SAPAO, omisos ante demandas de vecinos

El gobierno “nos dio atole con el dedo”, acusan ciudadanos. El gobierno “nos dio atole con el dedo”, acusan ciudadanos.

A una semana de que vecinos de la colonia Los Laureles de la agencia municipal de Pueblo Nuevo realizaran un bloqueo en el crucero de Viguera para exigir la reanudación de las obras de introducción de drenaje, que fueron suspendidas en junio pasado, los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) han hecho caso omiso a la petición.

Los pobladores acusaron a los gobiernos estatal y municipal de haber “simulado” su interés en la problemática, pues hasta ayer no se había signado ningún acuerdo y menos establecido una fecha para la culminación de la obra.

La presidenta de aquel asentamiento, Margarita Agüero Cruz, señaló que durante el desarrollo de su protesta, funcionarios del Ayuntamiento y de la administración estatal se acercaron a ellos para proponerles una mesa de negociación con los ejidatarios, quienes, presuntamente, se oponen a la continuación de los trabajos, bajo el argumento de que resultarán afectadas sus tierras.  

Los colonos accedieron a suspender el bloqueo que llevaban a cabo, al tiempo que las autoridades pactaron para ese mismo día una reunión con los ejidatarios, encabezados por Alfonso Hernández Vargas.

Sin embargo, según el relato de la mujer, el encuentro concluyó sin acuerdos debido a que los representantes ejidales argumentaron que la tubería atravesaría un “terreno cosechero”.

Tal pronunciamiento fue interpretado por los pobladores como un intento de extorsión, pues quienes se ostentan como poseedores de los derechos de las tierras han solicitado “cuotas” a cambio de permitir la instalación de la red.

Agüero Cruz aseguró que desde la fundación de aquel asentamiento, hace 17 años, los ciudadanos han cumplido con el pago cuotas y cooperaciones que les ha exigido la agencia municipal.

Ante ello, calificó como una arbitrariedad el hecho de que, ahora, los ejidatarios se nieguen a la introducción de servicios básicos.

“La obra se consiguió con mucho esfuerzo y ahora la quieren echar abajo porque quieren su ‘mochada’.  Ya estamos cansados de que nos sigan viendo con signos de pesos; somos personas de escasos recursos, que vivimos al  día”, lamentó la lideresa.

La dirigente contó que desde el 12 de junio, cuando se inició la obra, SAPAO se ha negado a tapar la zanja que fue abierta para introducir la tubería, lo que, a la fecha, impide el ingreso de automóviles y de las pipas que les suministran el agua.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses