Oaxaca.- En Oaxaca será el 1 de octubre próximo cuando entre en vigor el nuevo sistema de justicia laboral, por lo cual el Poder Judicial del Estado avanza en los aspectos necesarios para su implementación en tiempo y forma, afirmó el magistrado presidente Eduardo Pinacho Sánchez quien indicó que este tema requiere de la colaboración de instancias de los tres Poderes del Estado que trabajan de manera coordinada y se reúnen periódicamente.

    De acuerdo a un comunicado de prensa, en entrevista, mencionó que en lo que corresponde a la institución responsable de administrar justicia, con subsidio de la federación se lleva a cabo la adecuación de cuatro juzgados especializados en la materia, que estarán ubicados dos en la ciudad capital, uno en Huatulco y otro más en Juchitán.

    Además, se preparan las instalaciones de los inmuebles donde se desarrollará este sistema basado en los juicios orales y de los centros de conciliación, ya que como parte de la reforma desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje para dar paso a estos nuevos organismos y a los Tribunales Laborales, lo que hará más pronta y expedita la resolución de los conflictos.

    La conciliación será obligatoria, y en caso de que las partes no lleguen a un acuerdo, se acude ante los tribunales laborales, donde se llevarán a cabo procedimientos ágiles.

    Actualmente, para contar con las juezas y jueces que se incorporarán a estos juzgados  se concluyó un Diplomado Especializado en el tema y está próxima la evaluación de los participantes de quienes serán elegidos aquellos que formarán parte de los juzgados.

    De esta manera, a partir de la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la Reforma en Materia de Justicia Laboral, el primero de mayo de 2019; el Poder Judicial del Estado de Oaxaca avanza hacia la transición para la implementación de la misma, a través de diferentes acciones como son cambios a la normatividad, de organización, presupuestarias y capacitación especializada.

    EFE.- La balanza comercial agroalimentaria de México registró un superávit de 4,857 millones de dólares en la primera mitad de 2021, el tercer saldo positivo más alto en 27 años, informó este lunes la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

    La cifra es resultado de 22,588 millones de dólares de exportaciones agropecuarias y agroindustriales de enero a junio pasado, y de 17,731 millones de dólares de importaciones, con base en cifras del Banco de México.

    Esto significa, añadió la Sader, que el comercio total agroalimentario de México con sus socios alcanzó 40,319 millones de dólares en el primer semestre de 2021, de los que un 56% corresponden a ventas mexicanas.

    “El valor de las ventas agroalimentarias al exterior a junio fue el más alto reportado en 29 años, lo que permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por la venta de productos petroleros, en 9,908 millones de dólares, y turismo extranjero en 14,773 millones de dólares”, sostuvo la Sader.

    El campo fue el sector más resiliente de México en 2020, cuando la crisis de Covid-19 causó una contracción histórica de 8.2% del PIB.

    Para este 2021, el Gobierno espera un repunte cercano al 6% del PIB afianzado en el comercio exterior y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

    La Sader resaltó que solo la balanza agropecuaria y pesquera registró un saldo positivo de 1,945 millones de dólares en los primeros seis meses de 2021.

    Mientras que la balanza agroindustrial alcanzó un superávit de 2,912 millones de dólares de enero a junio pasado.

    “En dicho periodo, las hortalizas, bebidas y frutas fueron los principales grupos de exportación, ya que concentraron más del 63% del total”, precisó el informe.

    Los productos agropecuarios y pesqueros con mayor demanda en el extranjero fueron la miel de abeja, con un crecimiento anual del 92.95%; las flores, con un aumento del 85.84%; cítricos, con un 61.10%; tabaco, con 49.42%; cacahuate, con 49.26%, y pescado fresco o refrigerado con 46.25%.

    En la agroindustria, la Sader destacó aumentos de ventas de carne y despojos de aves de corral en 178.64%; aceite de soya, con 134.25%; sopas, un 54.10%; aguas y refrescos, con 44.99%; tequila y mezcal, con 38.90%, y jugo de naranja congelado, con 35.82%.

    En términos de valor, agregó, los productos con mayor demanda extranjero fueron la cerveza, con 2,668 millones de dólares; el aguacate, con 1,526 millones de dólares; tequila y mezcal, con 1,448 millones de dólares; tomate, con 1,199 millones de dólares, y pimiento por 896 millones de dólares.

    “Más del 56% de las importaciones de enero a junio presentan los mayores aumentos en la parte de productos primarios”, ahondó la Sader.

    ¿Eres trabajador del Estado y vas a regresar a la oficina? Si ya te vacunaste contra COVID-19, no será necesario realizarte una prueba de detección, informó este martes la Secretaría de la Función Pública (SFP).

    “La condicionante de pruebas de detección de COVID-19 para el retorno presencial a los centros de trabajo de los servidores públicos deviene innecesaria para los objetivos que demanda el escenario actual del país, en materia de salud, económica y social”, señaló la dependencia en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

    Asimismo, señala la entidad, la prevención del riesgo de contagio pretendida con dicha medida no es suficiente para garantizar en mayor proporción el derecho a la salud.

     

    Los empleados al servicio del Estado regresaron en agosto a trabajar en la modalidad presencial.

    Esto debido a que después de haber transcurrido dos semanas a la aplicación de la última dosis dejaron de ser considerados población en situación de vulnerabilidad.

    Sin embargo, en caso de que algún servidor público, a pesar de haberse puesto la vacuna presente síntomas del virus, no deberá incorporarse a los centros de trabajo y podrán regresar a la modalidad a distancia para laborar.

    También podrán seguir laborando a distancia personas con discapacidad; mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; y personas con enfermedades crónicas como obesidad mórbida, diabetes, hipertensión arterial, asma, infección por VIH, enfermedad renal crónica, cáncer en tratamiento, entre otras.

    En los primeros seis meses del año, las exportaciones de frambuesas mexicanas registraron un crecimiento de 18.9 por ciento y mantienen una racha positiva, además de que su producción también ha ido en aumento, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    De acuerdo con información del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), las ventas al exterior de estas frutillas se ubicaron en 713 millones de dólares a mayo pasado, 18.9 por ciento más respecto de los 599.8 millones de dólares de igual periodo de 2020.

    El volumen exportado al primer semestre de 2020 alcanzó 68 mil 153 toneladas, además de que las ventas al extranjero ya habían observado un crecimiento de 21.1 por ciento, de 2019 a 2020, al pasar de 912.4 millones de dólares a mil 104.9 millones de dólares.

    Las frambuesas mexicanas se han exportado a 33 países localizados en América, Europa, Asia y Oceanía, como Canadá, Países Bajos, Rusia, Japón, Arabia Saudita, Bélgica, Hong Kong, Irlanda o Kuwait, aunque el principal comprador es Estados Unidos.

    En tanto, la producción de frambuesas también registró avances en el país, al presentar un incremento de 13.6 por ciento en 2020, al pasar de 128 mil 848 toneladas en 2019 a 146 mil 343 en diciembre del año pasado.

    Jalisco es el principal productor de estas frutillas, con 104 mil 80 toneladas; seguido de Michoacán, con 28 mil 895, y Baja California con 10 mil 222 toneladas.

    En 2019, México se colocó como el segundo productor mundial de frambuesas, con 128 mil 848 toneladas y presenta el mayor rendimiento agrícola de la frutilla en el mundo.

    Su consumo anual per cápita en el país es de 0.3 kilogramos y su participación en la producción nacional de frutos es del 0.5 por ciento.

    Junto con las fresas, arándanos y zarzamoras, las frambuesas forman parte de los llamados frutos rojos o frutillas, que se distinguen por su alto contenido de antioxidantes, minerales y vitaminas, sabor, tamaño y consistencia.

    Además de que aportan una importante cantidad de fibra, son bajos en calorías y tienen cero colesterol, lo que las hace excelente fuente de energía para el cuerpo, además son ricos en antioxidantes.

    Recientemente, naciones árabes manifestaron su interés por importar berries mexicanas, además de cebada, mango, aguacate, tomate y pimiento, entre otros, por su calidad e inocuidad, reconocida a nivel mundial.

    En el promedio nacional de la semana del 15 al 21 de agosto, el precio tope al que se podrá comercializar el gas licuado de petróleo (LP) al público será de 23.17 pesos por kilogramo, lo que implica su segundo aumento consecutivo desde que comenzó a implementarse esta medida, ya que en comparación con la semana anterior aumentó 0.5% o 13 centavos por kilo.

    Según el reporte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) lo anterior significa que el cilindro más vendido en el país, de 20 kilogramos, pasa de un precio tope de 460 a 463 pesos por kilo. Pero en contraste con la semana previa, del 1 al 7 de agosto, el precio tope es 1.1% o 25 centavos por kilo superior, con lo que el tope para la compra de un cilindro de 20 kilos en el promedio nacional es cinco pesos más elevado.

    Y si se contrasta con el último precio promedio ponderado nacional sin tope que reportó la Comisión Reguladora de Energía con los precios reales que dieron los distribuidores al 30 de junio, el precio tope de esta semana sigue siendo 8% inferior al que estaban recibiendo los consumidores de este combustible que utilizan al menos siete de cada 10 hogares.

    Reuters.- México se encamina a registrar un segundo año de salidas de capital extranjero récord atizadas por una mayor aversión al riesgo, que ya provocó una fuga de fondos que representa el 80% de la histórica cifra del 2020 causada por la pandemia.

    En los primeros siete meses del 2021, el mercado de deuda soberana vio salir unos 202,000 millones de pesos (10,150 millones de dólares), monto que se está acercando a los 257,000 millones de pesos del 2020, según cifras del Banco de México (Banxico).

     

    Sólo en julio, el éxodo de recursos se aceleró y alcanzó 67,500 millones de pesos, y aunque el panorama luce incierto, algunos expertos creen que este año no será tan adverso como 2020 mientras el país mantenga una nota crediticia de grado de inversión.

    Pero la persistente alta inflación local, la tercera ola de Covid-19 y la incertidumbre sobre las decisiones del Gobierno han mermado el interés por la deuda mexicana, dijeron analistas, mientras se registra una fuga de capitales hacia bonos chinos tras su inclusión a índices de referencia.

    “(La inflación) reduce la tasa real de los bonos del Gobierno y los hace menos atractivos”, dijo a Reuters Jonathan Fortun, economista del Instituto Internacional de Finanzas, quien como otros analistas anticipó a inicios de año que el país vería entradas de capital por una acelerada reactivación y rendimientos atractivos. Pero el escenario ha cambiado.

    La inflación duplicó en abril la meta oficial del 3% y ha cedido poco desde entonces, reduciendo la tasa real de los bonos mexicanos y obligando al banco central a subir su tasa clave dos veces seguidas hasta alcanzar el 4.5%.

    Adicionalmente, la recuperación de la economía mexicana, que el año pasado se desplomó un 8.5% azotada por la pandemia, se ha visto amenazada por una tercera ola de contagios de Covid-19.

    “(El rebrote) ha incrementado de forma significativa la aversión al riesgo en nuestro país”, afirmó Janneth Quiroz, subdirectora de análisis de Monex.

     

    Rendimientos al alza

    La mayor cautela del mercado sobre México ha forzado un alza en el premio que debe pagar la deuda soberana. El rendimiento del referencial bono a 10 años se ubicó el viernes en 6.97%, por arriba del 5.30% de finales de 2020.

    No obstante, los rendimientos de los papeles mexicanos son menores a los que ofrece la deuda de Brasil, una economía a la que frecuentemente se compara con México, y cuyo banco central comenzó a subir su tasa clave desde marzo, mientras que el mexicano lo hizo hasta junio.

    Analistas coincidieron también en que algunas polémicas decisiones del Gobierno, que han golpeado los intereses de empresas privadas principalmente del sector energético, han afectado a la percepción de riesgo sobre la economía mexicana.

    “La incertidumbre que se ha generado sobre el respeto al Estado de Derecho ha sido una constante que se critica en el sector privado”, dijo a Reuters Ramsé Gutiérrez, codirector de inversiones del administrador de activos Franklin Templeton.

    El experto, quien dijo que espera que la salida de capitales de este año no sea tan grande como la anterior, añadió que la deuda mexicana opera actualmente con mayores rendimientos de los que debería tener con la actual calificación soberana, lo que significa que algunos inversores han descontado nuevas rebajas.

     

    Gutiérrez afirmó que otro factor que ha puesto presión a los flujos de capital hacia México es la inclusión de los bonos de China a índices de deuda de mercados emergentes, impulsando a la tenencia de extranjeros en bonos de ese país a niveles récord.

    El proveedor de índices FTSE Russell aprobó en marzo que los bonos soberanos del gigante asiático fueran incluidos en su índice insignia de deuda al cierre de 2021.

    En tanto, el peso mexicano, visto como un termómetro del riesgo local, ha sido más estable ante la entrada de divisas al país por otras vías, como remesas récord y una recuperación en las exportaciones manufactureras. En lo que va del año ha ganado un 0.14%.

    Reuters.- El peso se apreció esta tarde ante un declive del dólar y luego de que el banco central decidió en la víspera elevar la tasa de interés referencial, mientras crecen expectativas de que este año habrá más incrementos debido a las fuertes presiones inflacionarias.

    La bolsa, en tanto, avanzó en la sesión y anotó su quinta semana de ganancias. Sus pares en Nueva York tocaron récords intradiarios animados por buenos resultados corporativos.

     

    El peso cotizaba en 19.86 por dólar hacia el cierre

    El peso cotizaba en 19.86 por dólar cerca del cierre de la sesión, con una ganancia de un 0.44% frente a los 19.95 del precio de referencia de Reuters del jueves. El peso registró una ganancia semanal de un 0.9%.

    El dólar profundizó pérdidas tras conocerse que la confianza del consumidor en Estados Unidos se desplomó a un mínimo de una década.

    Mientras tanto, el referencial índice accionario de la bolsa local S&P/BMV IPC subió un 0.86% a 51,490.94 puntos con un volumen de 100.7 millones de títulos negociados. En la semana acumuló una ganancia de un 0.74%.

    Vale recordar que en una decisión dividida, Banco de México (Banxico) subió ayer la tasa clave en 25 puntos base para ubicarla en un 4.50%, en medio de preocupaciones por las expectativas de la inflación y el nivel de ésta que supera por mucho la meta oficial. La entidad monetaria estimó que será en el primer trimestre de 2023 cuando la inflación anual converja a la meta de un 3% +/- un punto porcentual.

    “Con lo anterior, el mercado espera que Banxico siga subiendo la tasa de referencia en las próximas tres reuniones (del año) aunque todo dependerá del comportamiento que tenga la inflación”, dijo la consultoría MetAnálisis en un reporte.

    Por otra parte, el mercado espera la minuta de la última reunión de la Fed, que será publicada la próxima semana, y la reunión anual de jefes de bancos centrales que se llevará a cabo a fines de agosto en Jackson Hole, Wyoming, para obtener nuevas más pistas sobre posibles ajustes monetarios.

    EFE.- La llegada de turistas internacionales a México, el tercer país más visitado del mundo en 2020, repuntó un inédito 211% anual en junio, aunque en la primera mitad de 2021 aún está 40% por debajo de niveles prepandemia.

    México pasó de recibir 1,003,684 turistas extranjeros en junio de 2020 a más de 3.12 millones en junio pasado, una cifra que es 20% inferior a los 3.9 millones del mismo mes de 2019, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    Además, en junio, el ingreso de divisas se disparó un 731.2% interanual al pasar de 237.9 millones de dólares a 1,977.9 millones de dólares de gasto total, un dato que es similar a los 1,976.6 millones de dólares del sexto mes de 2019.

