior de su domicilio, ubicado sobre la calle 5 de Mayo de la Primera Sección de Juchitán de Zaragoza, también en la región del Istmo de Tehuantepec.

 

Según los primeros reportes, el cuerpo de Cazorla fue hallado en una recamara y junto a él una enorme mancha de sangre.

 

Al lugar de los hechos llegaron elementos policíacos quienes acordonaron el sitio y comenzaron a realizar las primeras investigaciones.

 

En su momento, la presidenta de las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro, Felina Santiago Valdivieso, consideró que el defensor había sido víctima de la inseguridad generalizada que azota a aquella ciudad istmeña.

 

En entrevista con Encuentro Radio y Televisión, Santiago Valdivieso refirió que tanto el crimen del representante de la comunidad gay, creador de las velas muxes, como otros registrados durante los últimos meses, fueron cometidos por el vacío que ha provocado la falta de un eficiente esquema de seguridad.

 

Incluso, afirmó que no se contaba con mayores datos sobre el asesinato del activista, debido a que en el centro de la ciudad de Juchitán, donde se registró el crimen, las calles  permanecen desiertas durante la tarde y noche debido a la inseguridad y al hecho de que muchas casas permanecen dañadas y fueron abandonadas tras el terremoto del siete de septiembre de 2017.

 

© 2018 www.encuentroradiotv.com