1 de cada 4 mexicanos sufre un infarto cerebral, ¿cómo identificarlo y prevenirlo?

    El infarto cerebral es la primera causa de discapacidad adquirida en adultos a nivel nacional y mundial, además en México es la séptima causa de muerte. Ante esto, en el Día mundial del Cerebro te decimos cómo identificarlo y prevenirlo.

    “Nosotros podemos detectar desde casa los síntomas del infarto cerebral con una estrategia muy básica que se llama ‘Camaleón’; ‘ca’ de cara, ‘ma’ de mano, ‘le’ de lenguaje y ‘on’ de teléfono. Cuando la cara se cuelga, la mano o la pierna pierden fuerza y el lenguaje está alterado, es un infarto hasta no demostrar lo contrario”, explicó Felipe Padilla Vázquez, director médico del Instituto de Neurología, Neurocirugía y Enfermedad Cerebrovascular, I.A.P (INNECeV) en entrevista para Forbes México.

    En México 1 de cada 4 personas sufre un infarto cerebral y su incidencia representa un costo de atención de alrededor de 5.6 miles de millones de pesos (mdp) a nivel nacional, de acuerdo con datos del INNECeV.

    El especialista apuntó que el infarto cerebral afecta principalmente personas mayores de 60 años, o bien a quienes son fumadores, diabéticos, hipertensos, con colesterol alto o con antecedentes de que algún familiar tuvo un infarto de corazón o cerebral.

    “Para nosotros es importante poder poner un medicamento que va en la vena y con ese medicamento deshacer el coágulo, el tiempo límite son cuatro horas porque cuando hay una oclusión de una vena que es muy gruesa tenemos que meter al paciente a intervencionismo o cateterismo cerebral. Si la persona llega después de cuatro horas y media entra a cateterismo cerebral para evitar la discapacidad o muerte”, añadió.

    Entre las consecuencias de no detectarse a tiempo se encuentra que el paciente pierda el movimiento en la mitad del cuerpo, así como la pérdida de la capacidad del hablar y entendimiento.

    Los tres tipos de la enfermedad vascular cerebral (EVC) son: trombótico, embólico y hemorrágico.

    “En el hospital se tiene que valorar porque cada paciente es diferente y el EVC se divide en dos grupos; el isquémico o el infarto y el hemorrágico en el que normalmente es donde la persona tiene dolores de cabeza continuos y que muchas veces tiene un problema o una lesión en una arteria y esto puede llevar a hemorragias cerebrales y normalmente afecta a gente joven y también tiene los síntomas del ‘Camaleón‘”.

    En cuanto a la prevención, el también especialista en neurocirugía y cirugía cerebrovascular aconsejó que a partir de los 60 años los pacientes se realicen diversos estudios para identificar las principales causas que podrían generar un infarto cerebral.

    “Se recomienda hacer estudios enfocados al colesterol, como el perfil lipídico, medir la presión arterial, realizar un ultrasonido doppler carotideo, electrocardiograma y ecocardiograma. Con esto nosotros descartaríamos las principales causas que generan un infarto como fibrilación auricular que es la principal causa y aterosclerosis que es cuando las arterias se llenan de sarro. Si nosotros detectamos a estos pacientes le podemos ofrecer un tratamiento médico que muchas veces es tomarse un medicamento y así evitar el infarto o detectar a quienes requieren un manejo quirúrgico y endovascular”.

    Además recalcó la importancia de la prevención en términos económicos:

    “Los pacientes gastan en la prevención mucho menos dinero que cuando tiene un cuadro agudo, previniéndolo se gasta 7,000 pesos aproximadamente y cuando este evento llega a ser un infarto cerebral que deja secuelas, los gastos son infinitos, en el hospital pueden gastar entre 600,000 u 800,000 pero el gasto continúa porque es una persona con discapacidad“, finalizó el Doctor Padilla Vázquez.