     

    UN AÑO ATÍPICO

    “De enero a junio de 2021, ingresaron al país 25.1 millones de visitantes internacionales, con un ingreso de divisas de 7,815 millones de dólares, 20% más respecto al mismo periodo del año anterior”, afirmó Miguel Torruco, secretario de Turismo de México, en Twitter.

    Pero comparar con 2020 “no es lo más representativo porque es un año completamente atípico”, observó para Efe Francisco Madrid, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) de la Universidad Anáhuac.

    En la primera mitad de 2021 los ingresos por visitantes internacionales aún están 40.2% por debajo de los 13,057 millones de dólares del mismo periodo de 2019, mientras que la llegada de turistas es 37% inferior, señaló el experto.

    “Los primeros tres meses del año fueron peor que diciembre. Es decir, había una recuperación paulatina y sostenida el año pasado que se interrumpe los primeros tres meses. A partir de abril ha habido una recuperación con mucho vigor”, comentó Madrid en entrevista.

     

    UN DESCANSO DE LA PANDEMIA

    México es el cuarto país del mundo con más muertos por la pandemia de Covid-19, con casi 245,000 decesos confirmados, y casi 3 millones de casos.

    Sin embargo, el Gobierno nunca ha restringido vuelos internacionales ni ha exigido cuarentenas o pruebas a los viajeros para proteger al turismo, que representa más del 8% del PIB.

    El secretario de Turismo destacó estas políticas en México mientras señaló las “caídas drásticas” en 2020 de la llegada de viajeros de 77% en España, 75% en Estados Unidos y casi 58% en Reino Unido.

    “En el caso de México, la caída fue de 46%, muy por debajo de los mencionados, gracias a que no se prohibió la llegada de vuelos de ninguna nación, lo cual está ayudando a una más pronta recuperación de la industria turística nacional”, resaltó Torruco.

    El director de Cicotur coincidió en que las restricciones laxas convirtieron a México en un país atractivo, sobre todo para los estaodounidenses que no podían viajar fácilmente a otros destinos, como Europa.

    En este contexto de “desfogue” de los turistas que buscaban “un escape” a la pandemia, el gasto medio de cada turista subió de 97.16 dólares en junio de 2020 a 404.77 dólares en el sexto mes del presente año, un 316.6% más.

    El gasto promedio de 2021 es incluso mayor en casi 60% frente a los datos de 2019, cuando fue de 253.7 dólares, de acuerdo con el Inegi.

    No obstante, a pesar de que las restricciones laxas ayudan en el corto plazo, el académico advirtió de posibles cambios de tendencia en México cuando otros países liberalicen el ingreso de turistas.

    Además, consideró que la “situación se puede descarrilar” con la tercera ola de Covid-19 en México, que ha sumado más de 20,000 contagios diarios por varios días consecutivos, a niveles de enero pasado.

    “Es una realidad, entonces sí puede haber una reducción en el vigor de esta recuperación, no se puede descartar nada en las condiciones actuales, pero por lo pronto no parece que llegara a ser tan fuerte como lo fue el año pasado”, opinó Madrid. 

    El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo la mañana de este miércoles que podría pagar deuda pública anticipadamente con recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que anunció en julio una asignación de 650,000 millones de dólares de Derechos Especiales de Giro (DEG) entre sus miembros. 

    El primer mandatario señaló desde Palacio Nacional que el propósito de su Gobierno es que la deuda se incremente menos que en los sexenios de los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, a pesar de la pandemia generada por Covid-19.

    López Obrador afirmó que de la repartición del FMI, a México le tocarían unos 12,000 millones de dólares que irían a las reservas internacionales, pero argumentó que éstas han crecido mucho y reciben poco rendimiento en sus colocaciones.

