El Banco de México (Banxico) tendrá que tomar medidas si la inflación no se reduce a cerca de 5 por ciento durante la mayor parte de lo que queda de 2021, dijo el subgobernador Jonathan Heath, con lo que proporcionó una referencia de cuándo los encargados de la política monetaria considerarían elevar la tasa de interés otra vez.

    Banxico intentaría mantener los costos de endeudamiento en 4.25 por ciento hasta que la Reserva Federal de Estados Unidos comience a subir su propia tasa, pero que pueda hacerlo dependerá de la inflación, comentó Heath en un pódcast con economistas de Banorte.

    La semana pasada, los encargados de la política monetaria sorprendieron a los 23 economistas encuestados por Bloomberg al elevar la tasa clave en un cuarto de punto porcentual por primera vez desde 2018, y advirtieron contra las expectativas de aumento de las expectativas de inflación y efectos secundarios sobre los precios.

    Su decisión, que se dividió entre los cinco miembros de la junta, se produjo horas después de que la inflación se acelerara a más de 6 por ciento a principios de junio, cuando los analistas esperaban lo contrario.

    “Si la inflación no baja ni siquiera de lo que pensamos que pudiera bajar, mas cerca de 5%, durante la mayor parte del resto de este año, vamos a tener que tomar acciones”, dijo Heath. “Resulta que esta burbuja temporal no está siendo tan temporal. quizás tenemos un problema estructural en el que debamos fijarnos”.

    El banco central, señaló, ha esperado tres años a que la inflación converja hacia su objetivo. Dado que hay nuevos problemas con la fijación de precios que no se vieron el año pasado, sería necesario reevaluar cuánto más podría esperar el banco para esa convergencia. Heath, quien ha sido considerado como miembro moderado después de votar en decisiones minoritarias a favor de una política monetaria más relajada, parece haber tomado un giro más restrictivo en sus comentarios más recientes.

    Heath dijo que los altos niveles de inflación actuales eran de esperarse con la recuperación económica de México, que podría recuperar completamente sus pérdidas relacionadas con la pandemia para fines de 2022. Pero los choques del lado de la oferta, junto con los altos precios de los servicios debido a la demanda reprimida, han causado que la alta inflación persista.

    Dada la perspectiva actual, la reducción de las tasas está prácticamente descartada, agregó.

    “El mejor escenario sería tener una pausa relativamente prolongada, lo más que pudiéramos tener, y esperar a que la Fed empiece a subir tasas”, indicó Heath. “¿Vamos a poder mantener esa tasa por un tiempo extendido? Pues, esa es la gran pregunta”.

    La reactivación económica en el país permitió que en los últimos doce meses la recuperación de 86 por ciento de las empresas formales, principalmente de los sectores de la construcción y del comercio, que se perdieron a causa de la crisis originada por la pandemia de Covid-19.

    El número de patrones registrados en el IMSS cayó en 9 mil 984 entre abril y mayo del 2020, y desde junio de ese año hasta mayo de 2021 el número de patrones se elevó en 8 mil 607, con lo que ya se recuperaron casi 9 de cada 10 de los negocios que cerraron sus puertas.

    El número de patrones registrados en el IMSS al cierre de mayo de este año fue de un millón 6 mil 374.

    Los patrones en el sector de la construcción son los que registraron un mayor aumento en los últimos doce meses, con 5 mil 680, y representan el 65 por ciento del total. Le siguen las empresas del sector comercio, con 3 mil 64.

    Por tamaño de empresa, la mayoría de la recuperación es en las que tienen de 1 a 5 trabajadores, con 4 mil 702, seguidas de las firmas de 6 a 50 empleados, con 2 mil 864.

    “La recuperación básicamente es producto de dos cosas; la primera es que durante la pandemia las mayores pérdidas fueron pequeños patrones y lo que se está viendo es la reactivación de este tipo de tamaño de empresas”, apuntó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

    Explicó que luego de un año, no necesariamente son las mismas empresas las que están reactivando sus operaciones, sino que probablemente es gente que cerró su empresa, y ahora la están registrando ante IMSS bajo otra denominación o son personas que perdieron su empleo y están emprendiendo en un nuevo negocio.

    Agregó que la segunda causa tiene que ver con la recuperación económica generalizada, ya que existe un mejor entorno para los negocios, sobre todo en áreas de comercio y una segunda instancia son las actividades con la actividad industrial.

