Imprimir esta página

Bancos ven viable a Pemex

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Grupo Financiero HSBC junto con JP Morgan y Mizuho Securities participarán en el refinanciamiento de la deuda de Pemex con diferentes instituciones en el mundo, debido a que es “una compañía de primera” en la que el gobierno ha hecho los movimientos correctos para que exista confianza por parte de los inversionistas.

En entrevista con El Financiero, Nuno Matos, director general de HSBC México, explicó que debido al monto de la operación, la matriz participó en la toma de esta decisión, en la que influyeron los mensajes que ha enviado el gobierno federal en materia de disciplina financiera y de apoyo para la empresa Productiva del Estado.

“Es una operación de 8 mil millones de dólares que tiene como objetivo refinanciar deudas de corto plazo que vencen en 2019 y en 2020, es un refinanciamiento, esto es muy importante porque la deuda neta de Pemex no va a subir, estamos tomando deudas que vencen en el corto plazo y que ahora serán a cinco años, y eso significa que la estructura financiera va a mejorar”, explicó el directivo.

Matos destacó que este refinanciamiento constituye una buena operación para Pemex, lo que muestra también la confianza que la banca internacional tiene sobre la mayor compañía mexicana.

Al cuestionarlo sobre si existía un alto riesgo en el refinanciamiento, Matos explicó que la petrolera es una compañía de primera, que produce 1.7 millones de barriles al día, y confía que ese nivel de producción crecerá rápidamente; “es una compañía que antes de impuestos y deudas es muy solvente, por eso estamos muy a gusto de apoyar a Pemex”.

Además dijo que “la administración actual ha mostrado un total compromiso con el futuro de Pemex y ha anunciado varias medidas durante el año que son muy importantes para las finanzas de la empresa”.

Sobre la calificación crediticia de los bonos de la empresa, afirmó que están lejos de convertirse en basura, “eso no va a ocurrir, todas las iniciativas que se están haciendo van en la dirección de tener una compañía más robusta”.

José Luis Cano, director ejecutivo de deuda corporativa de HR Ratings, indicó que esta medida va dirigida a reducir el costo financiero de Pemex, lo que podría ser positivo para la nota soberana debido a la relación que guarda con la relación deuda PIB.

“Estas líneas de crédito ya se preveían. El mensaje positivo es que el gobierno está manteniendo una tasa de interés que no estaría presionando los costos financieros de Pemex y por otro lado se podrían extender tanto montos como plazos”, indicó.

CAÍDA EN CRUDO OPACA ANUNCIO

Los participantes del mercado mostraron optimismo ante el anuncio del gobierno sobre el refinanciamiento de Pemex, pero la fuerte caída en los precios del petróleo diluyó en buena parte su efectos sobre el precio de los bonos.

El instrumento a 10 años de Pemex, con vencimiento en marzo del 2017, mostró una fuerte volatilidad y quedó al final con un moderado tono positivo, con un precio de 99.69 unidades, que implicó una alza de solamente 0.13 por ciento.

Los bonos alcanzaron un máximo de 100.50 unidades, a las 9:07 de la mañana, tras el anuncio de los apoyos financieros a la petrolera.

Artículos relacionados