Ni el ‘tridente perfecto’ salvó a México de la decepción

    Ni el regreso de Raúl Jiménez ni el de Hirving Lozano pudo salvar a México de una decepción ante el regreso de su gente al estadio Azteca, ya que no pasó del empate 1-1 contra Canadá dentro de la cuarta jornada del Octagonal Final de Concacaf rumbo a Qatar 2022.

    El Tri se presentó ante 41,465 aficionados, es decir, el 51% de la capacidad total del Azteca, pero no pudo responder al entusiasmo con una victoria. La molestia del público explotó al minuto 55, cuando se volvió a escuchar el grito discriminatorio y provocó que el árbitro hiciera una pausa de un par de minutos.

    De poco sirvió que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) presentara un videomapping al medio tiempo pidiendo a la gente erradicar el grito discriminatorio. La frustración de la afición ante la falta de tiros fue un motivo más que derivó en el grito, aunque, como solo fue una vez, no fue necesario parar el partido ni pensar en la siguiente sanción, que sería la pérdida de puntos para el Tri.

    Respecto a Jiménez y Lozano, que llevaban 11 y tres meses sin jugar para el Tri, volvieron a ser titulares junto a Jesús Corona, formando el tridente ideal de los fans, que causó más ruido en las tribunas cuando los primeros dos tomaban el balón.

    Jiménez anotó al 65’ pero el árbitro anuló su gol por una falta contra Steven Vitoria, defensa central canadiense, mientras que Lozano tuvo un par de tiros cercanos al 18’ y al 82’. Aún así, México se vio rebasado por un ordenado esquema táctico canadiense que, al menos en tres ocasiones, provocó que Guillermo Ochoa tuviera que sacar el balón de la línea de gol.

    El gol de México fue anotado a los 21 minutos por conducto de Jorge Sánchez, lateral derecho que fue titular en los Juegos Olímpicos de Tokio (este fue su primer tanto en el combinado mayor), en tanto que la asistencia fue de Hirving Lozano. Por los canadienses anotó Jonathan Osorio al 42’, luego de una gran jugada colectiva en la que el mediocampista quedó solo a la altura del punto penal.

    México no empataba un partido eliminatorio como local en el estadio Azteca desde el 1-1 contra Estados Unidos el 11 de junio de 2017, mientras que Canadá volvió a marcar en este escenario después de 41 años. Por ello, con todo y Raúl Jiménez e Hirving Lozano, la afición despidió a la selección mexicana con potentes abucheos tanto en el final del primer tiempo como del juego general.

    Tras este resultado, el Tri perdió el liderato del Octagonal frente a Estados Unidos, pues aunque ambos tienen ocho puntos, los de las barras y las estrellas tienen dos goles más de diferencia a su favor. Por su parte, Canadá, que al término del juego contra México se arrodilló en el centro del estadio Azteca, se quedó en el tercer lugar con seis unidades, una más que Panamá y El Salvador.