    “La reactivación de actividades debido a la baja en la propagación del Covid-19 ha permitido que reabran la mayoría de los negocios formales, aunque sea de manera parcial”, explicó Miguel González, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas (CEFI) de la UNAM.

    Consideró que debido a que las empresas aún no recuperan al 100 por ciento su ritmo de actividad, la reactivación no ha sido igual en el empleo, además de que habría que esperar modificaciones en el mercado laboral por la aplicación de tecnologías digitales que son una secuela del confinamiento.

    Hacia delante, dijo, los niveles de los patrones se restablecerán a los niveles prepandemia y luego avanzará conforme se reactive la inversión.

    “Hasta ahora los programas de inversión convenidos entre el gobierno y la inversión privada apuntan hacia la infraestructura que tiene un buen efecto multiplicador en el consumo”, dijo.

     

    Riesgo por rebrote de virus

    “El proceso de reactivación y el manejo de la pandemia han sido los catalizadores más importantes que han dado lugar a la recuperación de los patrones ante el IMSS. Con la reapertura económica y mejores semáforos epidemiológicos están permitiendo incrementen las operaciones, aumentando la demanda, lo que ha detonado un mayor número de contrataciones de empleados”, señaló Carlos Hernández, analista sénior de Masari Casa de Bolsa.

    “Esperamos que la recuperación continúe, pero hay algunos elementos que podrían afectar esta situación, como nuevos brotes de contagios e incluso variantes que pudieran afectar el crecimiento y la creación de nuevas empresas”, agregó.

    Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Ve por Más, indicó que la actividad económica ha estado repuntando y con ellos las expectativas para los negocios van mejorando, y el panorama es favorable mientras que se vayan retirando las restricciones sanitarias.

    En los últimos meses, dijo, el entorno económico ha sido más favorable por lo que muchos negocios o patrones empiezan a reactivarse mejorando el empleo, la producción y el consumo.

    Adelanto que es posible que sigan aumentando los patrones, “sin embargo hay riesgos latentes por una nueva ola de contagios en algunas entidades. Además, la falta de apoyos económicos en las empresas que fueron afectadas por la pandemia, provocarían el cierre total o permanente de negocios, e inclusive pueden tardar mucho en recuperarse”.

    El número de patrones en el sector servicios y de la industria de la transformación muestra el mayor rezago en la recuperación.

    Luego de que la semana pasada el Banco de México (Banxico) sorprendiera con un aumento de 25 puntos base en la tasa de interés, los analistas ajustaron sus pronósticos, y prevén que en este año la tasa cierre hasta en 5.25 por ciento, 100 puntos más que su nivel actual.

    JPMorgan espera que Banxico realice tres alzas más de 25 puntos base, en las reuniones de agosto, septiembre y noviembre, para finalizar el año en 5.0 por ciento.

    “Pensamos que ahora la tasa de política monetaria va a llegar a 5 por ciento este año; actualmente está en 4.25 y el próximo año podría llegar al 5.5 por ciento, ya en el contexto en el que en el 2022 nos vamos a acercar al inicio del ciclo de alzas en Estados Unidos”, indicó Gabriel Lozano, economista en jefe de para México y Centroamérica de la firma, en un podcast organizado por Biva.

    ¿Caímos al bache o al pozo… otra vez?

    Banorte consideró que el banco central dio inicio al ciclo restrictivo, y elevó su pronóstico para la tasa al cierre de año a 5.25 por ciento, desde el 4.5 por ciento previo.

    “En específico, creemos que ha iniciado un ciclo de alzas, esperando alzas de 25 puntos en las cuatro reuniones de política monetaria programadas para este año, por lo que terminaría el 2021 en 5.25 por ciento”, indicaron.

    Joan Domene, economista sénior de Oxford Economics, indicó que la decisión de la autoridad monetaria sorprendió al consenso, y ahora espera que a partir de septiembre se den más alzas, por lo que la tasa de referencia cerraría este año en 5.25 por ciento.

    Una situación similar vislumbra Barclays, ya que especialistas de la firma vislumbran que para el último cuarto de este año la tasa de Banxico cierre en 5.25 por ciento.

