EFE.- Algunos sistemas que utilizan la inteligencia artificial (IA) podrían ser discriminatorios o amenazar algunas libertades, advirtió hoy la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien pidió una moratoria en la venta y uso de los que amenazan más gravemente las libertades.

    En una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde hoy también se presenta un informe sobre el impacto de estas nuevas tecnologías en las libertades fundamentales, Bachelet pidió frenar la utilización de algunas de ellas “hasta que se hayan puesto en vigor las salvaguardas adecuadas”.

    “No podemos seguir reaccionando tardíamente a los efectos de la IA, ni permitir que se use de manera ilimitada, sin fronteras ni supervisión, para enfrentarnos luego a sus casi inevitables consecuencias sobre los derechos humanos”, afirmó la alta comisionada.

    El informe ha estudiado el uso de la IA en sistemas de elaboración automática de perfiles, toma de decisiones y otras tecnologías de aprendizaje para las máquinas, que, según concluye, pueden vulnerar el derecho a la intimidad y otros relativos a la salud, la educación, la libertad de movimiento o la de expresión.

    Según el documento, ya ha habido casos en que algunas personas han sido “injustamente tratadas” por el uso de IA, por ejemplo negándoles prestaciones del seguro social o siendo detenidas como consecuencia de errores en los sistemas de reconocimiento facial (muy desarrollados y ya ampliamente usados en China).

    “Los datos que alimentan y orientan a los sistemas de IA pueden ser deficientes, discriminatorios, obsoletos o poco pertinentes”, concluye el documento, que señala que estas bases sesgadas “pueden conducir a la adopción de decisiones discriminatorias, un riesgo aún mayor en grupos que ya se encuentran marginados”.

    La expresidenta chilena recordó que “la inteligencia artificial llega ahora a casi todos los rincones de nuestras vidas” y puede decidir “quién recibe servicios públicos, o quién tiene oportunidad de obtener un empleo”.

    El informe presentado hoy ante el Consejo de Derechos Humanos reclama además a las empresas y Estados que desarrollan esta tecnología que aumenten la transparencia en esta investigación.

    El 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate. Esto fue instaurado en 1955 como un homenaje a Roald Dahl –autor de ‘Charlie y la Fábrica de Chocolates’– y a Milton Hersheys.

    Más allá de ser un ingrediente que conquista los paladares de las personas, independientemente de su edad, el chocolate, sobre todo el negro y amargo, proporcionan distintos beneficios a nuestra salud. Esto siempre y cuando se consuman en las cantidades adecuadas.

    El origen natural del grano, es decir del cacao, es la razón de por qué es considerado un alimento beneficioso. El cacao puro y sin mezclar tiene la presencia de flavonoides, destacados por facilitar la dilatación de las arterias de nuestros riñones, lo cual podría contribuir a regular el aporte de oxígeno y de nutrientes que llegan a estos órganos.

     

    Día Internacional del Chocolate
    Foto: Jessica Loaiza/Unsplash.

    De manera específica el chocolate negro puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Así lo establece un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Harvard “Chocolate consumption is inversely associated with prevalente coronary hear deseases”.

    Es de resaltar que esto no sucede al consumir chocolate con leche o chocolate blanco. Pero en cantidades apropiadas puede ayudar a prevenir este tipo de padecimientos, “aunque sólo si a la vez evitamos comer otros alimentos de alto contenido calórico, con el fin de mantener un peso estable”, sostiene un documento del Hospital Alemán.

    Chocolate
    Foto: Merve Aydın/Usplash

    BENEFICIOS DE CHOCOLATE

    Existen otras ventajas que se le han atribuido a este dulce, protagonista del Día Internacional del Chocolate.

    • Incrementa la actividad antioxidante, ya que los flavonoides pueden proteger los tejidos del estrés oxidativo, es decir, previenen el envejecimiento prematuro de las células.
    • Disminuye el colesterol malo.
    • Reduce la presión arterial.
    • Mejora el metabolismo de la flora intestinal.

     

    Día Internacional del Chocolate
    Foto: Unsplash.

    La Fundación Vivo Sano, incluso, resalta que incorporado en mascarillas puede mejorar notablemente la piel gracias a dos antioxidantes: fenoles y catequinas. Estos nutrientes regeneran la piel y reducen la inflación. De igual forma contribuye a humectar y suavizar la superficie dérmica. De esta forma se desvanecen las arrugas y mejorar la circulación.

