Nahle defiende reforma eléctrica: dará seguridad energética

    Con la reforma eléctrica enviada por el presidente Andrés Manuel López Obraddor no se nacionalizará ningún tornillo o tuerca, sostuvo este lunes Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener).

    “Entre el 54 y 46 por ciento van a coexistir (la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y las empresas privadas) para poder suministrar el 100 por ciento (de la energía), esto es lo que comentaba el señor presidente: los privados van a estar en el mercado en el 46 por ciento y no se les va a nacionalizar ni un tornillo ni una tuerca”, dijo en la ‘mañanera’.

    Nahle detalló este lunes los parámetros en los que se basaron para realizar la reforma eléctrica que presentó el mandatario.

     

    La funcionaria indicó que esta reforma permitirá garantizar a todos los mexicanos la seguridad energética, por lo que las tarifas de luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación.

    Por otra parte, refirió que esta reforma contempla el litio como mineral estratégico, ya que los artículos 25 y 28 de la Constitución, dejarán en claro que es propiedad de la nación, por lo que no habrá concesiones, ni tampoco se va a constituir un monopolio

    “Las concesiones mineras ya otorgadas y por las cuales ya se está explorando y explotando el oro, cobre y plata se conservan en los términos que fueron entregados… (sin embargo) no amparan la explotación y explotación del litio”, explicó.

    Nahle señaló que con la reforma energética de 2013 se extendieron los permisos de autoabasto para que grandes fábricas pudieran producir su electricidad, sin embargo, han hecho mal uso de estos tipos de sociedades.

    “Esto decayó en una práctica ilegal creando un mercado eléctrico paralelo, donde simularon estos permisionarios tener socios, socios de un dólar, y empezaron a vender electricidad utilizando las líneas de transmisión de la CFE e incurriendo en fraude fiscal. Esta actividad es ilegal”, dijo.

    Puntualizó que actualmente hay registradas 239 centrales de autoabasto que suministran a 77 mil 767 consumidores.

    “Estas centrales no cuentan con el permiso autorizado de suministro básico para vender electricidad. Si hay 239 centrales de autoabasto, debería de haber, 239 consumidores, y hay 77 mil”, alertó.

    Dentro de estas centrales de autoabasto se encuentran empresas como Bimbo, Kimberly Clark, Oxxo, Femsa, Cemex, Walmart, Alsea, entre otras más.

    “Estas empresas no cubren el costo real del transporte, (al que se le llama ‘porteo’), estas empresas se interconectan en la red creando inestabilidad y pérdida de confiabilidad en el sistema, y aparte captan incentivos de la CFE, entre otras cosas”, apuntó Nahle.

    Adicionalmente, enlistó que entre las empresas que cuentan con más tipos de cargas en los contratos de interconexión legados se encuentran Oxxo (7 mil 531 cargas), Movistar (4,948), Walmart (2,374), Grupo Salinas (2,364), BBVA México (1,604), Telmex (1,413), Telcel (1,149), 7-Eleven (1,125), Farmacias Guadalajara (1,068), Farmacias del Ahorro (1,063).

    Por separado, Manuel Bartlett, director de la CFE, señaló que estas figuras llegaron a México con la ideología neoliberal.

    “Es un atraco lo que vive la CFE, el sector eléctrico mexicano, no hay un sistema honesto de competencia, pero ahí tenemos a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que solo nos persigue a nosotros, dice que somos monopolio, pero no persigue a los monopolios privados”, indicó en un comunicado.

     

    CCE rechaza “ideología”

    En contraste, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseguró en un comunicado que “las declaraciones del día de hoy (ayer) de la secretaria Rocío Nahle, como otras similares que ha hecho el director General de la CFE, Manuel Bartlett, en el pasado, están guiadas por la ideología y no por la especialización técnica y el rigor que requiere un tema de la más alta prioridad”.

    Añadió que es comprensible que se utilicen las conferencias para “comunicar mensajes que atienden a su conveniencia política”, y afirmó que “tienen todo su derecho de presentar ideas y argumentos, pero no de calificar de robos a la nación a las actividades lícitas de los inversionistas”.

    Con información de Leticia Hernández.