    Para Capital Economics es muy probable que este año la tasa cierre en 5 por ciento, lo que implicaría que se acumulen alzas por 75 puntos base en lo que resta de este año, mientras que, para el primer cuarto del año entrante la tasa objetivo se ubicaría en 5.25 por ciento.

    Por su parte, analistas de Citibanamex indicaron que la tasa de referencia vería otro ajuste de 50 puntos al alza, para cerrar este año en 4.75 por ciento, y la cual se mantendría sin ajustes en todo el 2022.

    “Aunque Banxico considera que los choques que han incidido en la inflación son de carácter transitorio, también justifica el alza argumentando que la diversidad, la magnitud y la duración del horizonte de las perturbaciones pueden implicar riesgos para el proceso de formación de precios. Ahora, anticipamos otros 50 puntos en aumentos a la tasa en 2021 para cerrar en 4.75 por ciento y ningún ajuste en 2022”, detalló la institución financiera.

    Analistas económicos de Scotiabak, CI Banco y Banco Base, prevén que el banco central efectúe en el resto del año solo un ajuste más a la tasa de interés de referencia, de 25 puntos base, para que al cierre de 2021 se ubique en 4.5 por ciento.

    Reuters.- El peso se aprecia este viernes por quinta jornada consecutiva y alcanza su mejor nivel en dos semanas impulsado por la decisión de política monetaria del Banco de México la víspera, en la que elevó a 4.25% su tasa de referencia.

    La moneda local cotiza en 19.7140 por dólar, con una ganancia del 0.69% frente a los 19.8505 pesos del precio de referencia de Reuters del jueves. En la semana, el peso acumula una apreciación de 4.57%.

    “(La decisión del Banco de México) ayudó a consolidar las ganancias del peso y a que rompiera hacia abajo el nivel psicológico de los 20”, dijo Jorge Gordillo, director de análisis de CI Banco.

    El experto añadió que el peso podría tener “un verano más tranquilo”, sin embargo, advirtió que su desempeño dependerá de la percepción sobre los siguientes pasos del banco central de Estados Unidos, así como del empleo e inflación de ese país. 

    México fue el noveno país del mundo que recibió mayor cantidad de inversiones extranjeras durante 2020, lo que representó una mejoría respecto al catorceavo lugar que se obtuvo en el ranking de 2019, reveló un reporte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

    Este resultado toma relevancia ya que, debido a la pandemia del Covid-19, los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) se redujeron en un 35 por ciento a nivel mundial, al pasar de 1.5 a 1 billón de dólares.

    A pesar de la mejoría que se presentó en el ranking general, el país no fue inmune a las adversidades que generó la pandemia, ya que los flujos foráneos que recibió México fueron 14.7 por ciento inferiores a los observados en 2019, ya que durante ese año el país captó 34 mil millones de dólares, mientras que un año después, la cifra ascendió a 29 mil millones de dólares.

    Para Jesuswaldo Martínez, investigador económico del Instituto Belisario Domínguez, la entrada de México al Top 10 se debió más a que otros países sufrieron importantes caídas en su recepción de IED, “por lo que lo más destacable del reporte de la dependencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es que México supo contener mejor la situación que otros países”, indicó.

    Detalló que hubo economías que registraron importantes desplomes en la recepción de IED, “las inversiones extranjeras en Brasil cayeron alrededor de 60 por ciento, en Estados Unidos disminuyeron en 40 por ciento y en China, la caída fue de 5 por ciento”, indicó.

    Por otra parte, Jorge Molina Larrondo, especialista en políticas públicas y comercio internacional del Tec de Monterrey, explicó que la lectura del reporte de la UNCTAD se debe tomar con cautela, ya que solo un 22 por ciento de las inversiones extrajeras registradas ante la Secretaría de Economía fueron catalogadas como nuevas inversiones, mientras que el 55.4 por ciento fueron reinversión de utilidades y otro 22.6 por ciento fueron cuentas entre compañías.

    “Durante la pandemia, el Gobierno federal no apoyó al sector privado, por lo que las empresas extranjeras que operan en México se enfrentaron a créditos escasos y caros, y como sus ventas estaban muy restringidas y escasas, encontraron como única alternativa recurrir a los fondos de su propia cartera y su empresa matriz en el extranjero”, señaló.

    De esta forma, las inversiones extranjeras que recibió México durante el año pandémico se destinaron a mantener las operaciones de las empresas que ya estaban instaladas en el país, pero no hubo el anuncio de nuevos grandes proyectos, agregó Larrondo.