    Así que este Día Internacional del Chocolate ya conoces todos los beneficios que dicho dulce puede aportarle a tu cuerpo.

    Checa en tu cartera si tienes todavía de los billetes de 20 pesos con la imagen de Benito Juárez pues debido a la renovación del nuevo billete que presentó el Banco de México (Banxico) el antiguo ha incrementado su valor en internet. A continuación, te diremos sus características.

    El valor de esta pieza que se puso en circulación en el 2005 puede llegar a costar hasta los 100 mil pesos siempre y cuando esté bien conservado.

    Este billete se puso en circulación en el 2005

    Este billete se puso en circulación en el 2005 / Getty Images

     

    El motivo por el cual se ofrece una gran cantidad es por que hay muy pocos ejemplares en circulación y los coleccionistas andan en busca del suyo

    Recuerda que este billete tiene al ex presidente de México, Benito Juárez, así como el Hemiciclo a Juárez, un cenotafio de la Ciudad de México, ubicado en la Alameda Central del Centro Histórico, sobre Avenida Juárez.

    Cabe destacar que el rosto del expresidente también está acompañado por el águila del escudo nacional.

    En la parte trasera del ejemplar está la vista panorámica de la zona arqueológica de Monte Albán, en Oaxaca.

    Por estas características billete de 20 pesos cuesta hasta 90 mil pesos

    Mercado Libre

    Con información de Infobae

    Entre todo el caos que se vivió ayer en diversos estados de México por las lluvias, inundaciones, el sismo y hasta la presencia de luces rojas sobre el cielo en Oaxaca, surgió un fenómeno que fue captado en Florida, EUA, el cual debido a su 'peculiaridad' ha sido asociado con el 'apocalipsis'. 

    Las imágenes que circulan en redes sociales, muestran diversas nubes con un arcoíris oculto entre ellas con un aspecto que puede resultar bastante atractivo. 

    Dichas fotografías fueron tomadas el día siete de agosto en Cocoa Beach, Florida, por el fotógrafo Greg Scott, según recogen medios estadounidenses. 

    El fenómeno óptico atmosférico recibe el nombre de arco circunhorizontal, aunque es más conocido como arcoíris de fuego, el cual se presenta únicamente en nubes cirrus (de aspecto fino y delgado), cuando el Sol se encuentra en lo alto del cielo sobre el horizonte, produciendo el efecto en cristales de hielo.

    Pese a que las instantáneas fueron tomadas hace un mes, recientemente cobraron fuerza en redes sociales, sobre todo entre usuarios de México, gracias a las luces que se vieron recientemente en el cielo de Oaxaca, además del sismo presentado ayer en la CDMX. 

    Entre todos los sismos que se han documentado en este país, el de 1985 es uno de los que permanecerá en la memoria de los mexicanos. Sin embargo, antes y después de ese fenómeno natural que reveló la fragilidad en la que vivimos diariamente, se registraron otros. Aquí te decimos cuáles fueron:

    ¿Después de todo qué es el hombre en la naturaleza? Nada en relación con la infinidad, todo en relación a la nada. Un punto central entre la nada y el todo e infinitamente lejos de entender la diferencia entre estas dos posturas.

    Blaise Pascal

    México es un amplio laboratorio sismológico. Tan sólo hasta agosto del 2021, el Servicio Sismológico Nacional reportó 1,969 sismos en la República Mexicana con magnitud igual o superior a 3.5 grados en escala de Richter. Es decir que en este país se registran más de cuatro sismos por día dentro de ese rango de magnitud y 40 en total.

    Así lo revela Víctor Manuel Cruz Atienza, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en su libro: “Los sismos. Una amenaza cotidiana”.

    De los sismos más recientes destacan el del 7 y 19 de septiembre de 2017, de magnitud 8.2 y 7.1 respectivamente, que sacudieron el estado de Oaxaca y la Ciudad de México cobrando la vida de al menos 369 personas y derrumbando a 57 edificios en la capital y decenas de casas en Juchitán de Zaragoza y Guerrero.

    De acuerdo con datos publicados por el especialista, en México los sismos no se distribuyen de manera homogénea, pues hay regiones en que las características del suelo no permiten que ocurran fenómenos naturales, en comparación con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, en donde ocurren aproximadamente 80% de los terremotos.