    Entonces podríamos utilizar esos recursos para pagar deuda por anticipado", dijo en su conferencia de prensa al reiterar que la economía mexicana se está recuperando de los coletazos de la pandemia del coronavirus.

    Además, el presidente aseguró que su gobierno es “muy respetuoso” de los organismos financieros como el FMI, sin embargo, indicó que ellos ya no son quienes dictan la agenda del gobierno. Y lamentó que haya países que aún hagan caso a las directrices del organismo.

    A inicios de julio, el FMI informó que su Directorio Ejecutivo aprobó la asignación de 650,000 millones de dólares de DEG del organismo para impulsar la liquidez y las reservas de sus miembros. Para gastar sus DEG, los países tendrían que canjearlos primero por monedas fuertes de base, lo que les obligaría a encontrar un país socio dispuesto a cambiarlos.

    Deuda de México en lo que va del sexenio

    La deuda de México, en su medida más amplia, aumentó cinco puntos del Producto Interno Bruto (PIB) desde la victoria de López Obrador en el 2018 hasta el quinto mes de este año, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

    En julio del 2018, cuando se llevó a cabo el proceso electoral en donde AMLO fue electo presidente de la República, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) —la medida más amplia de la deuda— se ubicó en 42.7% del PIB.

    En tres años, la deuda creció e, incluso, en el 2020 superó 50% del PIB ante el impacto que tuvo la pandemia del Covid-19 tanto en el crecimiento de la economía mexicana como en la depreciación del peso frente al dólar.

    El precio tope promedio nacional de la semana del 8 al 14 de agosto para el gas licuado de petróleo (LP) será de 23.04 pesos por kilogramo, con lo que se incrementa en 0.6%, en contraste con los 22.91 pesos por kilo que implementó la semana pasada la Comisión Reguladora de Energía (CRE), aumentando así 12 centavos por kilo en promedio nacional el precio de este combustible que utilizan alrededor de siete de cada 10 hogares.

    Y es que como lo estableció en su Acuerdo de Precios máximos siguiendo las instrucciones de la Directriz de Emergencia de la Secretaría de Energía, la CRE tomó los precios spot del mercado Mont Belveiu de Estados Unidos de la quincena anterior y resulta que entre el 26 de julio y el 2 de agosto, el precio del propano (que constituye mínimo 60% del compuesto) aumentó en 0.5% para llegar al 1.095 dólares por galón el 2 de agosto.

    Sin embargo, además de estos ajustes a las fórmulas de las 145 regiones no sólo obedecieron a esta variación internacional, sino que se realizaron ajustes que resultaron en mejores y peores condiciones para los distribuidores y los consumidores, según se han ido observando más elementos para la fórmula que considera el IVA, los costos de adquisición de la molécula a Petróleos Mexicanos o a otro importador, los costos logísticos de su reparto, el componente inflacionario que se mantiene durante el año y el margen razonable, según la autoridad, para los vendedores de gas. 

    Por ejemplo, hubo 20 entidades donde el precio promedio entre todas las regiones que las componen aumentó entre 1% y 8%, mientras que Coahuila permaneció en el mismo precio de 22.76 pesos por kilo, pero hubo otros 11 estados donde el precio tope tuvo una baja en comparación con la semana anterior, misma que fue desde 0.4% hasta 8.5% del precio. El mayor aumento porcentual a su precio tope fue para el Estado de México, que en promedio fue de 2.1%, con lo que incluso aumentó en 47 centavos el precio máximo del kilo. Con esto, el Edomex pasó del penúltimo lugar en precios tope más altos al lugar 28. Por litro, el precio promedio de esta semana en la entidad es de 11.84 pesos con un aumento de 25 centavos al tope. 

    En la Ciudad de México el precio tope se incrementó, llegando a 21.78 pesos por kilogramo para la semana del 8 al 14 de agosto. Esto implicó un incremento similar de 2.1% en este tope, con lo que los vendedores tienen un margen de 45 centavos.