    Sin embargo, como punto a favor, el especialista agregó que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) otorgó certeza jurídica y certidumbre, lo que propició un ambiente de tranquilidad para que las empresas sigan confiando en el país.

    Recuperación en puerta

    Luis Güemez, docente de la CETYS Graduate School of Business, señaló que México fue atractivo para la recepción de IED en 2020, lo que será una buena señal hacia el futuro, y recordó que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ubicó a México dentro del Top Ten de naciones que recibieron mayor IED durante 2020.

    “Si bien, la pandemia de Covid-19 ha provocado diversos efectos negativos en la economía global, decrecimiento, índices altos de inflación e incluso deflación, ser parte de este Top Ten es un aliciente para la recuperación económica del país, pero se necesita un ecosistema favorable para la inversión y Estado de Derecho”, indicó Güemez.

    Agregó que la entrada de México al Top Ten se debió a la crisis económica en un sistema globalizado y a las estimaciones financieras a gran escala.

    Los países que superaron a México fueron Estados Unidos (156 mil millones de dólares), China (149), Hong Kong (119), Singapur (91), India (64), Luxemburgo (62), Alemania (36) e Irlanda (33).

    Las tendencias de la IED en 2020 variaron significativamente según la región. Las regiones en desarrollo y las economías en transición se vieron relativamente más afectadas por el impacto de la pandemia en la inversión en actividades basadas en recursos e intensivas en cadenas de valor mundiales.

    Las asimetrías en el espacio fiscal para el despliegue de medidas de apoyo económico también generaron diferencias regionales.

    Los flujos de IED hacia Europa se redujeron en un 80 por ciento, mientras que los de América del Norte cayeron de forma menos pronunciada (40 por ciento).

    La caída de los flujos de IED en las regiones en desarrollo fue desigual, con un 45 por ciento en América Latina y el Caribe y un 16 por ciento en África.

    Por el contrario, los flujos hacia Asia aumentaron un 4 por ciento, siendo Asia oriental la principal región receptora, que representó la mitad de la IED mundial en 2020.

    La UNCTAD estimó que este año podría haber un panorama más alentador, ya que los flujos foráneos a nivel mundial se podrían elevar entre 10 y 15 por ciento. Esto todavía dejaría a la IED un 25 por ciento por debajo del nivel de 2019.

    “Las perspectivas son muy inciertas y dependerán, entre otros factores, del ritmo de recuperación económica y la posibilidad de recaídas pandémicas, el impacto potencial de los paquetes de gastos de recuperación sobre la IED y las presiones políticas”, dijo la dependencia de la ONU.

    El precio de referencia del gas natural Henry Hub llegó a cotizarse en 3.3 dólares por millón de BTU durante la semana pasada, lo que representó su nivel más alto desde febrero de este año, según datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos.

    En febrero, Texas registró heladas que congelaron ductos por donde se distribuye gran parte del gas natural que importa México para generar electricidad, lo que derivó que el precio de este producto alcanzará un precio de hasta 23.86 dólares por millón de BTU.

    Sin embargo, en esta ocasión, las heladas no fueron las responsables de estas alzas, sino lo contrario.

    Eduardo Prud’homme, especialista del sector energético, señaló que la tendencia alcista que se observó durante la semana previa se debió a las altas temperaturas y a la incertidumbre que generaron ciertos movimientos operativos en Estados Unidos.

    “Tenemos un junio mucho más caliente de lo normal, la demanda eléctrica se disparó, hoy en día, estamos viendo que el consumo de gas natural que normalmente se ve en julio, se adelantó a junio, la ola de calor en EU provocó una mayor demanda de aire acondicionado, lo que impactó en el precio del gas”, dijo en entrevista.

    Por otra parte, el especialista destacó que al cierre de la semana pasada, Texas Eastern Transmission Co. (Tetco) anunció una reducción de presión del 20 por ciento en su sistema de 30 pulgadas de diámetro, debido a una solicitud de la Administración de Seguridad de Materiales Peligrosos y Tuberías (PHMSA).

    “Esto significa que vas a poder mover menos gas, Tetco es un sistema muy importante en Estados Unidos y este anuncio hizo que se pusieran nerviosos los mercados, ya que se formó una especie de cuello de botella por un tema de seguridad”, explicó.