    En entrevista, Bernando Gómez Pimienta, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Anáhuac platica: “Hablar de 1985 es hablar de la prehistoria en materia de arquitectura, pero no en historia. Los sismos que han remecido a México han marcado su memoria no sólo cultural, también en educación y práctica al momento de construir un edificio, cuestión que en la actualidad podemos apreciar en las nuevas construcciones y en las que se están desarrollando.”

     

    Aquí los 8 sismos más devastadores en la historia de México:

    1. El sismo más grande en México

    Magnitud: 8.6

    Fecha: 28 de marzo de 1787 (dos años antes del estallido de la Revolución Francesa)

    Lugar: Costas de Oaxaca

    Hora local: Cerca de las 11:00 horas

    Daños: A este sismo también se le conoce como ‘El gran tsunami mexicano’, debido a que la ruptura provocó uno de los mayores daños en la historia de Oaxaca, al inundarse todo a su paso hasta seis kilómetros tierra adentro, cerca de Pochutla, hoy Puerto Ángel, y se extendió aproximadamente a lo largo de los 450 kilómetros que abarcan las costas oaxaqueñas.

    Documentos del Siglo XVIII muestran que, las costas estaban escasamente pobladas lo que provocó un número relativamente bajo de víctimas para un tsunami de esa magnitud.

     

    2.- El sismo del 2017

    Magnitud: 8.2

    Lugar: Golfo de Tehuantepec

    Fecha: 7 de septiembre de 2017

    Hora local: 23:49 hrs

    Daños: El sismo ocurrido el 7 de septiembre de 2017 de magnitud 8.2 localizado en el golfo de Tehuantepec, a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, Chiapas provocó severos daños en Oaxaca entidad donde se vieron afectadas más de 20,000 viviendas y otras 40,000 sufrieron daños, en el caso de Chiapas se dañaron 46,000 viviendas.

    Este sismo cobró la vida de 99 personas, de las cuales 79 fallecieron en Oaxaca, 16 en Chiapas y otras cuatro en Tabasco.

    De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas: La placa de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón no es rara la ocurrencia de sismos.

     

    3. El sismo de 1985

    Magnitud: 8.1

    Lugar: Costas de Michoacán

    Fecha: 19 de septiembre de 1985

    Hora local: 07:17 horas / Sensación Ciudad de México: 07:19 horas

    Daños: A pesar de haber ocurrido en las costas de Michoacán, a más de 350 kilómetros de la Ciudad de México, la mayoría de las afectaciones y pérdidas humanas se concentraron en la capital del país.

    Las cifras oficiales dijeron que durante el sismo fallecieron 5,000 personas, sin embargo, otras estimaciones arrojan más de 10,000 decesos, cerca de 50,000 heridos, al menos unas 250,000 personas sin hogar, más de 770 edificios colapsados o severamente dañados y pérdidas económicas que representaron el 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 9.9% de la Ciudad de México.

     

    4. El sismo del Ángel

    Magnitud: 7.8

    Lugar: Sureste de Acapulco

    Fecha: 27 de julio de 1957

    Hora local: 02:44 horas

    Daños: Inaugurado en 1910 por Porfirio Díaz en la Ciudad de México, el monumento a la Independencia capitaliano, de siete metros de altura y siete toneladas de peso, se mantuvo estoico a 45 metros del piso durante casi medio siglo hasta la madrugada del domingo de 1957, cuando el sismo provocara su caída.

    Después de 14 meses de restauración y reforzamiento al monumento, el Ángel de la Independencia fue reinaugurado en septiembre de 1958. Desde entonces, la escultura ha permanecido intacta a pesar de los numerosos sismos que la han sacudido, incluido el de 1985.

    La zona centro de la República Mexicana fue la más afectada, en especial la Ciudad de México en donde se registró un saldo de 700 muertos y 2,500 heridos.

     

    5. El sismo con más réplicas de la historia

    Magnitud: 7.5

    Lugar: Ometepec, Guerrero

    Fecha: 20 de marzo de 2012

    Hora local: 12:02 horas

    Daños: Este sismo, cuya intensidad en la Ciudad de México fue muy similar a la que provocó el sismo de Copala en septiembre de 1995 (magnitud 7.3), generó un tsunami de aproximadamente 1.5 metros de altura y un levantamiento de la costa de cerca de 70 centímetros en el poblado de Punta Maldonado.

