¿Cómo conectar con el tiempo desde la perspectiva espiritual?

    Rabino Moisés Chicurel, Rabino principal de la Comunidad Sefaradí de México Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // YouTube. Comunidad Sefaradí México

    Un versículo de la Torá habla acerca de los tiempos específicos y nos recuerda que hay un testimonio de relación entre nosotros los seres humanos y el creador del universo.

    ¿Qué es el tiempo desde la perspectiva espiritual?

    • Realmente el tiempo no existe como tal, no hay una sustancia o algo físico a lo que le podamos llamar tiempo, es el resultado de la distancia y el movimiento.

    • Nosotros como seres limitados tenemos que medir nuestro desplazamiento de ciertas formas, una de ellas es el tiempo.

    • Lo que sí existe son épocas cósmicas que dependen de las distintas épocas del año.

    En la realidad cósmica hay épocas

    • Ahí les va, desde la perspectiva espiritual, hay momentos con una energía especial, pero para poder suscitar esa energía se necesita que los seres humanos hagamos el llamado de esos días.

    • Haciendo la conexión entre los tiempos y la energía trascendental. Por ejemplo, en el pueblo de Israel se proclama el inicio del mes y en base a eso se calculan las fechas de las festividades. (Un ejemplo es Pesaj el 15 de Nisán, en la primavera).

    • Hay que estar conscientes y conectados con nuestro entorno porque todo tiene un tiempo y todo tiene una energía y a veces tratamos de forzar las cosas para que pasen de acuerdo a nuestros tiempos, o nos forzamos a nosotros mismos para estar en una realidad cósmica distinta a la que impera en el universo.

    ¿Por qué nos importa tanto el tiempo?

    • Porque es una herramienta y también es un recurso no renovable y finito, es el elemento que a veces matamos o dejamos pasar pero realmente no vuelve. Tenemos que aprovecharlo y darle importancia

    Citando a Rabi Moshe Jaim Luzzato - Gran Cabalista de Italia

    • “Hay ventanas de tiempo, hay momentos que son especiales en su energía cósmica”

    • Cuando es Pesaj, es la estación de la liberación

    • En Kipur es la estación del perdón y la reflexión

    • Rosh Hashaná es la estación del juicio

    • Tisha Veab es la del duelo y el dolor

    • Nosotros tenemos que estar compatibles con todas las estaciones cósmicas y lo que sucede energéticamente a nuestro alrededor.

    La base y esencia de todo es saber escuchar…

    • Rab David Hacohen (El Nazir), en su libro la voz de la profecía postula la importancia de saber escuchar y no tratar de imponer la voluntad propia o estarse comparando a la realidad de otras personas.

    • Quedamos colgados de un desfase temporal al querer anticipar eventos en nuestra vida, o vivir en el pasado.

    • Por lo que no somos capaces de percibir la energía que está presente en este momento.

    A VECES QUEREMOS JALAR EL FUTURO AL PRESENTE y eso es estar ciego y sordo ante la vida, nos impide disfrutar las bendiciones que YA tenemos.

    En los tiempos de Dios no existe este desfase entre el pasado y el futuro. El pueblo de Israel reconoce y declara los tiempos como trascendentales, únicos y de Hashem.

    La situación que vivo en este momento es LA mejor:

    • Ya vendrán tiempos mejores implica que lo que vives ahora no es bueno, eso no anula los sentimientos de tristeza y decepción, el dolor es válido.

    ¿Cómo vivir con los tiempos de Dios?

    • Ampliemos nuestra mente y nuestros sentidos para entender que no somos nosotros lo que definimos que es bueno.

    • Concentrar el pasado y el futuro en el presente y atraer todo lo que viene para bien e integrar los momentos de alegría y dolor.

    • Declarar y convocar los tiempos sin sacar el contexto de Dios.

    • Incluye a Dios en tu narrativa y va a ser diferente aún en la peor circunstancia.

    • ¿Cómo lo llamas tú? Aunque sea momento de dolor, también puede haber algo bueno y trascendental.

    • Lo negativo hay que encapsularlo y no dejar que se propague más

    • Entender cada época de nuestra vida teniendo la capacidad de conexión con el entorno para poder dar una lectura correcta a las situaciones que nos toca vivir.

    • La suerte es una lectura correcta de la situación del lugar y de la persona, eso en hebreo se dice mazal.

    • Cada circunstancia de nuestra vida está conectada con todas las épocas de lo que es repetitivo por eso año en hebreo se dice shana que es repetición.

    • Tenemos que encontrar el equilibrio para encontrar la forma de innovar incluso en aquellas cosas que repetimos constantemente

    ¿Qué pasa cuando queremos manejar el tiempo a nuestra forma?

    • Se genera un desfase y eso produce ansiedad, enojo, decepción que nos impiden disfrutar de la vida.

    • Entender los tiempos de Dios y de la eternidad es poder liberarnos de esas nociones limitativas que nos impiden disfrutar del tiempo y darle la lectura correcta a cada momento.