    Asimismo, Prud’homme detalló que México también ha influido en el movimiento de precios de este mercado, ya que la demanda de gas natural se encuentra en niveles históricos, detonado principalmente a que la actividad económica del país comenzó a ‘calentarse’.

    Con una amplia estructura y un marcado avance territorial, Morena se posiciona como la fuerza política favorita para ganar y mantener la Presidencia en 2024, estima un análisis de la consultora Integralia.

    Anticipa que, además de las 16 gubernaturas que ya gobernará a partir de este 2021, de las ocho que se elegirán entre este año y 2023, el partido del Presidente ganaría al menos cinco, con lo que contaría ya con 21 gobiernos estatales.

    La firma –que dirige el expresidente del IFE, Luis Carlos Ugalde– considera que “Morena sigue construyendo una nueva hegemonía en el sistema político mexicano, con un avance territorial sostenido. Esto lo posiciona como favorito rumbo a la elección presidencial de 2024”.

    En su balance de los comicios del 6 de junio, advierte que “el dominio territorial de Morena es cada vez más claro. Consiguió 11 de 15 gubernaturas en disputa –tres más de lo estimado–, con lo que gobernará 16 entidades federativas. Además, controlará 52 de los 100 municipios más poblados de México”.

    Se anticipa que “de las ocho entidades que renuevan gubernatura en 2022 y 2023, Morena podría ganar en cinco (todas, excepto Aguascalientes, Coahuila y Estado de México). En este escenario, Morena llegaría a la elección presidencial de 2024 con 21 entidades gobernadas”.

    El análisis expone que “en la Cámara de Diputados, Morena y aliados retuvieron la mayoría absoluta con 281 escaños, pero perdieron la mayoría calificada (2⁄3 partes). No pueden reformar la Constitución sin el apoyo de otros partidos, pero cuentan con los votos para aprobar el presupuesto y una reforma fiscal sin requerir el voto opositor”.

    Afirma que “el PRI será el partido ‘bisagra’ de la próxima legislatura” y que “el PAN se consolidó como la segunda fuerza política del país y como la oposición natural a Morena”.

     

    A pesar de la pandemia, el gobierno de México demostró solvencia de las finanzas públicas y fortaleza macroeconómica, afirmó el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, tras la ratificación de la calificación crediticia de México por parte de S&P.

    La decisión de la agencia, una de las tres más importantes, mantiene la nota “en una cómoda posición”, esto es dos escalones por encima del grado de inversión.

    En tanto, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo que S&P destacó el trabajo del gobierno con el sector privado en la implementación de los dos paquetes de infraestructura, y que resaltó además el compromiso con la prudencia fiscal, una deuda controlada y estable, y con una estabilidad macroeconómica.

    México ‘pasa examen’ de S&P, que ratifica calificación ‘BBB’ con perspectiva negativa

    Sostuvo en Twitter que la ratificación beneficia a la economía mexicana en su totalidad al permitir acceso a financiamiento.

     

    Esta tarde la agencia calificadora ratificó la calificación crediticia para la deuda soberana de México en BBB.

    Hacienda indicó que con esta ratificación se refrenda el grado de inversión del país y se cierra el ciclo de revisiones de las tres principales calificadoras (Moody’s, Fitch y S&P). Además, de que se acumulan siete ratificaciones consecutivas de la deuda soberana en 2021.

    “Standard & Poors ratificó la calificación para la deuda soberana de México en grado de inversión. Con ésta, se acumulan siete ratificaciones de la deuda soberana en la primera mitad de 2021”, destacó Yorio.

    Los precios de los futuros de la madera cayeron este lunes 5.95 por ciento, a 996.2 dólares, extendiendo su caída desde los máximos históricos alcanzados el mes pasado, cuando los aserraderos aumentaron la producción y los compradores retrasaron las compras.

    La caída de este lunes sigue al desplome de la semana pasada, cuando esta materia prima perdió 18 por ciento, la mayor baja para los futuros más activos desde 1986. En total, los precios de la madera han caído casi 40 por ciento desde el máximo histórico alcanzado el pasado 10 de mayo.

    Tal parece que los aserraderos continúan poniéndose al día con la demanda desenfrenada de construcción de viviendas en América del Norte que impulsó un repunte de meses, lo que trajo algo de alivio a un mercado acosado por la escasez de oferta y los aumentos repentinos de precios.