    Este sismo se distingue por haber tenido la mayor cantidad de réplicas registradas en terremotos mexicanos, con 44 eventos de magnitud superior a 4.5 durante los primeros 30 días que siguieron a su ruptura. En comparación con el sismo de 1985, este sismo tuvo tres veces más réplicas en ese rango de magnitud.

     

    6. El sismo El Mayor-Cucapah

    Magnitud: 7.2

    Lugar: Mexicali, Baja California

    Fecha: 4 de abril de 2010

    Hora local: 15:40 horas

    Daños: El sismo rompió una falla de corrimiento lateral derecho con 120 kilómetros de longitud en dirección a la ciudad fronteriza. Desde 1915, es decir en los últimos 100 años, han ocurrido sólo cinco sismos de magnitud igual o superior a 7 en el extremo norte del Golfo de Cortés, amenazando la región donde se encuentran ciudades como Ensenada, Mexicali, Tijuana y la central geotérmica de Cerro Prieto, que es una de las más grandes del mundo.

    Durante el sismo sólo se registraron dos decesos, cerca de 100 lesionados y daños severos en la infraestructura de canales de riego, vivienda, carreteras, puentes, escuelas y hospitales, entre otros.

     

    7. El sismo del 19 de septiembre de 2019

    Magnitud: 7.1

    Lugar: Puebla

    Fecha: 19 de septiembre de 2019

    Hora:  2:40 hrs

    Daños: Uno de los sismos más mortales para México que cobró la vida de 370 personas y dejó a 7,289 heridos. Además se derrumbaron 57 edificios y un número mucho mayor resultó gravemente dañado.

     

    8. El sismo de Acambay

    Magnitud: 7

    Lugar: Acambay, Estado de México

    Fecha: 19 de noviembre de 1912

    Hora local: 07:12 horas

    Daños: La ruptura del sismo, sobre una falla normal, se extendió unos 50 kilómetros de largo y, al ser poco profunda, dejó sobre la superficie de la tierra fracturas con más de un metro de altura.

    Los daños fueron muy importantes en la región, donde la escasa infraestructura y varios poblados quedaron severa o completamente destruidos.

     

    Los primeros sismómetros en México

    Cruz Atienza detalla en su publicación que el 5 de septiembre de 1910, como parte de las fiestas del centenario de la Independencia, se inauguró el primer observatorio sismológico en México, el cual tenía como sede la Estación Sismológica Central de Tacubaya.

    “Con dicha inauguración se dio inicio formal a las labores del Servicio Sismológico Nacional que, fundado en 1904 por decreto presidencial, pasaría a formar parte de la UNAM en 1929”, reseña Cruz Atienza en su libro.

    La observación de los fenómenos sismológicos no se detuvo con la construcción de la estación de Tacubaya. Entre 1910 y 1923 se instalaron nueve estaciones más en México con el propósito de monitorear desde diversos puntos geográficos los movimientos tectónicos del país.

    La estación central se construyó en Tacubaya y las restantes en las ciudades de Oaxaca, Mérida, Chihuahua, Veracruz, Guadalajara, Monterrey y Zacatecas.

    En las estaciones establecidas en el interior de la República Mexicana, se instalaron sismómetros Wiechert con péndulos de 1,200, 1,300 y 17,000 kilogramos, mismos que en la actualidad la población puede conocer en el Museo de Geofísica, ubicado en las instalaciones de la antigua Estación Central de Tacubaya.

    Bernando Gómez Pimienta comenta que los sismos son fenómenos naturales que no se pueden predecir, pero sí se puede garantizar que México está preparado para ellos, gracias a que la infraestructura en la que están cimentados sus edificios son el eslabón que en 1985 no se tenía:

    “Estamos seguros de que va a haber otros sismos y seguramente habrá un sismo de la misma intensidad que el de 1985 o incluso mayor, pero los cambios que se han hecho en materia de reglamentación en los edificios han contribuido a que la Ciudad de México pueda estar bien preparada para los nuevos eventos que puedan surgir”.

    Esta nota fue publicada originalmente el 18 de septiembre de 2015 y actualizada el 7 de septiembre de 2021.

