El 5 de octubre de 2018, se estrenó Venom de Ruben Fleischer protagonizada por Tom Hardy. La película era una de las más esperadas del año, primero porque representó la primera película en solitario para Venom, uno de los villanos más fascinantes de Spider-Man, y porque en 2007 vimos  a un Venom que decepcionó a los fanáticos en SpiderMan 3 en manos de Topher Grace.

Venom rompió el récord de taquilla del mes de octubre (en general, no en ese único octubre) con 80 millones de dólares, cifra que se fue superando durante todo el mes hasta convertirse en un gran éxito de Sony dentro de las adaptaciones de personajes de cómic. Pero ahora ha llegado alguien más para romper ese récord… y se trata de Joker.

Joker de Todd Phillips, protagonizada por Joaquin Phoenix, se estrenó el viernes 4 de octubre de 2019, y los reportes calculan una recaudación de 93.5 millones de dólares, colocándose como la película más taquillera del mes de octubre, y también superando sus propios pronósticos de taquilla para el primer fin de semana.

Estos números son una sorpresa… y no. Sin duda, Joker era una de las películas más esperadas del año por la expectativa que se generó a partir de la llegada de Phoenix al papel de Arthur Fleck, pero sobre todo por el recibimiento de la crítica en su estreno en el Festival de Venecia, donde se llevó el León de Oro y donde se proyectó a Joaquin Phoenix para la temporada de premios, sobre todo para los Oscar 2020.

Sin embargo, alrededor de Joker, se habló de la posibilidad de que el tema y la forma en que se desarrolla el personaje, pudiera incitar a la violencia, sobre todo en Estados Unidos donde hay una ola de violencia con armas de fuego. Algunos cines tomaron precauciones respecto al tema, e incluso, el jueves por la noche de estreno, un cine de California cerró tras recibir una amenaza creíble de ataque. Pero no se ha reportado nada más.

Las preocupaciones se relacionaron al Aurora Shooting (Aurora, Colorado) en el que un sujeto entró a una sala de cine donde se proyectaba The Dark Knight Rises de Christopher Nolan, y comenzó a disparar a la audiencia, dejando un saldo de 12 muertos, incluida una niña pequeña, y más de 70 heridos.

A pesar de esto, y que incluso los protagonistas de la cinta evitaron hablar del tema, la taquilla se superó con más de 90 millones de dólares en su primer fin de semana, algo inaudito por el tipo de película. Warner Bros. se suma un éxito de taquilla con Joker después de los más de 200 millones de dólares que It: Chapter 2, ha recaudado desde su estreno el 6 de septiembre.