    “La actividad de ayer fue rápida para comenzar, se volvió letárgica y terminó bastante moderada. Había mucha madera disponible en los aserraderos y suficiente ambición para vender. Faltaba la sensación de urgencia de los compradores” señaló William Giguere, quien compra y vende abeto oriental para Sherwood Lumber en Massachusetts.

    Durante la pandemia, muchos compradores se mantuvieron al margen al adquirir solo la madera necesaria. La producción de madera en Estados Unidos ha respondido al repunte de los precios, aumentando la producción en un 5 por ciento durante los últimos 12 meses.

    La compañía Resolute Forest Products invertirá más de 50 millones de dólares para aumentar su producción de madera. Por su parte, West Fraser Timber, el mayor productor del mundo, aseguró que ampliará la capacidad de cinco aserraderos, mientras que su competencia, Canfor Corp, invertirá más de 160 millones de dólares en la construcción de un nuevo aserradero en Luisiana.

    Precios de madera tardarán en volver a los niveles prepandemia

    Sin embargo, aunque los precios de la madera pueden estar retrocediendo desde los máximos estratosféricos, tardarán mucho tiempo en volver a los niveles establecidos antes de la pandemia, según BMO Capital Markets.

    México envía miles de vacunas COVID a Latinoamérica... y líderes sudamericanos ‘elogian’ a AMLO

    “La fuerte demanda, una respuesta de oferta limitada y una curva de costos en aumento apuntan a precios por encima de la tendencia durante al menos los próximos 12-24 meses”, detalló Mark Wilde, analista de BMO.

    El pasado viernes los precios de la madera cayeron 5.6 por ciento, llegando a cotizarse en mil 59 dólares por cada mil pies tablares. Hasta antes del repunte que comenzó a mediados de 2020, los futuros de la madera se negociaban entre los 200 a 600 dólares, rango establecido desde 1992.

    Con la fuerte construcción de viviendas en Estados Unidos que se espera que dure varios años, los precios de la madera probablemente se mantendrán por encima de los 500 dólares por mil pies tablares durante los próximos cinco a ocho años, dijo Scott Reaves, director de operaciones forestales de Domain Timber Advisors.

    La administradora de fondos para el retiro (afore) Pensionissste reveló que distribuyó 870 millones de pesos de remanente de operación a sus afiliados, la cifra es equivalente "al de una empresa privada", aseguró.

    "Los buenos resultados financieros de Pensionissste permitieron otorgar este beneficio a los cuentahabientes y representa un valor agregado, a diferencia del destino dado al sobrante que tiene el sector privado, otras dependencias o proyectos gubernamentales", dijo la entidad en un comunicado.

    Dicho recurso adicional es destinado a la cuenta de ahorro voluntario del cuentahabiente y la reinversión del remanente de operación tiene un impacto positivo en la tasa de reemplazo al incrementarla hasta cuatro puntos porcentuales.

    Para la entrega de este remanente participaron los trabajadores con cuenta individual de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez (RCV) que estuviera activa al 31 de diciembre del año pasado y, además, que no se encontrara inhabilitada por algún trámite como el proceso de unificación de cuentas, traspaso, retiro o saldo cero.

    Aunado a ello, la cuenta debía de mantener un saldo mínimo de 120 pesos y haber recibido por lo menos tres aportaciones bimestrales durante el año previo”, aclaró Pensionissste.

    Por otra parte, la afore que administra los recursos de los trabajadores al servicio del Estado hizo hincapié en que éstos sólo deben de retirar recursos de la cuenta en algún caso imprevisto (como en el caso de estar desempleado).

    En este sentido, la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (Consar) actualizará esta semana los montos de los retiros parciales por desempleo durante el mes de mayo.

    Pensionissste maneja 318,888 mdp

    Al mes de abril, Pensionissste controla un total 318,888 millones de pesos, de acuerdo con la Consar. De dicho monto, 227,865 millones de pesos son bajo el concepto de RCV y 30,021 millones vía Ahorro Voluntario y Solidario.

    Por trabajador registrado, Pensionissste, cuenta con 1 millón 735,946 trabajadores. pero en el total de cuentas administradas el número se eleva a 3 millones 569,197 folios (incluyen cuentas pendientes de ser asignadas).