-

Jesuitas reconstruirán casas en San Mateo del Mar

En las tareas participarán las propias familias damnificadas porque el programa fue diseñado como de autoconstrucción. / AGENCIAS En las tareas participarán las propias familias damnificadas porque el programa fue diseñado como de autoconstrucción. / AGENCIAS

San Mateo del Mar.- Los damnificados de San Mateo del Mar por el terremoto del 7 de septiembre pasado, que no fueron integrados al censo levantado por la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), serán los primeros beneficiados del “Programa de reconstrucción de vivienda y vida digna” que desarrollará la Fundación Loyola de la Orden de los Jesuitas en el Istmo de Tehuantepec.

“Vamos a comenzar con las familias que se quedaron sin casa y sin folio para recibir ayuda del gobierno”, afirmó el director de esa institución, el sacerdote Sergio Octavio Cobo González.

El también misionero jesuita, explicó que la Fundación Loyola ha comenzado el “Programa de reconstrucción de vivienda y vida digna” con la aplicación de un estudio de mecánica de suelos en San Mateo del Mar, porque necesita una cimentación especial por su terreno arenoso.

Detalló que en esta tarea participan estudiantes y catedráticos de las universidades jesuitas, como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), situado en Tlaquepaque, Jalisco, y del Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA), ubicado en el municipio mixe de Jaltepec de Candayoc.

Mencionó que los estudios de mecánica de suelos seguramente estarán terminados a mediados de este mes, para después iniciar los trabajos de reconstrucción.

“Lo que se busca es que sea la cimentación requerida a través de la asistencia técnica, para garantizar la vivienda”, señaló.

Precisó que en las tareas participarán las propias familias damnificadas porque el programa fue diseñado como de autoconstrucción.

Además, destacó que la intervención de las familias damnificadas permitirá juntar dos realidades, la cultura indígena y la asistencia técnica, pero sobre todo, respetar la arquitectura tradicional de la comunidad, porque no se impondrá ningún modelo.

Resaltó que el “Programa de reconstrucción de vivienda y vida digna” iniciará en una primera etapa con 10 viviendas de familias no contempladas en el censo de la Sedatu, por la carencia de recursos financieros.

“Quisiéramos construir 100 viviendas, pero vamos a empezar con 10, mientras tratamos de obtener ayuda financiera. No es una promesa, sino una meta”, recalcó.

Hasta el momento –anotó–, la Fundación Loyola ha recibido un millón 900 mil pesos en donaciones de ciudadanos de todo el país, empresas y de estudiantes de los colegios y universidades jesuitas, para emprender la construcción de las primeras 10 viviendas. “Hemos recibido desde 100, 500, mil y hasta 10 mil pesos”, asentó.

Mencionó que el costo de la construcción de cada una de las 10 casas está calculado entre 150 y 190 mil pesos, aproximadamente.

“Una vez que se comience, ya sabremos cuánto se necesita para las demás viviendas”, indicó.

Cobo González dijo que en este esfuerzo también participará la organización civil Casa y Ciudad, experta en construcción comunitaria.

 

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses