¿Qué onda con los coágulos?

    Dr. Manlio Fabio Márquez, Cardiólogo, especialista en arritmias. Coordinador de la Alianza contra la Muerte Súbita Cardiaca. Secretario de la Sociedad Latinoamericana de Electrofisiología y Estimulación Cardiaca. Miembro de la Academia Nacional de Medicina.

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. //Twitter: @ManlioMarquez // cardioarritmias.mx

    Consultorio 209 ABC Observatorio. Tel de consultorio 5276-1207

    ¿Qué son los coágulos?

    Los coágulos sanguíneos son masas que se presentan cuando la sangre se endurece pasando de líquida a sólida.

    Un coágulo sanguíneo que se forma dentro de una de las venas o las arterias se denomina trombo y también se puede formar en el corazón.

    Un trombo que se desprende y viaja desde un lugar en el cuerpo a otro se llama émbolo.

    Un trombo o émbolo puede bloquear parcial o totalmente el flujo de sangre en un vaso sanguíneo.

    Tipos de coágulos

    Coágulos arteriales. Una vez formados, los coágulos arteriales causan síntomas inmediatamente. El hecho de que este tipo de coágulo no permite que el oxígeno llegue a los órganos vitales, puede causar una variedad de complicaciones tales como ataques cerebrales, ataques cardíacos, parálisis y dolor intenso.

    Una obstrucción en una arteria puede impedir que el oxígeno llegue a los tejidos en esa área, lo cual se denomina isquemia. Si la isquemia no se trata oportunamente, puede provocar daños en los tejidos o la muerte.

    Coágulos venosos. Por lo general, se forman lentamente durante un período de tiempo. Los síntomas de los coágulos sanguíneos venosos se hacen más notables en forma gradual.

    Una obstrucción en una vena generalmente provocará acumulación de líquido e hinchazón.

    ¿Qué es una trombosis coronaria?

    El corazón se encuentra rodeado por tres importantes arterias coronarias, que dan sangre y oxígeno al músculo cardiaco. Si se desarrolla un coágulo de sangre en una de estas arterias, se interrumpirá el flujo de sangre a una de las zonas del músculo cardiaco. Esto es una trombosis coronaria.

    Normalmente, produce un dolor intenso en el pecho detrás del esternón (el hueso del pecho), que a menudo se extiende hacia el brazo izquierdo. La zona del músculo que no tiene suficiente suministro deja de funcionar adecuadamente, si no se disuelve con rapidez el coágulo de sangre, por ejemplo, con un medicamento que disuelva el trombo (trombolítico).

    ¿Cómo se trata una trombosis coronaria?

    Al llegar al hospital, se administra al paciente una aspirina (ácido acetilsalicílico), si no ha tomado ninguna antes.

    Esto evita que las plaquetas (pequeñas células sanguíneas), se adhieran unas a otras en el coágulo.

    Se suele administrar un tratamiento que disuelva el coágulo que complica la trombosis (trombolítico) directamente en una vena del antebrazo.

    Para este tratamiento es de vital importancia que no hayan transcurrido muchas horas desde el inicio del dolor del infarto; su máxima eficacia se sitúa en las primeras seis horas.

    Una alternativa es una dilatación (ensanchamiento) de emergencia de la arteria coronaria obstruida mediante un globo, procedimiento que se conoce como angioplastia coronaria.

    Es importante recibir tratamiento tan pronto como sea posible, en cuanto comiencen los síntomas. Cuanto antes se administre, mejor será el resultado.

    Un coágulo de sangre puede bloquear una arteria o una vena en el corazón, afectando:

    El corazón (angina de pecho o un ataque cardíaco)

    Los intestinos (isquemia mesentérica) o trombosis venosa mesentérica

    Los riñones (trombosis de la vena renal)

    Las arterias de las piernas o brazos

    Las piernas (trombosis venosa profunda)

    Los pulmones (embolia pulmonar)

    El cuello o el cerebro (accidente cerebrovascular)

    Síntomas de coágulo en el corazón

    Dolor en el pecho y el brazo izquierdo

    Transpiración

    Dificultad para respirar

    Cómo evitar la formación de coágulos

    Usar ropa, calcetines o medias holgadas.

    Levantar las piernas 15 cm (6 pulgadas) por arriba del corazón, de vez en cuando.

    Usar medias especiales (llamadas medias de compresión), si su médico las receta.

    Hacer los ejercicios que le indique su médico.

    Cambiar de posición a menudo, sobre todo en viajes largos.

    No mantenerse de pie ni sentado más de 1 hora seguida.

    Comer menos sal.

    No golpearse ni lastimarse las piernas y evitar cruzarlas.

    No ponerse almohadas bajo las rodillas.

    © 2019 www.encuentroradiotv.com