La economía mexicana en medio de la guerra de precios del petróleo

    Lea la primera parte de este artículo aquí: https://www.elfinanciero.com.mx/mundo-empresa/la-economia-mexicana-en-medio-de-la-guerra-de-precios-del-petroleo

     

    El fallido acuerdo de la OPEP+, a principios de abril, obligó al petróleo a enfrentar las realidades del mercado libre, presionando la continua disminución del mercado de deuda de México.

     

    La situación actual está obligando a los inversores internacionales a permanecer cautelosos en espera de señales más claras del gobierno mexicano, que hasta entonces han sido evaluadas más por la crítica que por la aprobación.

     

    Una disminución del 1.6 por ciento en el PIB en el primer trimestre, comparado con el trimestre inmediato anterior, ha sido el peor resultado en el mismo período desde 2009, lo que, según los analistas de Arum Trade, junto con las medidas de cuarentena introducidas para prevenir la propagación del virus, podría conducir a una disminución de la actividad económica este año en un 6.7 por ciento, que superará la "crisis del tequila" mexicana de mediados de los noventa.

     

    Con la economía mexicana estancada, existe una necesidad urgente de que el gobierno de López Obrador adopte y aplique rápidamente decisiones políticas claras y distintas. Sin embargo, las medidas anunciadas por el gobierno, que son las más ligeras de América Latina, junto con la negativa del gobierno a apoyar a las grandes empresas y al sector bancario en este momento, dejan en claro que López Obrador se centra principalmente en reducir los costos.

     

    De acuerdo con Arum Trade, López Obrador, siendo presidente desde antes de la crisis por el COVID-19, no pudo demostrar que tiene un plan claro para el desarrollo de la economía, . A pesar de las previsiones de un aumento cero en el PIB este año, él prometió mantener la disciplina financiera, sin rechazar las promesas de aumentar las pensiones y los beneficios de desempleo.

     

    En el contexto de la crisis del petróleo, con la esperanza de que el precio del petróleo vuelva pronto a un nivel superior al costo, el presidente continúa apoyando la construcción de la refinería de Dos Bocas de 8 mil millones de dólares, pese a la disminución de las reservas en los yacimientos mexicanos más grandes de Ku-Maloob-Zaap.

     

    Pemex, la compañía petrolera estatal más grande de México en la región, ha disminuido un 35 por ciento su producción en los últimos cinco años a 1.65 millones de barriles por día. Mientras tanto, la producción en el norte de los Estados Unidos debido al desarrollo de yacimientos de esquisto durante el mismo período casi se duplicó.

     

    El colapso en el precio del petróleo crudo que acompaña a la pandemia de Coronavirus golpeó al estado de Texas, cercano a México, que representa el 9 por ciento de la producción total de los Estados Unidos.

     

    Dado este factor y el hecho de que las guerras petroleras afectarán al petróleo de esquisto estadounidense sobre todo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha elevado el apoyo de Pemex a la prioridad nacional.

     

    Al rechazar un agresivo plan de recuperación económica, el presidente anunció una decisión para reducir aún más la carga fiscal del gigante petrolero estatal en otros 65 mil millones de pesos, a pesar del presupuesto estatal ya escaso.