¿No te sientes apoyado por tu jefe? Hay un 45% de probabilidades de que sí te cambies de trabajo

    La pandemia de Covid-19 reformuló la forma de trabajar no solo por la adopción del formato virtual sino que volvió a los empleados más conscientes en cuanto a lo que las organizaciones le pueden ofrecer sobre todo en temas de desconexión laboral y burnout.

    De acuerdo con un estudio realizado por LinkedIn y Glint hay un 92% de probabilidad de que los empleados de compañías que registran altos niveles de estrés busquen ofertas de trabajo.

    “Mientras los niveles de burnout alcanzan sus máximos, ese agotamiento podría ser el combustible para que las personas busquen un nuevo empleo. Los niveles altos de estrés y las cargas de trabajo imposibles de manejar tienen una correlación con la cantidad de empleados que han estado buscando ofertas de empleo recientemente“, puntualizó LinkedIn.

    Así mismo la relación entre los gerentes y empleados es pieza clave ya que hay un 42% de probabilidad  de que empleados que no sientan que a su manager le importan como personas apliquen a un nuevo trabajo y otro 45% de que quienes no se sienten apoyados por sus jefes apliquen a un nuevo puesto. 

    A pesar de esto, actualmente un 13.8% de la población mexicana está disponible para laborar más horas, en comparación con el 8.4% de hace un año, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    En ese sentido trabajar 55 horas o más a la semana aumenta en un 35% el riesgo de presentar un accidente cerebrovascular y en un 17% el riesgo de fallecer a causa de una cardiopatía isquémica con respecto a una jornada laboral de 35 a 40 horas a la semana, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    El estudio elaborado por LinkedIn y Glint sugiere que hay varios factores en juego: desde los altos niveles de estrés y cargas de trabajo muy pesadas hasta una despreocupación y falta de apoyo por parte de sus gerentes, e incluso a la habilidad de desconectarse del trabajo cuando termina la jornada.

    “Todos estos factores están ligados a la felicidad de los empleados y si estos querrán quedarse en tu compañía o estarán ansiosos de saltar a su siguiente oportunidad”.

    Además recalcó que las compañías que no tienen buenos límites entre la vida profesional y personal presentan aún mayor correlación con que sus empleados apliquen a nuevos empleos, con 131% más probabilidad

    El trabajo remoto es la prueba clara de que mantener estos límites se ha vuelto más difícil, sin embargo hay formas de abordarlo como instaurar un horario extendido de comida para que aquellos trabajadores que son padres puedan pasar tiempo de calidad con sus hijos en casa, o bien aplicar una jornada laboral de cuatro días.

    “Aquellas compañías cuya meta sea retener a su talento deben asegurar una carga manejable a sus trabajadores, dar herramientas a sus gerentes para que a su vez estos puedan dar apoyo a su equipo y fomentar el respeto al tiempo personal y separado del trabajo”.