    El aburrimiento es un enemigo aguerrido y perseverante. Ahora mismo aquí está, al acecho, a la espera de saltar sobre nuestras mentes para robar nuestra atención y sacarnos de nuestros deberes.

    Te pica al oído, en tus gustos, en tus deseos; llega a la punta de tu dedo para incitarte a que busques otro contenido, mientras que a mi se me avalanza a la cabeza, ataca mis ideas para hacerme sentir que no es esta la mejor forma de despertar tu interés sobre un tema tan complejo.

    El aburrimiento se hace omnipresente durante nuestros deberes, nos dificulta el aprendizaje, hace más largas las jornadas de trabajo, echa a perder amistades y matrimonios, y hasta contribuye a que políticos, gobiernos, pueblos y países no se toleren ni comprendan.

    Para mejorar nuestra relación con este sentimiento, conviene considerar que es parte del origen y desarrollo de nuestras artes y de nuestra ciencias, de todo aquello en lo que creemos.

    Ese desgano y desinterés, esa sensación que pone tan intolerables a nuestros hijos, es el milagro que llevó a nuestros primitivos antepasados a hacer algo distinto en las formas en que recolectaban, cazaban o se apareaban. Por aburrimiento, pensaron en construir caminos, para facilitar el arribo de los productos; las armas y las trampas, para atrapar con eficiencia a las grandes presas; o la música, la poesía y el mismo contrato de matrimonio, para seducir y mantener cerca a la pareja.

     

    ¿Quién puede imaginar aburrida a una bestia?

    Sólo un ser capaz de desear, de aprender y crear, puede aburrirse; o, dicho de manera inversa, sólo el ser que se aburre desea, aprende y crea cosas distintas.

    Pero sucede que el aburrimiento se convierte en un problema cuando tenemos un deber que cumplir. El más común y ahora tan cercano por la pandemia es el aprendizaje.

    Los estudiantes tienen como obligación apropiarse de determinado conocimiento para, en el corto plazo, cubrir un plan de estudios, pero que, en el largo plazo, les será útil para la vida.

    Sin embargo, incluso en las clases presenciales los distractores son muchos, provocan que lo que tenemos en frente no despierte nuestro interés, ya sea porque es muy complejo, aparentemente lejano o irrelevante, no estamos motivados o francamente el vehículo de enseñanza no es el mejor.

    Evidentemente, el aburrimiento se ha agudizado con las clases y el trabajo a distancia. Desde hace años, los profesores sufrimos el flagelo de los dispositivos electrónicos que se roban la atención de nuestros alumnos. Desde el hogar, se han convertido en nuestros tiranos, pues el alumno salta con suma facilidad a otro contenido más interesante mientras el profe se para de cabeza e intenta convertirse en un entertainer.

    Lo mismo pasa con quienes siguen trabajando en casa e incluso en la oficina. Hay muchos distractores que hacen sentir que nuestra tarea no es interesante.

     

    Claves

    Te comparto cuatro tips para sacudirse el aburrimiento o para emplearlo a tu favor, al fin de cuentas, es un signo de humanidad.

    1. El primero es el más aburrido, pero el más usado y práctico: ármate de voluntad y concéntrate en lo que estás haciendo. Un incentivo es que entre más pronto salgas de ello, más rápido podrás dedicarte a otra cosa.
    2. Imponte retos en esa tarea que te causa desánimo. Por ejemplo, esa junta que te provoca tanta flojera, ¿qué tal si te pones la meta de resumirla en unas cuántas líneas o, qué mejor, participar de una manera acertiva para que sea lo más corta y eficiente posible?
    3. También considera lo que te motiva. Si esa actividad, discurso o esa clase la puedes relacionar con lo que te gusta, despertarás tu propio interés. Particularmente si eres líder de cualquier equipo de trabajo, si eres maestro, y alguien te propone una forma distinta de hacer las cosas, seguro es una señal que se está aburriendo y muy posiblemente, tú con él. Aprovecha para cambiar.
    4. Usa las emociones positivas (alegría, diversión, interés, orgullo, esperanza, inspiración, serenidad, amor, gratitud o asombro). Antes de iniciar esa labor que te aburre o en una pausa, puedes inyectarte de alegría compartiendo bromas con los compañeros, haciendo un juego, acelerando tu ritmo cardiaco con algún ejercicio físico o, si tu actividad no requiere de tanta euforia, observando las cosas buenas que provocas con tan pesada actividad.