-

Llovió ácido en el Istmo por incendió de refinería en Salina Cruz, Oaxaca

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

El secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, José Luis Calvo Ziga reveló que la lluvia “negra” que cayó en la región del Istmo, el miércoles, tras el incendio en la refinería Antonio Dovalí Jaime, fue tóxica.

Detalló que el agua registró un PH ácido, además que se mezcló con sustancias contaminantes presentes en la atmósfera, como: óxidos de azufre y partículas menores a 2.5 y 10 micrómetros; producto del humo generado por el incendio.

En los municipios de Salina Cruz y Tehuantepec llovió el miércoles agua negra que alarmó a la población y que manchó las fachadas de negocios y casas, vehículos, así como todos los objetos expuestos a ésta.

A través de las redes sociales, los pobladores de esta zona del Istmo exhibieron los daños causados por esta “lluvia negra” e incluso, a través de estas mismas cuentas se pidió a la población que se refugiara en sus casas.

El funcionario estatal aseguró que, como parte del “protocolo de contingencia ambiental”, solicitó al Gobierno Municipal de Salina Cruz y a Petróleos Mexicanos (Pemex) que resguardara a la población del contacto con esta lluvia.

“Esta Secretaría en el ámbito de su competencia emitió las siguientes medidas: identificar el radio de afectación de por la emisión de sustancias contaminantes antes mencionadas, principalmente los visibles tales (lluvia de coloración turbia a negra). Evacuar a la población en las zonas donde se presente mayor concentración de esta lluvia”, dijo.

Calvo Ziga sostuvo que tanto las autoridad municipal con de la refinería Antonio Dovalí Jaime debieron identificar el radio de afectación por la emisión de estas sustancias contaminantes, principalmente los visibles.

Afirmó que también les solicitaron que evacuaran a la población en las zonas donde se presentó la mayor concentración de esta lluvia.

Contingencia de 72 horas

Pemex y el Ayuntamiento de Salina Cruz fueron conminados por la Semaedeso para instalar sistemas de monitoreo de calidad del aire las 72 horas siguientes a este incidente.

Cabe señalar, que el miércoles, cuando se presentó la contingencia, cientos de pobladores abandonaron sus casas por temor al incendio; y fueron refugiados en el Palacio Municipal.

En cuanto a los cuidados que debieron tomar los ciudadanos, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente afirmó que debieron usar de cubrebocas para minimizar los impactos al sistema respiratorio debido a la presencia de los contaminantes en la atmósfera.

Y respecto a la "lluvia negra”, proteger abastecimientos de agua potable en las casas y evitar el uso de la misma si esta ha sido expuesta a esta agua; además, cuidar a  las mascotas y ganado en general del contacto.
Durante esta contingencia, los pobladores de Salina Cruz y Tehuantepec no tomaron estas medidas.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses